Con tacón, planas, con cuña, hasta la rodilla, con hebillas, con cremallera, de ante, de charol, de piel... existen multitud de combinaciones y propuestas a la hora de elegir botas para la temporada otoño - invierno

Solo hace falta tener muy claro para qué las queremos, con qué vamos a combinarlas y, por supuesto, nuestro gusto y presupuesto.

Por ejemplo, si lo que necesitas son unas botas para el día a día, lo mejor es que optes por un modelo sencillo, plano o de cuña, liso y en colores como el negro o el marrón, perfectamente combinables. 

Para los días de lluvia, nada mejor que las botas de agua de siempre, que vuelven reinventadas con originales estampados o de llamativos colores, ideales para jeans, o las botas con borrego por dentro, para resguardarse del frío. 

En cambio, si lo que buscas es algo original con el que darle un toque chic diferente a tu look, opta por unas botas con tacón, de color o negras, y en materiales como piel, charol o ante, o que combinen varios tejidos. 

¡Tú decides!