Paloma Sainz, Hillary Clinton y Ségolène Royal nunca se han visto en persona, pero sus dobles del mundo virtual de “Second Life” han quedado varias veces para cambiar impresiones. Todo empezó cuando Sainz, candidata a la alcaldía de Oviedo por el Partido Socialista, decidió jugar la carta de los jóvenes a través de un blog, un programa electoral en forma de cómic y una oficina electoral en “Second Life”, desde la que quiere impulsar políticas de conciliación.

Ella es la primera política española que ha ofrecido un mitin en internet. Bueno, no fue ella exactamente, sino su avatar, el personaje que la representa. “El primero que me habló de “Second Life” fue mi hijo –dice la candidata, de 45 años–. Al principio me pareció muy complicado. Los chavales mueven muy rápido su avatar y a mí me costó un poco”. Dio sus primeros pasos con un personaje llamado Candi (de Candidata). Bajo este alias probó algunos looks atrevidos, pero, cuando le cambió el nombre por el suyo propio, la vistió más formal.

Las consecuencias fueron inmediatas: si el mundo es un pañuelo, el espacio virtual es un dedal: “El equipo de Ségolène Royal se puso en contacto con nosotros. Hillary Clinton, Royal y yo nos hemos visitado en nuestras sedes”. Ahora dedica unas horas diarias a contestar preguntas en su oficina ciudadana virtual. Y, por si todo esto fuera poco, “Second Life” le ha acercado a sus hijos: “El salto generacional –dice– se ha hecho más estrecho”.