1. Pequeño: Colegio Europeo Almazán

• Carmen Carrascosa, coordinadora de Infantil y Primaria: "Un colegio pequeño es muy familiar. El acceso al profesorado es más fácil , la mayoría de los niños vienen andando y se conocen entre ellos, aunque sean de clases y cursos diferentes. La adaptación es sencilla y el colegio se convierte en una continuación de su propia casa. Otra de las ventajas es que el equipo conoce bien la historia personal y académica de cada alumno. Cuando un niño tiene un problema o una dificu tad, rápidamente lo detectamos y convocamos una reunión urgente con los padres y el gabinete psicopedagógico. La relación con los padres es fundamental . Tenemos tutorías diarias y atendemos telefónicamente".

• La opinión de la psicóloga Soledad Sanz: "Los colegios pequeños son los más adecuados si el niño tiene problemas, o durante la educación infantil , pero a los siete años quizá ya no son tan convenientes porque es cuando el niño empieza a necesitar hacer deporte y, en ocasiones, le falta espacio. Un adolescente que crece sin él se está perdiendo algo, sobre todo, en juegos en equipo. Lo bueno es que los niños van a estar muy arropados, de eso no hay duda.



480 alumnos y 36 profesores.
De un año a 2º de Bachillerato.
Telf.: 91 302 07 06.
Web: www.europeoalmazan.com