mujerHoy

belleza

Una técnica alarga la duración del lifting de pecho

Es una malla con material reabsorbible que no requiere retoques posteriores.

Una mujer, palpándose el pecho.
Una mujer, palpándose el pecho. GTRES

La técnica y el material del que hablamos se llama GalaFlex, una malla que actúa como un sujetador interno, manteniendo los senos en su sitio más tiempo del que aseguraba el tradicional lifting. Se trata de una solución para las mujeres que sufren cierto descolgamiento (debido a una variación del peso, a la práctica de deporte, a los embarazos o simplemente al paso del tiempo) pero que no quieren ponerse ningún tipo de prótesis que vaya a añadir volumen y que, sobre todo, en muchos casos requiera una nueva cirugía de revisión o de sustitución.

La ventaja que añade esta malla, realizada con material reabsorbible que no requiere retoques posteriores, es la de aportar una sujeción extra a los liftings convencionales. Normalmente, tras quitar la piel sobrante de los senos, el efecto elevación suele durar un par de años antes de que la piel vuelva a sufrir los efectos de la gravedad. Al introducir la apoyatura extra de esta malla, logramos que el pecho se mantenga más tiempo en su sitio.

Esta idea de la sujeción interior ya se ponía en práctica antes, pero con materiales no reabsorbibles que introducían un alto peligro de infección en el postoperatorio y más allá. La malla GalaFlex se disuelve a partir del año de su colocación, dejando una red de tejido nuevo que es tres o cuatro más fuerte que el tejido original.


Horóscopo