celebrities | Entrevista

Daddy Yankee

cantante

Me dispararon en las piernas y mi vida cambió totalmente

Jota Abril junto al cantante
Jota Abril junto al cantante Alberto bernárdez

El rey del reguetón ha pasado por nuestro país con una gira que le ha dejado tiempo para visitar a los niños de la Unidad Oncológica del Hospital de la Paz.

Me proponen entrevistar a Daddy Yankee, el máximo exponente del reguetón. No es mi música de cabecera, pero me llama la atención conocer al que es sin duda el hombre del momento.

Lleva ya un tiempo siéndolo, pero ahora salta de las listas a los medios, después de hacer mover las caderas al más crítico cada vez que suena eso de Despacito, ya saben. Ya les adelanto que he quedado sorprendido. Con 40 años recién cumplidos, casado y con tres hijos, Ramón Luis Ayala Rodríguez –así se llama– es un tipo con los pies en el suelo y una energía positiva que reparte con su sonrisa a todo el que se acerca. Tiene historias que contar. Unas duras, otras de trabajo y esta última de recompensa: el éxito.

Nadie le ha regalado nada y ahora maneja cifras que ya son parte de la historia de la música. Para la entrevista me dice que les recomiende la canción Shaky Shaky, uno de sus grandes éxitos. Aten las caderas y no suban mucho la música. Acaba de llegar a nuestro país para una intensa gira que ha llamado #TamoEnVivo.

Corazón ¿Cómo ha sido el recibimiento en España?

Daddy Yankee Increíble. Es la primera vez que tengo la oportunidad de que España me conozca a este nivel. He venido más veces y he hecho giras, pero esta vez es diferente. Los medios están volcados conmigo. También la gente española a través de las redes sociales y los conciertos. Estoy viviendo momentos maravillosos.

C. ¿Antes no era así? ¿Cómo has vivido ese cambio?

D. Y. Otras veces ha sido diferente. Venía a cantar reguetón a la gente que lo vivía. Ahora lo baila medio mundo. Ahí es cuando te das cuenta que todo va como tiene que ir. Recibes más cariño, más atención… España es muy de verdad, muy real. Siempre digo que este país o te ama o te vomita. Esa sinceridad, sin bullshiteos, me encanta. Y la aprecio mucho.

C. No siempre ha sido tan fácil. ¿De dónde viene Daddy Yankee?

D. Y. No. No ha sido nada fácil. Soy de Puerto Rico, de una familia humilde en un barrio complicado. Yo iba para jugador de béisbol. Era una promesa en las grandes Ligas, pero hubo un incidente en el que me vi envuelto, sin ser yo la persona que buscaban. Me dispararon en las piernas y mi vida cambió totalmente. Además, fui padre con 17 años y me hice hombre a la fuerza.

C. Tuviste que cambiar los planes…

D. Y. Sí, totalmente. Yo quería estudiar y hacer una carrera deportiva, pero no pudo ser. Tenía que llevar dinero a casa y me centré en la música. Empecé a cantar, pero hacía música en la que nadie creía.

Me he criado escuchando a Isabel Pantoja"

C. Puede decirse que fuiste el precursor del reguetón.

D. Y. Sí. Totalmente y desde sus inicios. La gente lo conoce desde que hice La gasolina, pero ese fue el momento en el que se popularizó. Hubo mucho trabajo antes. Daddy Yankee ya estaba en la fundación del género (risas). No había oportunidades y creamos el camino desde cero. Fue duro, pero salió bien.

C. ¡Y tanto! ¿Cuáles son las cifras reales de ventas de Daddy Yankie?

D. Y. Ahora mismo soy número dos mundial en Spotify. El segundo artista más escuchado del mundo. 11 millones de discos vendidos. Despacito lleva más de dos mil millones de reproducciones en Youtube. Se convertirá en breve en el vídeo más visto de la historia de la música.

C. Los del Río me dijeron el otro día que Despacito ha seguido el camino que ellos hicieron con Macarena. Hubo risas, pero había rivalidad…

D. Y. (Risas) Lo importante es que la música latina y en español, está marcando el ritmo a nivel mundial.

C. Con esas cifras, ¿cuál es el premio que más ilusión te ha hecho?

D. Y. Sin duda el nombramiento como uno de los hispanos más influyentes del mundo. Estar de los primeros en esa lista es lo máximo.

"Soy muy familiar"
"Soy muy familiar"

C. Tengo una duda sobre Despacito. Realmente, ¿quién escribió la canción?

D. Y. La creación original es de Luis Fonsi y Erika Ender. Estuvieron dos años con el tema. Hicieron muchas versiones, muchos ritmos diferentes. Un día, Luis Fonsi me llamó y me dijo: «Te envío una canción, dime qué te parece». La escuché y me pareció muy interesante, pero sentía que le faltaba algo. Yo sé que Fonsi me llamó porque sabía que faltaba esa energía y ese algo que yo podía aportar. Hice mi parte en el estudio: el verso y el pasito a pasito, que es lo que creo que le faltaba para hacer grande el estribillo. Estuvimos de acuerdo en todo. Él tenía una canción completamente diferente y me dejó arreglar el tema que ellos habían creado.

C. ¿Se intuía ya que la canción iba a ser un éxito?

D. Y. Sabíamos que teníamos algo especial, pero esa intuición falla a veces. En este caso, no. La música es impredecible.

C. No vas a parar en estos meses dando conciertos. ¿cómo se compagina vida familiar y este éxito tan abrumador?

D. Y. Tengo tres hijos y una mujer, Mireddys. Soy muy familiar. Para mí es muy difícil encontrar el balance. Pero es algo que le pasa a muchos artistas y también a hombres de negocios. Mis hijos, Yamilette, Jeremy y Jesaaelys, son adolescentes porque los tuve muy joven, pero siempre me apetece parar algo para estar con ellos. Nuestra relación es inmejorable. Todos somos jóvenes (risas).

C. Ahora está en plena vorágine, pero ¿cómo es un día sin trabajo para Daddy Yankee?

D. Y. Disfruto mucho de la playa. Para mí es una terapia. En Puerto Rico tenemos unas piscinas naturales excelentes. También me gusta ir en barco, hacer esquí acuático y parar en islitas pequeñas que tenemos allí en el Caribe.

C. Y de España, ¿qué te gusta? ¿Has tenido tiempo a conocer algo?

D. Y. Sí, me encanta. Me gustan los monumentos y hacer fotografías. Dentro de unos días quiero visitar museos en Madrid. Quiero ir al Prado. Siempre le pido a producción que me busque un hueco, pero pocas veces puedo. Esta vez sí que quiero ir. Quiero conocer mi historia. En Puerto Rico decimos que tenemos la fuerza africana, la nobleza taína y el orgullo español.

C. Y de artistas españoles, ¿hay alguno que sea especial para ti?

D. Y. Pues mira, te voy a contar una cosa que creo que no he contado nunca. En mi hogar, desde niño ha habido siempre música. Para mi padre era salsa caribeña. Siempre. A mi mamá también le gustaba la salsa, pero escuchaba mucha música española. Sobre todo Isabel Pantoja. Me he criado escuchándola, en mi casa siempre sonaba. ¡Y me encanta!

Hice los arreglos de 'Despacito' y cambié la canción

C. ¡Qué sorpresa! Daddy Yankee es fan de Isabel Pantoja. Y, ¿te gustaría conocerla?

D. Y. ¡Oh! ¡No tienes ni idea cuánto! Isabel Pantoja está en mi subconsciente (risas). En serio. Mi mamá ponía su música sin parar. Y la de Camilo Sesto, Raphael… pero Isabel Pantoja era especial para ella y ahora lo es para mí. Está en mi ADN.

C. Pues habrá que organizar un encuentro.

D. Y. Me encantaría, de verdad. De hecho, lo haré en breve. Me pones una canción de Pantoja y te la canto entera.

C. Y a su hijo, Kiko Rivera, ¿lo conoces?

D. Y. Pues me he enterado hace poco que se hizo una foto conmigo hace años, pero no se atrevió a decirme que era hijo de Isabel Pantoja. Imagina si me lo llega a decir. De España admiro a Isabel por su postura. Ella es la postura. También admiro a mi hermana de toda la vida, Natalia Jiménez. Tenemos una relación muy estrecha y la amo, la adoro. Y a Rosario Flores, que es un show. Tiene algo que llama la atención. Esa energía…

C. Compartes formato con Rosario, aunque en otro país. ¿Qué tal tu aventura televisiva?

D. Y. Me gustó mucho. Estuve dos temporadas de coach en La Voz Kids allá (en Telemundo). Ahora lo han cancelado aunque era líder de audiencia, pero creo que hubo problemas entre productoras o algo así. Parece que igual lo retoman, pero tengo ofertas de otras cosas. La televisión me llama la atención siempre que no comprometa mi imagen.

C. Llegaste hace unos días y lo primero que hiciste fue acudir a un plan que te habían ofrecido desde la Fundación Juegaterapia para visitar a unos niños en un centro hospitalario.

D. Y. Fue maravilloso. Fuimos al hospital de La Paz, a la planta de oncología infantil. Estuve con niños y niñas que tienen cáncer e incluso grabamos un vídeo improvisado con Andrea, una preciosidad de niña que tiene cáncer. El vídeo se ha hecho viral. Salimos los dos cantando Despacito. Cuando la gente de Juegaterapia me dio las gracias, les dije que era al revés, que la oportunidad de haber vivido ese momento fue muy especial para los niños, seguro, pero mucho más para mí. Uno va a dar ánimo, pero acaba siendo el animado. Me propuse llevarles energía con la música y así fue. Les mando mucha fuerza.

C. Te he oído hablar con bastantes expresiones religiosas. ¿Eres creyente?

D. Y. Sí, por supuesto. Yo soy religioso y creyente de Padre, Hijo y Espíritu Santo. Es lo que he vivido siempre, En casa somos muy creyentes.

C. Ahora muchos jóvenes quieren convertirse algún día en Daddy Yankee. ¿Tienes algún consejo que darles?

D. Y. Que estudien. Que el mundo del entretenimiento no es para todo el mundo. Que no se engañen. Primero edúcate y luego explora. Asegúrate siempre de tener una base y luego no te detengas persiguiendo tu sueño. El cielo es el límite, pero primero está esa base.

Seguro que también te interesa...

Daddy Yankee: Todo sorpresas


Horóscopo