mujerHoy

celebrities | Entrevista

Mario Casas

Actor

Rodando una escena íntima no se puede ligar

Mario Casas en el evento en el que recibió el premio.
Mario Casas en el evento en el que recibió el premio. getty.

Asegura que no llegan demasiados proyectos, pero lo cierto es que tiene dos películas a punto de estrenar. Hablamos con él, en el Festival de Sitges, de eso y de su relación con Berta Vázquez.

A Mario Casas le escuece como un jersey de esparto, y como a la inmensa mayoría de actores y actrices, entrar en respuestas íntimas. Pero es profesional y tampoco las rehúye. Juega a hacerse el distraído con el cierto aire de inocencia que sus 30 años le permiten. Aunque está bregado. Por segunda vez visitó el Festival de Sitges, en esta ocasión, para recibir el premio Bacardí Sitges al Espíritu Indomable, donde nos atendió.

Corazón ¿Cuánto ha cambiado desde que pisó el Festival de Cine Fantástico por primera vez?

Mario Casas Imagínate, era un renacuajo que presentaba Carne de neón, una película del gran Paco Cabezas.

Corazón No tan renacuajo, hace seis años y era ya su quinta película, aunque el tiempo pase muy deprisa. ¿Le queda algo de indomable?

Mario Casas Agradezco mucho este premio pero yo ya tengo poco de indomable. Lo fui, pero ahora estoy domado. Quizá por la edad, las experiencias vividas… No es que haya cambiado mucho, pero sí estoy más tranquilo, por el trabajo sobre todo. Eso sí te cambia la vida.

Corazón Viene de presentar el lanzamiento en DVD de la película 'Los 33', en la que se reencontró con Antonio Banderas. ¿Cómo fue ese momento?

Mario Casas El reencuentro con Antonio ha sido muy bonito. Es un tío transparente, natural, que ha llegado tan lejos también en parte por su forma de ser. He aprendido mucho de él. Sorprende encontrarte con grandes actores que son como nosotros.

Corazón Viendo su filmografía comprobamos que es un habitual del director Álex de la Iglesia. ¿No cree que ya empieza a ser necesario un reconocimiento como 'chico De la Iglesia'?

Mario Casas Pues quizá sí, porque yo estoy orgullosísimo. Poder trabajar con los grandes de nuestro país me hace muy feliz. Ojalá Álex me siga llamando, porque me ha aportado mucho y me ha dado a conocer dentro de la comedia. Él me deja (risas). Me suele ofrecer personajes de lo más variopintos.

Corazón ¿Echa de menos trabajar en la televisión?

Mario Casas Sí, pero no se ha dado. Hasta ahora me han atrapado más los proyectos de cine. Ahora mismo, viendo las propuestas que llegan, que tampoco son muchos, y no por la crisis, hace tiempo que es difícil sacar pelis adelante. Pero sí me apetece hacer tele.

Corazón El 6 de enero estrenará Contratiempo y el 24 de marzo, 'El bar'. Un 'thriller' y una comedia. ¿En qué género se siente más cómodo?

Mario Casas A mí me encanta el terror. Es el que más me gusta y en el que mejor me lo paso, pero lo más importante es un buen guion, eso es lo que te atrapa.

Corazón ¿Qué se ha encontrado más en la profesión: personas trabajadoras o divos?

Mario Casas Lo cierto es que hay muchas leyendas urbanas. Cuando he trabajado fuera, con actores muy reconocidos, de veras que son personas normales y naturales.

Corazón ¿Da rabia o envidia cuando alguien se lleva un papel que usted deseaba?

Mario Casas Generalmente en los 'castings' hay muchos actores con una capacidad interpretativa de la que podemos estar orgullosos. Si el trabajo no sale y se lo dan a otro es el destino. Te puede picar, pero pasas página.

Corazón El destino lo llevó a 'Palmeras en la nieve' y allí conoció a su pareja, la también actriz Berta Vázquez.

Mario Casas Estoy muy contento con el destino, la suerte y el trabajo. A veces te traen cosas bellas.

Yo ya tengo poco de indomable"

Corazón ¿Qué balance hace de estos dos años con Berta?

Mario Casas ues el mismo que pueda hacer cualquier otra pareja. Hay que naturalizar.

Corazón Pero ser actor y actriz conlleva muchas diferencias. Por ejemplo, las escenas de pasión que protagonice su pareja. ¿Cómo se llevan?

Mario Casas Esas son las preguntas que nos hace la prensa, pero al final… Si es que es lo mismo, no hay diferencias, porque sabes que es trabajo. Tú tienes una escena íntima, pero con 20 personas mirando. En ese momento no creo que vayas a ligar. ¡Lo harás en otros, no con tantos ojos mirando!

Corazón Que se lo digan a Jennifer Aniston cuando Brad se fue con Angelina durante el rodaje de 'Sr. y Sra. Smith'.

Mario Casas Bueno, pueden pasar muchas cosas. Como cruzarte con alguien por la calle y enamorarte a primera vista. Si uno se plantea ese tipo de cosas… pero estás trabajando. Me parecería un error darle vueltas a algo que no tiene sentido.

Corazón ¿Ayuda que su pareja sea colega de profesión?

Mario Casas No me planteo esas cosas. Mi vida es la que es. Conoces a tu pareja por trabajo y para qué me voy a plantear otras cosas. Eso lo hacéis vosotros pero yo, ¿para qué? ¿Si no fuese actriz y fuese carpintera? (risas).

Corazón Digamos que compartir sueños quizá une más.

Mario Casas Eso sí, une. Cuando llegas a casa si ella o yo estamos haciendo una peli, hay un entendimiento, sabemos de lo que estamos hablando. Ahora, imaginarme si hubiese sido enfermera...

Corazón ¿Tiene celos de que su hermano pequeño Óscar tenga más seguidores en Instagram que usted?

Mario Casas (Silencio pensativo) ¡No tiene más seguidores que yo! (risas).

Corazón Era una pregunta trampa. Se lo ha pensado, ¿eh?

Mario Casas Sí, sí. Ojalá los tenga. Lo quiero con locura. Él ha empezado ya en esta profesión. Está rodando una serie y ojalá lo consiga, que seguro que sí. Estas generaciones vienen pisando muy fuerte y me da mil vueltas. Tiene un enorme fondo.

Corazón ¿Les ayudan a los actores las redes a controlar su imagen?

Mario Casas Si tú publicas algo de tu vida, hablando por ti, que en la foto sales tú y un momento que vives, evidentemente eso tiene muchísima más fiabilidad que si escriben por ti o te fotografían desde lejos. A mí no me hace falta desmentir. Lo contaba el otro día con lo de Froilán, el hijo de la Infanta Elena.

Corazón Ilústrenos...

Mario Casas Salió una noticia a principios de este verano, según la cual yo era el invitado sorpresa en una discoteca por su cumpleaños, y no era cierto. Al final, el 95% de las cosas no suceden así, por más que haya una foto. No era real. Se dijo y se redijo, y simplemente es que yo coincidí en la mesa de al lado.