mujerHoy

celebrities

Camilo Sesto. 70 años de un hombre solo

Encerrado en su chalé de Torrelodones, en Madrid, el artista apenas asoma una vez cada tres o cuatro años para recordarnos que fue uno de los más grandes. Camilo puede estar tranquilo: el hombre de los cien millones de discos siempre será para nosotros una sperestrella. Al nivel de su célebre 'Jesucristo Superstar'.

Camilo Sesto durante la presentación de su 'disco definitivo'.
Camilo Sesto durante la presentación de su 'disco definitivo'. gtres.

He tenido muchas veces que responder lo mismo a algunas preguntas de los reporteros: "'¿Quién es Camilo Blanes?' Escucha las canciones de Camilo Sesto. En ellas está dicho casi todo. Claro que de una manera ambigua, llena a veces de sobrentendidos, velando con frecuencia las verdades más profundas".

Así de enigmático se presenta Camilo en su autobiografía. Nos permitimos una sugerencia, por si decide continuarla. "Lo que se ve no se pregunta", era la frase más conocida de Juan Gabriel, con la que respondió a la pregunta de un entrevistador que quiso saber si prefería dormir con hombres. Camilo muy bien podría hacerla suya cuando se le pregunta cuántas veces y por qué se ha operado. La evolución artificial de su rostro habla por sí sola. Sin embargo, él prefiere arrebujarse en la toga de divo inmortal y negar la evidencia. Y le permitimos la desfachatez de mentirnos a la cara.

Hace unos días dio una rueda de prensa en la sede de la SGAE. Flanqueado por María Teresa Campos y José Miguel Fernández Sastrón, quiso celebrar con periodistas españoles y enviados especiales de Latinoamérica, sus 70 años como artista y el lanzamiento del disco definitivo, Camilo Sesto 70.

Llevo una vida tranquila en mi casa de la sierra, disfrutando de la naturaleza"

¿Cómo piensa celebrar su cumpleaños? "Con nadie, no soy de celebraciones. Ya estoy aquí con vosotros y esto me vale. Aunque supongo que se acercarán a mi casa algunos amigos o me llamarán para felicitarme. Llevo una vida tranquila en mi casa de la sierra, disfrutando de la naturaleza. No bebo, casi no fumo, no voy a fiestas y hago una vida muy sana".

Con una dicción mejorable, un etéreo Camilo pareció despedirse de la concurrencia dejando en el aire una posible gira. Su mánager, Eduardo Guervós, lo capeó: "Hoy es un día muy ajetreado como para hacer planes y más tan importantes". Después, Camilo desapareció.

Los orígenes

Camilo Blanes Cortés nació en Alcoy (Alicante) en el seno de una familia trabajadora. Su padre, Eliseo Blanes Mora, era electricista y su madre, Joaquina Cortés Garrigós, trabajaba en casa. Los padres de Camilo ya no viven y poco a poco fueron abandonándolo sus hermanos: Eliseo, José y Chelo, que falleció en enero de 2010.

Camilo comenzó a cantar en pequeñas fiestas de índole familiar y debutó semiprofesionalmente con el grupo Los Dayson versionando a los Beatles y los Bee Gees por la provincia de Alicante. En 1965 participaron en el concurso de TVE Salto a la fama y Camilo decidió buscarse la vida en Madrid. Pasó por Los Gigantes y enseguida fue voz principal de Los Botines. Fue con ellos, apenas cumplidos los 20 años, cuando cambió el apellido de Blanes a Sesto. Camilo decidió ese apellido en una entrevista con Encarna Sánchez a la que acudió con Antonio Morales Junior.

Ambos se parecían bastante físicamente y la locutora le preguntó por qué no se hacía llamar Junior Segundo, a lo que él contestó: "Mejor Camilo Sexto", dado que en su familia había otros cinco Camilos. Y pasó a ser Sesto por evitar un chiste que comenzó a circular ese año en México: "¿Has viajado a Europa y no has conocido al papa Pablo VI? No, pero sí a su sobrino Camilo Sexto".

En 1971, con 24 años y cantando en solitario, consigue su primer éxito, Algo de mí. Su carrera fue en progresión ascendente desde el principio: Festival de la Canción del Atlántico, primer Disco de Oro en Argentina, Festival de la OTI... Y la consagración definitiva, en 1974, con su paso por el Festival de Viña del Mar (Chile) y tres discos de oro consecutivos en Chile, México y Venezuela. Así, con una carrera brillantístima en un tiempo corto, tomó su decisión más celebrada: producir y protagonizar el primer musical representado en España: Jesucristo Superstar. Había nacido el mito.

El lado oscuro

¿Qué músico legendario podría ser Camilo sin un lado extravagante? Pese a que desde prácticamente finales de los 80 vive recluido en su chalé de Torrelodones (Madrid), ha tenido que ver su nombre salpicado por el escándalo. El más mediático, un robo sufrido en 2013 en su chalé, orquestado según dijo por un exrepresentante, y en el que le habrían sustraído 2.500 euros en metálico, joyas, relojes de alta gama y aparatos electrónicos. No podía faltar el detalle kitch: también se llevaron una peluca tras tenerle amarrado durante cuatro horas. Después de la denuncia y consiguiente investigación, nadie fue a la cárcel.

Ese mismo año se durmió ante su señoría durante el juicio al que le llevó el productor Freddy Funes, que le reclamaba 80.000 euros por cancelar un concierto en Panamá y otro en El Salvador. En 2014 se supo que estaba en litigios con un exproductor, Pedro Rodríguez Almeida, que fue detenido por el asalto al chalé y que el reclamaba medio millón de euros en atrasos. Ante estos vaivenes judiciales, se ha especulado si Camilo no atravesaría una crisis financiera.

Hemos sondeado sus cuentas hasta donde los registros nos lo permiten y no vemos indicios de tal agujero económico. El cantante constituyó en 1990 la sociedad Torrepeñote SL, cuyo objeto son actividades de grabación de sonido y edición musical y de la que fue administrador único hasta julio de 1998. Su capital social es de algo más de medio millón de euros y su activo total está en los 833.664 euros. En 2002 constituyó Camilo Ediciones Musicales SL, con el mismo objeto y al frente de la cual, desde hace un par de años, figura Cristóbal Hueto. Su activo es de 324.918 euros y su capital social, 6.000. No hay señales de pérdidas.

Los amores de Camilo

Pese a que casi todas sus canciones hablan del amor, la vida privada de Camilo es un misterio. En su apogeo físico le colgaron algunas supuestas relaciones, entre otras, Marcia Bell, Andrea Bronston y Blanca Estrada. Nunca confirmó. También se habló de un idilio con Lucía Bosé. El affaire habría sucedido poco antes de saltar a la fama su hijo Miguel, por lo que también podría haber sido una operación de marketing. Sí tuvo una relación con la periodista mexicana Lourdes Ornelas Soto, de la cuál nació su hijo, Camilo Michel Blanes. Camilo tardó casi un año en reconocerlo.

La relación entre padre e hijo actualmente no es estrecha, pese a que estuvieron considerablemente unidos. Se comunican diariamente mediante Internet, aseguró su representante en una entrevista. De hecho, se lo trajo consigo a España cuando era un niño, -conócelo aquí- vivieron juntos en Miami y, aunque le costó darle su aprobación, acabó apoyándolo en su carrera musical. El joven trata de abrirse camino en México, donde en 2013 publicó el álbum Perdóname.

Norberto Lázaro hizo caja hace tres años paseando por algún plató la existencia de unos presuntos vídeos comprometidos. Este señor cubano fue su asistente y, tras un robo perpetrado en casa de Camilo Sesto, aprovechó para divulgar su intimidad compartida: "Mi pasado está vinculado al sexo y conozco a Camilo a través de esa vía. A él no le interesa mi pasado y creo que le gusta. Nos conocimos por Internet a través de una página de contactos pero asumió mi pasado desde el principio. Fuimos vinculándonos y me dijo que prefería que le hiciera compañía y que me daría una cierta estabilidad y mi espacio". El recorrido de este sujeto fue efímero.

Hoy Camilo vive solo, refugiado en la pintura y la lectura, echando de menos a su amigo y vecino Junior y sin más amor que el de la naturaleza que le rodea.

Seguro que también te interesa...

Camilo Sesto 'estrena cara' a golpe de cirugía estética

Camilo Sesto niega haberse operado y echa la culpa al maquillaje

Camilo Sesto, el último muerto en Twitter