celebrities

Pastora Soler: "La gente me mandaba libros de autoayuda"

La cantante vuelve después de casi tres años apartada de los escenarios y lo hace totalmente recuperada y por la puerta grande: con nuevo disco y anunciando un concierto en el teatro real de madrid.

Pastora Soler vuelve a la música tres años después de su desmayo en el escenario.
Pastora Soler vuelve a la música tres años después de su desmayo en el escenario. m. vaquero.

Tenía ganas de ver a Pastora Soler. Tres años fuera de los escenarios, de los focos y de cualquier situación que tuviera que ver con la música. Un viaje a una isla desierta para recuperarse de algo que nunca pensó que le podría ocurrir a ella. Un desmayo fue la puntilla para que la inseguridad ganase la batalla justo cuando estaba en el mejor momento de su carrera.

Ahora, pasado el exilio voluntario, está feliz, pletórica y, claro, nerviosa. Elige nada más y nada menos que el Teatro Real para su vuelta. Valor tiene. Y fuerza, mucha, impulsada por su pequeña Estrella, la vacuna que todo lo ha arreglado. Charlamos para conocer cómo y cuándo va a volver a coger el micrófono, ya con un disco nuevo en el mercado.

Me dice que le den al 'play' a 'Vuelves a la vida', la primera canción de su nuevo y más importante trabajo. Un título que es toda una declaración de intenciones. Pero no es el única.

Corazón Primero sacas el 'single' de 'La tormenta', y después conocimos el nombre del disco: 'La calma'. Todo con mucho significado, ¿no?

Pastora Soler Lo cierto es que todo se ha ido ordenando casi solo. 'La tormenta' es de Tony Sánchez, que ya me hizo 'Quédate conmigo'. Me la mandó, la escuché y la empecé a cantar en casa. En cierta manera fue la canción que me animó a volver a los escenarios. Y lo de La calma, es que es una sensación que he tenido mucho estos años. Antes nunca estaba tranquila, siempre había algo después.

C. ¿Qué tipo de canciones encontramos en el disco?

P.S. Yo no escribo mis canciones, soy intérprete. Así que tengo que buscar temas con los que me identifique. Y de las muchas que me llegan, es difícil seleccionar cuáles serán las elegidas. En este caso me mandaron casi todas relacionadas con lo que me ha pasado, con el monotema (risas). Pero yo quería interpretar emociones al margen del estilo. Te digo esto porque hay varios estilos en el disco, pero todo tiene un punto en común, tiene que ver con mi momento actual.

C. Abres el disco con 'Vuelves a la vida'. La letra dice: "Lo que no puede contigo te abre el corazón y deja entrar el sol". Toda una declaración de intenciones.

P.S. Rotundamente sí. Esa canción habla de superar un problema, pero quiero que la gente lo tome como suyo. Quiero que les haga sentir y les sirva. Pero sí, tenía que abrir el disco con ese tema.

C. En 2014, ese sol del que hablas en la canción se nubló. En tu mejor momento, te fue imposible seguir cantando, ¿Cómo viviste esa etapa?

P.S. Se ha hablado mucho. Yo escribí un comunicado para explicar qué estaba ocurriendo. Suspendía conciertos, luego volvía y eso se merecía una explicación. El escenario se había convertido en mi enemigo. Lo del desmayo no es como se contó. No me desmayé por miedo escénico, fue porque era un concierto de mucha responsabilidad, en mi tierra, con las entradas agotadas, cuatro mil personas... y el cuerpo me jugó una mala pasada. Me agoté y caí desplomada. Pero eso venía de antes, llevaba mucho tiempo con estrés. A partir de ahí, sí desarrollé una serie de inseguridades que nunca había tenido y menos en un escenario. Fue en marzo y saqué la gira adelante como puede para, en noviembre, dar un paso al lado. No disfrutaba.

Lo peor fue cuando Sabina dijo: 'Me ha dado un Pastora Soler'"

C. ¿Tomaste esa decisión sola? ¿O la consensuaste con tu marido, tu mánager, tu entorno?

P.S. Yo sola. Es cierto que mucha de mi gente cuando veía que suspendía conciertos, que volvía y que de nuevo suspendía, me dijo que parara. Pensaba que se iba a arreglar y estaba yendo a peor. Ese fue el error, no parar a tiempo.

C. ¿Cómo lo recibieron?

P.S. Todo el mundo lo entendió. Además te diré que me sorprendió porque mucha gente de la profesión me dijo que se sentía identificada conmigo. Que habían pasado por eso en varios momentos de sus carreras. Me ayudó mucho porque me sentía ridícula después de desmayarme en un escenario.

C. ¿Qué has hecho para superarlo? ¿Has necesitado ayuda profesional?

P.S. Yo ese año ya estaba haciendo coaching. Eso fue lo que me permitió dar el paso de abandonar y parar. Hay que tener fuerza para decir: no puedo más. Esos meses empecé a recibir ayuda psicológica, pero cuando lo dejé, ya no quería más ayuda. Solo quería estar tranquila y no pensar que tenía que volver cuanto antes.

C. ¿Echaste de menos la música entonce?

P.S. En ese momento, no. Lo que más paz me daba era saber que era definitivo. Tenía muy claro que se había acabado mi carrera en el mundo de la música. Es lo que pensaba. Pero tuve la gran suerte de quedarme embarazada al mes. Y eso te hace ver las cosas de otra forma. Eso y poner tiempo de por medio. Como en el amor. Comparaba mi situación con una relación de pareja. Había roto con la música y la ruptura era definitiva. Era frustrante, porque trabajé muchísimo para llegar donde estaba, en mi mejor momento, y de repente tienes que dejar al amor de tu vida. Sin embargo, el tiempo lo volvió a arreglar.

Pastora Soler y Jota Abril durante la entrevista para 'Corazón'.
Pastora Soler y Jota Abril durante la entrevista para 'Corazón'.

C. Entonces, durante varios años pensaste que no ibas a volver a cantar.

P.S. Sí. El primer año tenía totalmente claro que no era cantante, que no iba a poder volver a hacerlo. Pensaba que nunca iba a tener fuerza, pero tampoco me agobiaba ni me presioné. Mi lectura era que había tenido una carrera muy bonita durante muchos años, que había vivido muchos momentos preciosos pero que ya estaba.

C. Me da la sensación de que estabas indiferente a las consecuencias, pero en un momento culmen. Un buen puesto en Eurovisión, en plena gira con todo vendido, era el momento de Pastora Soler. ¿No te daba rabia?

P.S. Sí, me daba rabia que me pasara en ese momento, claro. Pero intenté dejar a un lado esa sensación y al final ha sido de la mejor manera. Todo ha llegado de forma natural. Al final es como si cualquier persona en su trabajo se da de baja por depresión. Se para, se cura y se vuelve.

C. ¿Qué ha sido lo peor de estos tres años de parón??

P.S. Pues mira, yo soy una persona tímida e introvertida, pero en el escenario soy una leona. Lo peor fue pensar que justo en el sitio donde soy más yo, donde soy libre, era donde había fallado. Donde no iba a volver.

C. ¿Te has sentido sola?

P.S. No, para nada. Mis seguidores y mi familia han estado ahí y han sabido comprender todo. Me sorprendió la repercusión cuando hice el comunicado. Lo escribí para ellos, para comunicarlo en mis redes, y de repente, se hizo una noticia enorme. Me empezaron a llegar mensajes de ánimo, por la calle la gente me paraba para darme su apoyo, me escribían cartas contándome sus problemas y cómo los habían superado. Me mandaban hasta libros de autoayuda.

C. ¿Cómo recibiste las críticas? Algunos lo calificaron de acción de 'marketing'.

P.S. Lo peor de todo fue cuando Sabina dijo: "Me ha dado un Pastora Soler". Porque esa frase se hizo como un chiste y en ese momento era mi gran problema. Era el centro de todo lo que me estaba pasando. Y, sí, había gente que no se creía que después de 20 años en los escenarios me pudiera pasar eso. Me decían: "Ahora seguro que sacarás un disco y volverás". Como si lo hubiese hecho para captar la atención de los medios. Afortunadamente el tiempo pone todo en su sitio. Me da rabia pero entiendo que cuando algo se hace viral, hay opiniones para todos los gustos. Lo peor sin duda, que se tomara a chiste. Es que, día sí día no, era tendencia en Twitter porque la gente lo había integrado en su vocabulario. "No voy al examen porque me ha dado un Pastora Soler". Algo que era importante para mí, era una broma para el resto.

Tenía claro que se había acabado mi carrera en la música"

C. ¿Hablaste con Sabina después del comentario?

P.S. Sí. Al día siguiente. Lo hizo no como burla, sino empatizando con lo que me había ocurrido porque él me tenía en la cabeza esos días. Porque ese miedo escénico es algo que le pasa a mucha gente. Pero, vamos, que me quedo con la parte positiva y el cariño de la gente.

C. Ese positivismo está en todo el disco. Más amor que desamor.

P.S. Exacto. Eso es lo que transmiten las canciones. Amor en positivo y que yo soy la que llevo las riendas. No quería un disco triste contando mis penas.

C. Hay una canción muy especial que escribes tú.

P.S. Sí, la de Estrella. Es para mi niña. Me escribieron muchas canciones que eran para ella. Preciosas. Lloré con muchas. Pero tenía que escribirla yo. Tenía que agradecerle como madre y como persona todo lo que supuso de positivo para mí su nacimiento. Siempre dejo una canción que escribo yo. La primera fue para mi pareja entonces, ahora mi marido, luego a mi familia. Siempre me ha gustado escribir una especial. Ha sido bonito escribir la de Estrella pero difícil. Tenía mucho que decirle.

C. Y encima con ese final.

P.S. (Risas) Sí, el final de la canción es la voz de mi hija cantando Estrellita dónde estás. Quería que acabase así. Aunque la canción se llame así, en ningún momento digo la palabra Estrella, lo dice ella. Acaba de cumplir dos años y la llevo mucho al estudio. Quería grabar algo con ella y no fue posible porque ya sabes cómo son los bebés, todo el día cantando pero cuando le dices hazlo ahora, nada. Lo grabé en casa con el móvil y lo añadimos como final de canción y de disco.

C. ¿Cuándo te vemos en directo? ¿Nervios?

P.S. Pues empiezo en un sitio muy facilito (risas). 19 de noviembre en el Teatro Real. Nervios, sí. Pero con el problema superado. Ya me he subido a algún escenario con Alejandro Sanz y alguna colaboración más.

C. La vuelta al directo tenía que ser en un sitio así.

P.S. Sí, es como cerrar una etapa y arrancar de nuevo. Mi idea era empezar en Málaga, que es donde lo dejé. Pero por fechas no podíamos. Así que se propuso el Teatro Real. Me asustaba un poco, pero igual que volver a donde hice mi concierto inacabado. Es bonito empezar aquí. Lo de antes se acabó.

Seguro que también te interesa...

Las 10 mujeres de Pastora Soler

Pastora Soler habla del desmayo que sufrió en pleno concierto el sábado

Pastora Soler hace las paces con Joaquín Sabina: "Gracias por tu explicación, tu cariño y tu apoyo"

Pastora Soler se retira por "miedo escénico"


Horóscopo