Si no te has ido aún de vacaciones (o si estás en la playa o en el pueblo con tu 'pandilla' de toda la vida) ningún plan mejor que reunir a tus grupo de amigos y celebrar con ellos que el verano es para vosotros. ¿Cómo? Organizando una cena italiana en casa en la mejor compañía. 

Harina, sal, agua, huevo y aceite de oliva son los ingredientes básicos para preparar los mejores platos de una de las cocinas más famosas y reconocidas del mundo: la italiana. Aunque sabemos que en el supermercado puedes encontrar todo tipo de pasta fresca o platos ya preparados, te animamos que seas tú misma la que, esta vez, metas las manos en la masa (y nunca mejor dicho) para preparar deliciosas recetas 100% caseras. Esta es nuestra propuesta:

De entrante, una focaccia de tomates secos con tabla de quesos:

Ingredientes:
4 tomates secos, 175 cc. agua, 50 cc. aceite de oliva, 375 gr. harina, 1 cucharadita de azúcar, ¾ cucharadita de sal fina, 2 cucharaditas de romero picado fino, 1 cucharada de levadura de panadería granulada y salsa de tomate casera, para acompañar.

Elaboración: 1. Remoja los tomates secos, si no están conservados en aceite, durante 10 minutos en agua caliente, para rehidratarlos, escúrrelos, seca con papel de cocina, corta en trozos pequeños y pulveriza el romero.

2. Prepara la masa de pan de la focaccia mezclando en un cuenco grande la harina con la sal, la levadura seca y el azúcar. Haz un hueco en el centro y añade el agua a temperatura ambiente, el aceite, el romero y los tomates secos picados, y mezcla con un tenedor o con las manos, hasta hacer una masa que se despegue de los bordes del cuenco.

3. Pasa a una mesa enharinada ligeramente y amasa unos 10 minutos, hasta que quede una masa elástica y pasa la masa a un cuenco grande limpio y ligeramente aceitado. Cubre con film de plástico y deja fermentar en sitio cálido hasta que duplique el volumen. Cubre con un trapo limpio y deja reposar 10 minutos.

4. Estira la masa hasta hacer una pieza ovalada grande, y coloca con cuidado sobre una bandeja, cubierta de papel de horno. Tapa con un trapo limpio y deja fermentar en sitio cálido unos 40 minutos, o hasta que la masa suba y esté esponjosa. Con el dedo haz pequeñas hendiduras en la masa, vierte un hilo de aceite, espolvorea con sal gruesa o parmesano y hornea a 190º unos 30 minutos.

5. Deja que se temple y ponla en la mesa acompañando una tabla de quesos y patés italianos al gusto de tus comensales.


Espaguetti con frutos de mar:


1. Si queremos comer un buen plato de pasta, mucho mejor si los hacemos nosotros con un set para pasta, con el que podremos crear nuestros espaguetis y modelar la masa de muchas y divertidas maneras: en forma de estrella, de corazón, ovalada, rectangular... 

2. Mientras cuece la pasta en una cacerola con un chorrito de vino blanco y una taza de caldo de pescado, en otra sartén saltea gambones, mejillones y almejas con un par de dientes de ajo en láminas muy finas, y dos cayenas secas. 

3. Una vez esté todo cocinado, escurre los espaguetti y mézclalos con los frutos de mar en la misma sartén donde cocinaste estos, para que cojan todo el sabor. 

4. Espolvorea con parmesano rallado en el momento, y añade unas notas de pimienta molida y hierbas aromáticas.

El aperitivo, tómalo con un Lambrusco, fresco y ligero, y pasa a un Chianti tinto para acompañar la pasta. De postre, nada más apropiado para el verano que un helado italiano artesano. Sondea a tus invitados para elegir los sabores a su gusto y... 

Encuentra todos los utensilios de cocina que necesitas y los mejores ingredientes en El Corte Inglés. ¡Será una velada inolvidable!