mujerHoy

celebrities

Eugenia Silva: "Por ahora no hay planes de boda"

La modelo vuelve al trabajo tras su segundo embarazo. charlamos con ella sobre su carrera, sus planes de futuro y cómo es ahora su vida como madre de dos niños.

Eugenia Silva.
Eugenia Silva. D.r.

Madre de dos hijos, el pequeño de apenas tres meses, Eugenia vive su momento más feliz. Está disfrutando de su familia con entrega absoluta, pero recuperando poco a poco la agenda profesional, porque opina que en esta vida no hay que renunciar a nada. «Solo echo en falta más horas de sueño», reconoce sin perder la sonrisa.

Hablamos con ella de su vida personal y laboral:

Corazón: Su primera cita profesional llega como nueva embajadora de Anna de Codorniú y además con el marco de fondo de la MBFW, donde ha desfilado tantos años como modelo. ¿Cuánto tiempo hace que no se toma una copa de cava?

Eugenia Silva: Uy! Al menos hace un año que no bebo, pero estoy deseando. Me ha emocionado que me elijan embajadora y ya me han dicho que tendremos que viajar a Tokio y Los Ángeles más adelante.

Corazón: ¿A quién dedicaría su primer brindis?

Eugenia Silva: A la vida en general porque estoy encantada, es un planazo para mí. Estoy con un cansancio máximo sobre todo de cabeza, porque siento que no me da tiempo a todo, pero a la vez muy contenta.

Corazón: ¿Se ha sentido diferente en su segundo embarazo?

Eugenia Silva: Ha sido un embarazo fenomenal y un nutricionista me ha ayudado mucho a tener bien las digestiones, ya que con el primero anduve revuelta. Este parto ha sido más fácil que con mi primer hijo, ha sido una segunda cesárea pero muy sencilla. Estoy encantada con el Doctor Bau, que ha sido fantástico.

Engordé 20 kilos en el embarazo"

eugenia silva

Corazón: Ahora muchas embarazadas están acudiendo al nutricionista, pero resulta novedoso para algunas mujeres, ya que solo te hablan del ginecólogo y como mucho de las clases del parto.

Eugenia Silva: Me lo recomendó mi amiga Rocío López Quesada y aunque engordé 20 kilos en el embarazo, no fui por el peso, sino porque me sentía muy cansada. Estoy contenta con la experiencia porque me ha llenado de energía y todo con productos naturales. La prueba es que voy a seguir acudiendo. Es bueno que te enseñen a comer sano y bien con todos los nutrientes.

Corazón: Fueron 20 kilos, pero en su caso ni se notan.

Eugenia Silva: Al Doctor Bau no le gusta que las embarazadas engorden tanto y por eso me decía que no lo comentara. Lo bueno es que no he tenido que hacer nada para perderlos salvo no parar quieta con mis hijos. Fíjate que días atrás salí a correr en Guadalmina y no lo aguanté.

Corazón: Fueron 20 kilos, pero en su caso ni se notan.

Eugenia Silva: Al Doctor Bau no le gusta que las embarazadas engorden tanto y por eso me decía que no lo comentara. Lo bueno es que no he tenido que hacer nada para perderlos salvo no parar quieta con mis hijos. Fíjate que días atrás salí a correr en Guadalmina y no lo aguanté.

Corazón: Ya tiene dos hijos varones. ¿Se plantean parar o hay ganas para más bebés?

Eugenia Silva: Me daría pena no tener una niña pero claro… La verdad es que si fuera por mí me quedaría embarazada en seguida, pero los niños necesitan tiempo y atención, y como encima quiero seguir trabajando, entiendo que el tema es complicado. De todas formas, no hemos tomado ninguna decisión al respecto y de momento estamos disfrutando de Jerónimo.

Corazón: Ya tiene dos hijos varones. ¿Se plantean parar o hay ganas para más bebés?

Eugenia Silva: Me daría pena no tener una niña pero claro… La verdad es que si fuera por mí me quedaría embarazada en seguida, pero los niños necesitan tiempo y atención, y como encima quiero seguir trabajando, entiendo que el tema es complicado. De todas formas, no hemos tomado ninguna decisión al respecto y de momento estamos disfrutando de Jerónimo.

Alfonso no tiene celos, quiere tener tres hemanos"

Eugenia silva

Corazón: ¿Qué tal ha recibido su hijo Alfonso a su hermanito?

Eugenia Silva: Fenomenal. Dice que quiere tener tres hermanos más y le parece muy divertido. No tiene celos, sino todo lo contrario.

Corazón: Su profesión supone estar todo el día de viaje por el mundo. ¿Cómo se va a organizar?

Eugenia Silva: Acabo de regresar de Nueva York, donde he estado tres días, y reconozco que me ha costado mucho. Pero bueno, ya llevaba tres meses sin ir y tenía que cumplir con los clientes. Tendré que acudir al menos una vez al mes y, aunque me duela separarme, allí aprovecho para hacer mis planes, ver a mis amigos y además, pienso que es sano para la cabeza. En cualquier caso me organizo como todas las madres trabajadoras, tirando de ayuda en casa y de la colaboración de mis padres.

Corazón: No a todos los abuelos les gusta ejercer como tales. Hay quienes dicen que eso es cosa de sus padres y se desentienden…

Eugenia Silva: Mis padres sí ejercen y mucho aunque es verdad que Marisa (la madre de su pareja, Alfonso Borbón) es menos niñera (risas).

Corazón: Salir de viaje sabiendo que la abuela anda cerca da mucha tranquilidad.

Eugenia Silva: En nuestro caso, además mis padres viven muy cerca de casa y eso facilita aun más las cosas.

Corazón: Salir de viaje sabiendo que la abuela anda cerca da mucha tranquilidad.

Eugenia Silva: En nuestro caso, además mis padres viven muy cerca de casa y eso facilita aun más las cosas.

Corazón: ¿Cómo ha ido evolucionando en su profesión?

Eugenia Silva: En estos momentos trabajo al 50% como modelo y otro tanto con mis producciones de moda y la web, que me va muy bien.

Corazón: ¿Sabe que hay quien la ha bautizado como la nueva Naty Abascal de las producciones de moda en prensa?

Eugenia Silva: Ojalá. Ya quisiera parecerme solo por lo bien que lo hace, lo elegante que es y lo bien que está. Yo firmaba ya.

Corazón: Una mujer como usted que en este momento de la vida tiene todo a su favor, salud, amor, trabajo… ¿qué le puede faltar?

Eugenia Silva: Horas de sueño. Muchas. Lo cierto es que no echo de menos nada. Estos días que he visto los desfiles, no he añorado estar en las pasarelas. He disfrutado de eso, he viajado por el mundo y en esta época más tranquila, estoy encantada. Veo más a mis amigos de Madrid, mis planes son locales y disfruto enormemente con lo que tengo.

Corazón: ¿Esta es la vida que había imaginado de niña?

Eugenia Silva: Nunca me lo había planteado. Como me dice mi amigo Luis Galliussi cuando me ve con los dos niños cargada, ¡quién me lo iba a decir! Me anima para hacer planes y le explico que ahora mismo cada movimiento es un no parar de cosas, pero no quiero que me dé pereza, por eso prefiero organizarme con ellos y no perderme nada. No sé si es la vida que había imaginado pero sí tengo claro que mi vida me gusta mucho.

Corazón: Seguramente lo que tiene será fruto de muchos años de esfuerzo y de metas conseguidas.

Eugenia Silva: Me encanta estar en familia y eso es algo que quiero inculcar a mis hijos. Mi profesión hace que empieces joven, con 16 años, pero en ese sentido soy de mentalidad americana: la gente joven tiene que ver mundo y ganarse la vida por sí mismos. En Estados Unidos, los chicos de 16 años trabajan en sus horas libres aunque sea despachando gasolina o hamburguesas, y eso te hace crecer.

Estaba obsesionada con ver mundo"

eugenia silva

Corazón: En su caso, además, podía haber sido una joven con una vida más tradicional, ya que viene de una familia acomodada donde no había necesidad de que ganara dinero tan pronto. Tal vez su mérito sea haber dejado a un lado el confort por salir a buscarse la vida en solitario.

Eugenia Silva: Yo estaba obsesionada con ver mundo y comprendí que esta profesión me lo iba a permitir. Necesitaba salir de Toledo y de Madrid, viajar y conocer otros sitios, y lo cierto es que me lo pusieron en bandeja.

Corazón: ¿Cree que algo de su juventud se ha perdido en esos viajes?

Eugenia Silva: No lo pienso. Esa sensación la tenía cuando no podía estar en ciertas reuniones familiares o fiestas de los amigos pero con el tiempo no lo ves así. Mantengo a mis amigas de la infancia y siempre he estado en contacto con mi familia y mis raíces. Aunque estaba mucho fuera, luego intentaba llegar en los momentos clave.

Corazón: ¿Cree que algo de su juventud se ha perdido en esos viajes?

Eugenia Silva: No lo pienso. Esa sensación la tenía cuando no podía estar en ciertas reuniones familiares o fiestas de los amigos pero con el tiempo no lo ves así. Mantengo a mis amigas de la infancia y siempre he estado en contacto con mi familia y mis raíces. Aunque estaba mucho fuera, luego intentaba llegar en los momentos clave.

Corazón: Tiene usted una finca en Extremadura y allí suele reunirse con la familia.

Eugenia Silva: Es que la familia me parece el mejor plan.

Corazón: ¿Alfonso y usted ya han descartado lo de casarse o todavía hay posibilidades?

Eugenia Silva: Nosotros sí, pero Marisa y mi madre no lo descartan, y como son muy pesadas, ya veremos. Ellas no pierden la esperanza pero nosotros no tenemos ninguna prisa. Además, yo ya estoy atada a Alfonso para el resto de mi vida.

Haríamos una boda íntima"

eugenia silva

Corazón: ¿Algún día las suegras estarán felices?

Eugenia Silva: No lo sé, aunque por ahora no hay planes. Y si un día los hubiera sería una boda muy íntima.

Corazón: ¿Algún día las suegras estarán felices?

Eugenia Silva: No lo sé, aunque por ahora no hay planes. Y si un día los hubiera sería una boda muy íntima.

Corazón: ¿Cómo tiene la agenda?

Eugenia Silva: En breve viajo a París, luego a Londres a una muestra de Tàpies, de allí a Nueva York… Serán viajes cortitos porque mi hijo solo tiene tres meses pero recuperando la agenda profesional.

Corazón: ¿Cómo tiene la agenda?

Eugenia Silva: En breve viajo a París, luego a Londres a una muestra de Tàpies, de allí a Nueva York… Serán viajes cortitos porque mi hijo solo tiene tres meses pero recuperando la agenda profesional.

Seguro que también te interesa...

Hermanas, mucho más que dos: Inés y Eugenia Silva

Eugenia Silva, madre por segunda vez

Eugenia Silva, embarazada de nuevo


Horóscopo