La autora de Harry Potter jubila al joven mago y millones de niños buscan a su próximo héroe de fantasía. Estas autoras pueden tenerlo en sus manos. Rosa Gil, Care Santos, Maite Carranza y Marta Zafrilla son algunas de las nuevas reinas de la literatura infantil y fantástica. Descúbrelas.

JK. Rowling ha revolucionado la literatura infantil. Tras las siete entregas de las aventuras de Harry Potter, niños de todo el mundo sueñan con cruzar el umbral del castillo de Hogwarts y vencer al maléfico Voldemort. 325 millones de ejemplares de las seis primeras entregas y 11 millones de la séptima en tan sólo 24 horas –y los que quedan– son la prueba de que los niños quieren más. Y ahora que J.K. Rowling se ha ido, ¿quién se lo va a dar?

Que no cunda el pánico. Había vida literaria y fantástica antes de Harry Potter –Tolkien, Ende, Le Guin– y la habrá después. Stephenie Meyer, la autora estadounidense de la saga de amor y vampiros protagonizada por Bella, ya tiene un ejército de seguidores. Incluso logró desalojar (durante unas semanas) a Harry Potter de las listas de los más vendidos en EE.UU. La salida al mercado de sus libros se planea concienzudamente. Tras “Crepúsculo”, “Luna Nueva” y “Eclipse”, “Amanecer” llegará a España, oportunamente, en Halloween, de la mano de Alfaguara.

Otra de las herederas naturales de Rowling es la alemana Cornelia Funke, que ha vendido seis millones de libros con las dos primeras entregas de su trilogía “Mundo de tinta”. La protagonista de estos títulos es Meggie, la hija de un encuadernador capaz de dar vida a los personajes de los cuentos. A “Corazón de tinta” y “Sangre de tinta”, se suma ahora “Muerte de tinta” (Siruela). Pero, por mucho que la llamemos “heredera”, Funke no es una recién llegada: lleva firmados 40 títulos y su nombre aparece en la lista de los 100 personajes más influyentes del año de la revista Time.

En España, Laura Gallego ha hecho temblar las cifras de ventas con su trilogía “Memorias de Idhún”, repleta de unicornios, dragones y magos: “La resistencia”, “Tríada” y “Panteón” (SM) han vendido un total de 400.000 ejemplares. Pero estas 2.300 páginas (acompañadas de un mapa que Gallego empezó a dibujar con 16 años y una lista de todas las especies animales y vegetales que animan Idhún) no han saciado a sus lectores. Así que la autora, tras poner punto final a la trilogía, les acaba de entregar “Dos velas para el diablo” (Alfaguara), sobre la hija de un ángel dispuesta a vengar el asesinato de su padre a manos de demonios.

Y hay más nombres: la alemana Angela Sommer-Bodenburg y “El maestro de las sombras” (Destino), la italiana Elisabetta Gnone y su serie “Fairy Oak” (Marenostrum), o la inglesa Jeannette Winterson y “El guardián del tiempo” (Montena). “Todo hace suponer que a la fantasía le queda todavía recorrido entre nosotros –asegura Victoria Fernández, directora de la revista CLIJ, en el Anuario sobre el Libro Infantil y Juvenil 2008 (SM)–. El género tiene mucho tirón y, a juzgar por las ventas, millones de aficionados de todas las edades”.

LA FÓRMULA MÁGICA DEL ÉXITO

Una tierra inventada y poblada de seres mitológicos que estimula la imaginación del lector y le enseña a entender el mundo real desde la metáfora.

• Misterios, enigmas, tensiones... en definitiva, un juego pendiente de resolución que mantiene despiertos el interés y la emoción.

• Héroes con poderes especiales pero muy humanos; es decir, que vuelen pero también se enamoren.

• Un combinado perfecto de fantasía y emoción: personajes que habitan mundos extraños y siguen códigos secretos donde manda la amistad y la lealtad.

• Un héroe masculino nunca falla. Incluso las niñas se sienten identificadas con él, algo que no pasa al contrario.

• Seres de apariencia monstruosa que infunden miedo, pero que tienen en el fondo un gran corazón.

• Argumentos complejos narrados con un lenguaje sencillo, pero elaborado, y fuertes dosis de humor.Una tierra inventada y poblada de seres mitológicos que estimula la imaginación del lector y le enseña a entender el mundo real desde la metáfora.