mujerHoy

celebrities

Concha Azuara: "Doy por perdidas algunas de las cosas que me han robado"

No quiere entrar en divagaciones ni acusaciones ni enzarzarse en una dialéctica con los hijos de Sebastián palomo linares. asegura que tiene documentos que acreditan su inocencia en la sustracción de bienes que se produjo en el palomar.

Cocha Azuara comenzó su relación con Palomo Linares en 2012.
Cocha Azuara comenzó su relación con Palomo Linares en 2012. gtres

Fue Corazón el primer medio en explicar que en la finca El Palomar se había producido un robo. Una sustracción de bienes, por valor de dos millones de euros, que había provocado un auténtico quebradero de cabeza en el seno de la familia del fallecido Sebastián Palomo Linares.

Las sospechas eran claras. Sin embargo, ninguno de los protagonistas quiso acusar en público. Tampoco Concha Azuara, viuda del torero, quiso aclarar un hecho que pudo haberse producido el mismo día de la inesperada muerte de Linares y que habría descubierto ella misma al volver a la residencia: «Fue muy desagradable, aunque lo curioso es que se han devuelto algunas cosas que habían desaparecido», explica alguien cercano a la casa. 

Sin embargo, no se ha dicho la última palabra. Esta revista ha podido confirmar que el viernes 31 de julio una de las empleadas del servicio fue despedida. Aunque nadie vincula los hechos, lo cierto es que la salida de Dunia de la casa, tras 11 años de relación laboral, despierta reminiscencias.

Sobre todo, después de que hace unas semanas se produjera un incendio de gran envergadura en el que tuvieron que intervenir agentes de la Guardia Civil, bomberos y miembros del Seprona. Un hecho por el que los empleados de la casa tuvieron que declarar. También Miguel —hijo de Palomo Linares y Marina Danko—, que pasa gran parte de su tiempo en la finca junto a su novia, Paula. 

Unos acontecimientos que también conoce Concha, que asiste impávida al devenir hilarante de los hechos. Observa en silencio el desarrollo de una fábula escrita muy a su pesar. Eso sí, desde sus trincheras se prepara para una guerra que podría desencadenarse en los próximos días. Es consciente del trasiego informativo, pero prefiere no entrar en divagaciones o acusaciones. Ha optado por esperar a que sean otros los que saquen su nombre a relucir. «Será entonces cuando ella deje las cosas claras. Y te aseguro que tiene pruebas de todo», dice alguien cercano a la magistrada.

Más información en la revista 'Corazón', desde hoy en el quiosco.


Horóscopo