mujerHoy

belleza

Bella Hadid, más que sospechas de cirugía plástica

Un rostro más perfilado y una bajada de peso obraron el milagro: de ser una 'niña mona' a supermodelo. Así ha sido el cambio radical Bella Hadid en los últimos tres años.

Bella Hadid, en 2009 en sus tiempos de amazona y en 2016, antes de desfilar para Victoria's Secret.
Bella Hadid, en 2009 en sus tiempos de amazona y en 2016, antes de desfilar para Victoria's Secret. Archivo/Cordon Press

Si el maquillaje, cumplir años o el perder peso no lo explican... No lo dudes, detrás de ello hay algo más...

Esta vez hablamos de una de las modelos del momento: Isabella Khair Hadid, más conocida como Bella Hadid, debutante en el 'Victoria's Secret Fashion Show' de 2016 en París y 'hermanísima' a su vez de Gigi Hadid.

Y Bella Hadid, haciendo honor a su nombre, cada día que pasa está más ídem... Pero la sombra de una o varias cirugías plásticas está detrás de ella. No en vano, su madre (que también fue modelo) no le ha hecho ascos a un 'retoquito' de vez en cuando.

Pongámonos en antecedentes

Según aseguran los tabloides ingleses, Bella Hadid siempre se ha sentido bastante "insegura" con respecto a su hermana mayor, Gigi. Tal es así que -dicen- un fin de semana cogió la tarjeta de crédito de su multimillonario padre... Y el resto es historia.

"Cuando Gigi empezó a ser modelo la cosa fue a peor", contó un supuesto amigo a 'Star Magazine'. "Se fue a la ciudad a ver a un doctor y ahora está prácticamente irreconocible", remarcaba el susodicho amigo... La credibilidad de la fuente se puede poner en entredicho, pero el cambio radical de Bella Hadid, no.

Así que nos ponemos a indagar... Curiosamente, Bella Hadid está en Twitter desde 2010, pero no hay fotos suyas hasta 2014. Es prácticamente imposible encontrarla en alguna foto entre medias... Si subió alguna imagen, todas han desaparecido misteriosamente.

Pero sigamos. En 2011 Gigi Hadid firmaba por la prestigiosa agencia IMG Models con sólo 16 años y comenzaba una meteórica carrera en el mundo de la moda. Mientras, Bella Hadid se dedicaba en la sombra a su gran pasión: los caballos.

...Pero al mismo tiempo no perdía de vista a su 'hermanísima' con la que (a pesar de lo que se diga) tiene una estrechísima relación. Sin embargo, Bella tuvo que afrontar un duro golpe en 2013: fue diagnosticada con la enfermedad de Lyme.

Una enfermedad que, a la postre, le impediría seguir con su afición por la hípica. A cambio, el mundo de la moda la recibió con los brazos abiertos...

Nariz y labios, para empezar

Aunque, claro está, no todo iba a ser coser y cantar. Pero la 'niña mona', que acompañaba a su madre y a su padrastro a un 'photocall' en 2010 con apenas 14 años, estaba a punto de transformarse...

Llegado 2013, la chica de amplia sonrisa y nariz prominente había cambiado sus facciones radicalmente: adiós Isabella Khair, hola Bella... Así la encontramos en su primer trabajo 'serio' como modelo para la firma Chrome Hearts:

Bella Hadid en su primera campaña de moda en 2013.
Bella Hadid en su primera campaña de moda en 2013.

En las fotos ya se puede apreciar la diferencia entre el 'antes' y el 'después' de Bella Hadid: la nariz aparece más fina y el labio superior es mucho más grueso... Era sólo el comienzo.

Desde entonces, el rostro de Bella ha ido 'evolucionando' (por decirlo finamente) a cada nuevo evento de moda, campaña o alfombra roja que ha contado con ella: su cara se ha angulado, su nariz es cada vez más fina, sus ojos son más grandes y sus pómulos destacan en su rostro.

Bella Hadid preparándose para el 'Victoria's Secret Fashion Show 2016' celebrado en París.
Bella Hadid preparándose para el 'Victoria's Secret Fashion Show 2016' celebrado en París.

Lo más curioso de todo este cambio radical (que también incluye su anatomía) es que, desde que es famosa, rara vez hemos podido ver a Bella Hadid sonriendo y mostrando sus dientes.

...Quizás sea la consecuencia del camino al estrellato.