Repasamos 25 nombres de mujer que este año se colarán en más de una conversación. Todas tienen un importante reto que cumplir en el año que comenzamos

Arriesgada. Edurne Pasabán: 36 años, alpinista

Su reto. Convertirse en la primera mujer en escalar las 14 montañas más altas del mundo. Una hazaña que conseguirá, de la mano del programa de televisión “Al filo de lo imposible”, cuando corone el Shisha Pangma y el Annapurna, los dos “ochomiles” que se le resisten. Tras la muerte este verano de la surcoreana Go Mi-sun, que había conquistado 11 de las 14 cimas en tiempo récord, las dos únicas alpinistas que se enfrentan a su reto son la austriaca Gerlinde Kaltenbrunner (12 cimas) y la italiana Nives Meroi (11 cimas). En 2004 perdió dos falanges en los pies en el descenso del K-2, una amputación que la obliga, desde entonces, a utilizar unas plantillas especiales. Cuando no escala, esta ingeniera técnico industrial y MBA por la Business School de ESADE en Barcelona dirige una casa de turismo rural en Zizurkil, en su Guipúzcoa natal.

Bella. Adriana Lima: 28 años, supermodelo

Su reto. Continuar encabezando el ranking de las 10 top más rentables del mundo, con Gisele Bündchen y Kate Moss, pese a haber estrenado maternidad en noviembre. Con sólo 13 años, esta belleza brasileña, de ascendencia francesa, portuguesa, nativo-americana y caribeña, se hizo con el segundo puesto en el concurso Ford Supermodelo del Mundo. Su salto a la fama se lo debe a la firma de lencería Victoria’s Secret, que hace ya nueve años la convirtió en uno de sus “ángeles”.

Controvertida. Lady Gaga: 23 años, cantante

Su reto. Relevar a Madonna como reina del pop. Al menos, ésa es la ambición de esta neoyorquina que hace cuatro años dejó atrás a la tierna cantante de pelo castaño Stefani Joanne Angelina Germanotta (su verdadero nombre) para convertirse en la provocativa Lady GaGa, el apodo con el que un productor musical la bautizó en alusión a la canción de Queen “Radio Ga Ga”. Acompañada por un piano, que aprendió a tocar con cuatro años, y con sólo dos discos en el mercado, ha logrado que medio mundo tararee sus pegadizas canciones. Su estilo se inspira en el glam de David Bowie o Queen y en Michael Jackson y Madonna. Con cinco nominaciones, es una de las favoritas para ganar un Grammy el 31 de enero.

Díscola. Peaches Geldof: 20 años, modelo y presentadora

Su reto. Mantener su estatus de “it girl” (chica de moda). Hija del rockero Bob Geldof y la presentadora de televisión Paula Yates, se crió en el lujoso barrio londinense de Chelsea. Trabaja como modelo, presentadora de televisión (ha tenido un “reality”) y columnista en The Daily Thelegraph, The Guardian y Elle. Una niña de papá, que también ha probado suerte en la música, como Dj y en el dúo musical Trash Pussies. En el camino, excesos con las drogas, novios de usar y tirar y una agitada vida social que la ha convertido en blanco de la prensa sensacionalista, junto a su hermana Pixie.

Emprendedora. Inmaculada Almeida: 26 años, empresaria

Su reto. Mantener en lo más alto su negocio de agencias de viajes, que creó con 21 años. Un crédito bancario de 18.000 € y grandes dosis de trabajo, entusiasmo y sentido común han hecho posible que en cinco años esta técnica de Turismo haya conseguido crear una red de 320 agencias de viaje en España, Portugal y México. Gracias a su currículum fue finalista del Premio Nacional Joven Empresario 2008.

Filántropa. Melinda Gates: 45 años, responsable de la Fundación Gates

Su reto. Gestionar la mayor sociedad filantrópica del mundo. A diferencia de su marido, Bill Gates, fundador de Microsoft, ella no creció rodeada de privilegios y riquezas. Desde pequeña manifestó un apetito desbordante por aprender; todos los días se fijaba una meta. Licenciada en Informática y Economía, en 1987 entró a formar parte de Microsoft, donde en pocos meses ya dirigía a un equipo de 100 empleados. En 1994 se casó con Bill y a los dos años se retiró para criar a su primer hijo (tienen tres). Unas vacaciones en Zaire y un reportaje sobre enfermedades infantiles activaron sus radares solidarios hace una década. Hoy, el valor de los activos de la fundación asciende a 37.600 millones de dólares.

Glamourosa. Penélope Cruz: 35 años, actriz

Su reto. Convencer a la Academia de Cine norteamericana con su trabajo en “Nine” para alzarse con su segundo Oscar, tras el de “Vicky Cristina Barcelona”, que la convirtió en la primera española oscarizada. Su currículum también incluye tres Goyas, un BAFTA británico y el David de Donatello italiano. Curtida en ballet y danza española, con 12 años empezó a soñar con ser actriz al ver “¡Átame!”, de Pedro Almodóvar. A los 15, protagonizó un videoclip de Mecano y a los 17, “Jamón, jamón”, de Bigas Luna. En el 2000, inició su romance con Hollywood y este año estrena “Sexo en Nueva York 2” y el citado musical de Rob Marshall, con Nicole Kidman y Kate Hudson.

Heredera. Marta Ortega: 26 años, jinete

Su reto. Formarse profesionalmente para llevar las riendas de Inditex, el mayor imperio empresarial de España, que es propiedad de su padre, Amancio Ortega, el décimo hombre más rico del mundo. Ha trabajado en diferentes tiendas del grupo, en Londres, París y Shanghai. Es licenciada en Ciencias Económicas y se prodiga poco en el papel couché, que tanto atrae a otras herederas, aunque se deja ver en competiciones de hípica.

Innovadora. Frances Allen: 77 años, científica

Su reto. Convertirse en la primera mujer en ganar el Premio Turing, el Nobel de la Informática, gracias a sus trabajos en el campo de la optimización de compiladores (programas que convierten el lenguaje informático empleado por el usuario en lenguaje propio del ordenador). Tras completar un máster en Matemáticas en la Universidad de Michigan, se unió en 1957 a IBM, donde diseñó, entre otras aplicaciones, un software para la CIA. En 2002 dejó su despacho en la multinacional y desde entonces, trabaja en favor del acceso de la mujer a la ciencia, especialmente en ingeniería y computación.

Justiciera. Teresa Rodríguez: 51 años, periodista

Su reto. Acabar con el feminicidio que se está produciendo en Ciudad Juárez (México). Teresa lleva 12 años investigando los crímenes producidos en localidad mejicana situada a pocos minutos de El Paso (Texas). Allí se han descubierto, desde 1993, más de 400 cuerpos de mujeres, algunas violadas y mutiladas. La periodista cubanoamericana, ganadora de 11 premios Emmy, empezó a investigar las muertes para un programa de televisión. Sorprendida de que nadie hiciera nada, escribió el libro “Las hijas de Juárez”, en la que apunta teorías como los sacrificios en rituales satánicos, el cartel del narcotráfico de Juárez y hasta corruptos funcionarios mexicanos que encubren a los responsables de estas matanzas.

Kafkiana. Mª José Carrascosa: 44 años, abogada

Su reto. Mantener la cabeza fría en el proceso judicial de tintes kafkianos en el que se ha visto envuelta en Estados Unidos. En aquel país lleva encarcelada cerca de tres años por llevarse a España a su hija Victoria sin el consentimiento de su padre, ciudadano norteamericano. La abogada valenciana siempre ha justificado su actuación por el maltrato al que la sometía su ex marido que, según ella, incluso llegó a envenenarla con el objetivo de quedarse con todo su patrimonio. El pasado mes de noviembre, un jurado la halló culpable de desacato a una orden judicial y de interferencia en la custodia de la niña. Tras este pronunciamiento, el juez ha tenido que emitir una sentencia con la pena que deberá cumplir. Ésta será recurrida durante 2010 por el abogado de Carrascosa. Victoria vive con sus abuelos en Valencia, donde las autoridades se han hecho cargo de su patria potestad de forma temporal.

Líder. Michelle Obama: 45 años, primera dama de Estados Unidos

Su reto. Erigirse en líder de opinión para millones de compatriotas (su popularidad se sitúa en el 64%, mientras que la de su marido ha bajado peligrosamente). Michelle se ha volcado en las familias de los militares, en reclutar mujeres para la reforma sanitaria y en su particular cruzada contra la obesidad, que inició al crear el primer huerto ecológico de la residencia presidencial. Es inteligente, elegante, divertida y ha desembarcado en la Casa Blanca cargada de opiniones. Licenciada en Sociología y Estudios Afroamericanos por la Universidad de Princeton y en Derecho, por Harvard, trabajó en un bufete de abogado, donde conoció a Barack. Ella era abogada y él, becario.

Misteriosa. Åsa Larsson: 43 años escritora

Su reto. Convertirse en una celebridad literaria. “Un día me desperté convencida de que mi vida era un aburrimiento –dice esta abogada fiscal– y me apunté a un curso de escritura”. Åsa aprovechó el año de baja maternal que ofrece el Gobierno sueco, se fue al campo y aceptó un trabajo que le permitía escribir dos horas diarias. Así surgió en 2003 “Aurora boreal”, que apareció en España en mayo y ha vendido más de 110.000 ejemplares en 14 ediciones. Su padre, que era bibliotecario, la inició en la lectura, aunque por cuestiones religiosas no le dejó leer novelas policíacas. De sus cinco obras, dos se han traducido al castellano. La segunda, “Sangre derramada”, aparecerá este mes.

Novata. tendencias/Carla,Bruni,52507,03,2008.html">Carla Bruni-Sarkozy: 42 años, primera dama de Francia

Su reto. Sacar buena nota en su primera incursión en el séptimo arte, de la mano de Woody Allen, que contará con ella para “You will meet a tall dark stranger”, en la que compartirá cartel con Naomi Watts, Anthony Hopkins y Antonio Banderas. Su única experiencia en cine son dos cameos en “Paparazzi”, de Alain Berberian, y en Los Simpson, pero puede pedir consejo a su hermana Valeria, directora y actriz. Carla está acostumbrada a probar nuevos palos desde que a los 19 años dejó los libros de arquitectura para subirse a las pasarelas, que abandonó una década después para volcarse en la música, con la que engatusó al personal, guitarra en mano y cara de niña buena, justo antes de casarse con Nicolás Sarkozy. Su exquisita educación, su elegancia y su carisma la han convertido en la “señora de” que más flashes acapara.

Obstinada. Magonda Mahlangu: 35 años, activista pro Derechos Humanos

Su reto. Defender los derechos de las mujeres en Zimbabwe, a través de la organización Women of Zimbawue Arise (Mujeres de Zimbawue levantaos), que cofundó en 2002 junto a Jenni Williams. Su última lucha contra el aparato judicial del presidente Robert Mugabe comenzó hace un año. Sus reivindicaciones: un Gobierno de reparto de poder entre el primer ministro Tsvangirai y Mugabe, después de que éste venciera en las elecciones de 2008, y comida para sus compatriotas desfavorecidos. Una batalla que continúan, a pesar de sufrir vejaciones y palizas por parte de la Policía presidencial, que las ha encarcelado varias veces. Acaban de recibir el premio Robert F. Kennedy de Derechos Humano 2009, de manos de Barack Obama.

Pionera. Patricia Ortega: 46 años, teniente coronel del Ejército español

Su reto. Convertirse en la primera general de las Fuerzas Armadas españolas. Desde noviembre es la mujer con más alta graduación, cuando tuvo que hacer hueco en su chaqueta para dos estrellas de ocho puntas. Esta ingeniera agrónoma madrileña, con un máster en Ecoauditoría, fue la primera fémina en ingresar en la Academia Militar de Zaragoza, en 1988. Reparte su tiempo entre sus funciones al mando de los equipos de ingeniería de la Dirección de Infraestructura del Ministerio de Defensa y sus cursos de doctorado en Urbanismo y Cuarteles en la Universidad Politécnica de Madrid. Ella representa a las 16.412 mujeres de nuestro Ejército.

Quijotesca. Rita Levi Montalcini: 100 años, neuróloga

Su reto. Mantener un cerebro prodigioso con un siglo de vida, algo a lo que resta importancia: “Gozamos de gran plasticidad neuronal; aunque mueran muchas neuronas, las restantes se reorganizan para mantener las mismas funciones, ¡aunque conviene estimularlas!”. Esta turinesa no se detuvo ni ante Mussolini, que la persiguió por ser judía. En el laboratorio que tenía en su dormitorio descubrió la apoptosis o muerte programada de las células. En 1986 recibió el Nobel por sus descubrimientos sobre el crecimiento y la regeneración de las células nerviosas. Desde hace años, trabaja con su hermana en la Fundación Rita Levi-Montalcini Onlus, que beca a niñas africanas.

Rápida. Shelly-Ann Fraser: 23 años, atleta velocista

Su reto. Rebajar los 10,73 segundos que tardó en correr los 100 metros, en el Campeonato Mundial de Atletismo en Berlín. La jamaicana, a la que llaman “pocket rocket” (cohete de bolsillo) por su estatura (1,60 m), ganó el título después de conseguir el oro en los Juegos Olímpicos de Beijing. Fraser es la tercera mujer más veloz de la Historia, empatada con la francesa Christine Arron y superada sólo por Florence Griffith y Marion Jones. Después de su hazaña, confesó que nunca abandonaría Jamaica para irse a Estados Unidos a entrenar, como hacen la mayoría de los atletas de élite de su país.

Sexy. Megan Fox: 23 años, actriz

Su reto. Saber explotar su despampanante físico para brillar en el mundillo del espectáculo. Consciente de todo lo que rodea a su imagen de mujer sexy, e incluso fría y calculadora, la actriz de Tennessee confiesa que ha creado un “producto” de sí misma para hacerse un hueco en el universo de las celebrities. Este año hará doblete en la cartelera con “Passion play”, un drama ambientado en los 50, y “Jonah Hex”, con Josh Brolin y John Malkovich, pero para la tercera entrega de “Transformers” habrá que esperar a 2011.

Triunfadora. Indra Noopi: 53 años, Presidenta de PepsiCo

Su reto. Dirigir una multinacional que vende 39 billones de dólares anuales y opera en 200 países. Su brillante gestión la sitúa como la tercera mujer más poderosa del mundo, según Forbes. Esta licenciada en Química nacida en India se mudó a Estados Unidos en 1978 para cursar un posgrado en Yale y en 2006 se convirtió en la primera CEO de la compañía nacida fuera de EE.UU. Desde entonces se ha deshecho de las participaciones en cadenas de comida rápida. Su objetivo para 2010 es que el 50% de los productos de PepsiCo sean alimentos y bebidas saludables.

Urbana. Benedetta Tagliabue: 46 años, arquitecta

Su reto. Formar parte de la nueva generación de arquitectos con mayúscula. Tras licenciarse en Venecia, esta milanesa se fue a Nueva York, donde conoció al arquitecto Enric Miralles, su maestro, socio y marido, fallecido hace casi 10 años, con quien se estableció en Barcelona. Ha proyectado el Parlamento de Escocia, el Ayuntamiento de Utrecht o el mercado de Santa Catalina en Barcelona. En mayo admiraremos su proyecto emblemático: el Pabellón de España para la Exposición Universal de Shanghai 2010, que sorprenderá con una estructura de acero y mimbre.

Virtuosa. Pilar Jurado: 41 años, soprano, compositora y directora de orquesta

Su reto. Ser la primera compositora que estrena una ópera en el Teatro Real de Madrid, un sueño que cumplirá en febrero de 2011. En la familia de esta madrileña no existía tradición musical, pero su madre se percató de que tenía aptitudes y con ocho años empezó a estudiar música. Pasados los 40, está dispuesta a comerse el mundo, para lo que no duda en embarcarse en desafiantes frentes –composición, canto, dirección de orquesta y gestión–. Incluso tiene un sello discográfico.

Yeyé. Gwenno Pipette: 28 años, vocalista del grupo The Pipettes

Su reto. Encontrar un hueco en el panorama musical. Su música indie pop de sonido fresco y letras feministas ha sido comparada con bandas de los 60 como The Shangri-Las y The Ronettes. Ex presentadora de televisión, integra esta formación de Brighton junto a su hermana pequeña, Ani Saunders, y Beth Mburu- Bowie. Con una estética yeyé muy marcada, The Pipettes se caracteriza por sus coreografías y sus estribillos.

XXL. Beth Ditto: 28 años, cantante

Su reto. convertirse en un icono del rock independiente (lidera la banda The Gossip), personificando lo “políticamente incorrecto” y con un físico que derriba estereotipos. Esta joven de Arkansas es activista lesbiana, feminista a ultranza y fanática del sexo. Con una voz asombrosamente negra, se ha metido a crítica y público en el bolsillo con cuatro álbumes. Colabora con el diario The Guardian, para el que escribe la columna de consejos “¿Qué haría Beth Ditto?”, y tiene una tendencia irrefrenable a desnudarse en los conciertos. Un filón para la morbosa prensa británica.

Zen. Karma Lekshe Tsomo: 66 años, monja budista

Su reto. Conseguir que las mujeres disfruten de las mismas oportunidades que los hombres. Un desafío para el que considera clave la autoestima del género femenino, algo que intenta conseguir desde la Fundación Jamyang, que diseña programas de educación para niñas y mujeres en el Himalaya. Nacida en Honolulu (Hawai), a los 11 años decidió profesar el budismo y con 43 se ordenó monja. Preside la Asociación Internacional de Mujeres Budistas, y da clases de Teología en California.