mujerHoy

belleza

9 mitos falsos sobre las dietas

¿Es cierto que no se debe beber agua en las comidas? ¿Y que los alimentos crudos ayudan más a adelgazar? ¿Debo eliminar de mi dieta el gluten? Conoce la respuesta de los expertos...

Una mujer, bebiendo un zumo.
Una mujer, bebiendo un zumo. ARCHIVO.

Dietas originales, tablas de ejercicios, tratamientos médico-estéticos... El aluvión de datos sobre nutrición, dietética y fitness que suele producirse cuando se acerca el verano puede hacer que perdamos la perspectiva, pues a veces tenemos a nuestro alcance tanta información que cuesta más detectar los posibles errores. Ni existen los milagros, ni las fórmulas mágicas. Lo que sí existe es la posibilidad de adoptar unos hábitos saludables como rutina que te ayuden a sentirte mejor. En esta línea y, con la ayuda del experto en nutrición Ata Pouramini desvelamos cuáles son los mitos sobre las dietas de adelgazamiento que están más extendidos.

1. Los productos orgánicos ayudan a controlar el peso. Falso en el caso de las frutas y verduras, verdadero en el de la carne. En este último supuesto, si el ganado está alimentado en pastos limpios y se alimenta de forma natural, su grasa será buena. La producción masiva para suministrar carne a toda la población no garantiza, de otro modo, que la grasa que produzca el animal sea saludable. Ni siquiera en el caso de los pollos y pavos.

2. Saltarse las comidas adelgaza. Falso. Puede provocar mayores necesidades de ingesta de alimentos en la siguiente comida y producir un efecto boomerang. Si se hace debe ser controlado. La recomendación de Pouramini es adelantar la hora de la cena para conseguir ayunar durante más horas seguidas, lo que beneficia al organismo.

3. Hay que evitar los productos con gluten. Falso. Esta nueva moda es peligrosísima. Los alimentos sin gluten están indicados para personas con intolerancia al gluten y problemas asoaciados a la celiaquía. Si no los padeces y dejas de consumirlo puedes enfermar por déficit de nutrientes básicos, además de engordar.

4. No se debe beber agua en las comidas. Falso. El agua no aporta calorías y produce sensación de saciedad. No está contraindicada en ninguna dieta adelganzante seria y rigurosa.

5. Los alimentos crudos adelgazan más. Falso. En realidad depende de cada alimento y de la manera que es absorbido. Las verduras cocidas se digieren mucho mejor, ya que son alimentos que contienen moléculas que fermentan en el tubo digestivo. De ahí lo de que las verduras hinchan y producen gases. Algunas más que otras, por ejemplo, repollo, coliflor y pequeñas coles. Al hervirlas, degradamos sus fibras. En el otro lado, lo verde, debe ser ingerido crudo. Valgan como ejemplo , el brócoli y la espinaca, que contienen importantes enzimas que desaparecen con la cocción y que protegen nuestro sistema cardiovascular.

6. Los productos derivados de la soja no engordan y son más saludables. Falso. Los brotes de la soja o la alubia entera son sanos, no el resto. Al contrario, si abusamos de ellos pueden favorecer la aparición de problemas como hipertiroidismo y desarreglos menstruales, ambos causantes del aumento de peso.

7. Los zumos detox sirven para estar bien nutridos y alimentados durante casi toda la jornada. Falso. El organismo necesita un equilibrio entre proteínas, grasas, azúcares, minerales, etc. El detox, esta nueva tendencia tiende a sustituir un menú completo por la ingesta abusiva de los zumos de color. Son un complemento. Con ellos pierdes líquido por su efecto diurético, pero no grasa. Si trituras la cáscara dentro del zumo conseguirás un buen aporte de fibra.

8. Los alimentos integrales no suman calorías. Falso. Sí que lo hacen. Son hidratos de carbono, por lo que engordan, pero son compuestos, mejores que los simples, los presentes en la bollería industrial, por ejemplo. Quiere decirse que no provocan tantos picos de insulina y tanta necesidad de comer para regular los niveles de azúcar en sangre.

9. El aceite de coco, prohibido. Falso. Es cierto que aporta calorías, pero no tanto como se creía. Los triglicéridos de cadena media presentes en su composición activan el metabolismo produciendo un considerable gasto energético. Se ha demostrado su efectividad en la lucha contra la obesidad y contra la grasa abdominal.


Horóscopo