mujerHoy

celebrities | Opinión

Las cuentas del Rey

Almudena Martínez-Fornés

El año pasado se generó un ahorro debido a la situación política, que provocó que se anularan varios viajes al exterior.

Durante más de tres décadas, el secreto mejor guardado de la Corona era el sueldo del Rey. Solo se sabía a cuánto ascendía la cantidad total que las arcas públicas asignaban cada año a la Jefatura del Estado, que en España se llama Casa del Rey, y que el Monarca distribuía libremente, porque así lo establece la Constitución.

Ahora, sin embargo, lo más transparente que hay en el Palacio de La Zarzuela es la caja de caudales. Es mucho más difícil saber qué libro está leyendo don Felipe o cómo se llama el perro de la Princesa de Asturias, que conocer el importe del 'catering' que se sirvió en la recepción de la última fiesta nacional celebrada en el Palacio Real.

Lo más transparente que hay en Zarzuela es la caja de caudales

Y que, dicho sea de paso, costó 29.700 euros, unos 18 o 20 euros por invitado. Quizá pueda parecer una cantidad pequeña, pero se trataba simplemente de ofrecer a los asistentes un vino español para brindar y acompañarlo con algún canapé.

Ahorro real

En apenas seis años, hemos pasado de no saber casi nada de las cuentas de la Corona, a conocer incluso lo que la Casa del Rey no se gasta. Por ejemplo, el año pasado Zarzuela disponía de un presupuesto de 7,77 millones de euros, pero como consecuencia del bloqueo político, que mantuvo al Rey prácticamente encerrado en su despacho durante diez meses, solo se gastaron 6,87 millones.

Es decir, la menor actividad institucional de la Familia Real ocasionó un ahorro de 900.050 euros en viajes, en atenciones protocolarias y representativas y en material de oficina, entre otros gastos. Aunque esa cantidad deberá utilizarse ahora, en 2017, una vez alcanzada la estabilidad política y recuperada la actividad institucional.

También sabemos que la mitad del presupuesto se va en pagar los sueldos de los empleados, y conocemos algunos detalles curiosos, como que la Casa del Rey utiliza vehículos de alquiler para sus desplazamientos públicos y privados. De esta manera, los Reyes cambian de modelo con frecuencia y cumplen una norma básica de seguridad. Y que Zarzuela gasta 22.350 euros al año en combustible, que el uniforme de los conductores se compra en El Corte Inglés o que se han adquirido inhibidores de móviles y de 'wifi' por valor de 7.502 euros.

A pesar del vendaval de transparencia que ha invadido la Casa del Rey, todavía hay quien piensa que la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía perciben sueldos del Estado, pero lo cierto es que las hijas de los Reyes no reciben ni un céntimo de los presupuestos. Los únicos miembros de la Familia Real que perciben sueldos son el propio don Felipe (236.544 euros brutos el año pasado), doña Letizia (130.092), y los Reyes eméritos don Juan Carlos (189.228) y doña Sofía (106.452). 

La transparencia alcanza también a los colaboradores de don Felipe, cuyas retribuciones íntegras se dan a conocer todos los años. El alto cargo que más gana, lógicamente, es el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, que el año pasado percibió 138.076 euros brutos al año, y la que menos, la interventora Beatriz Rodríguez Alcobendas, que gana 98.616.

Una pequeña subida

Ahora, el Palacio de La Zarzuela está pendiente de que el Parlamento apruebe los presupuestos generales del Estado para este año. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha propuesto una pequeña subida del 0,5 % para la Casa del Rey, de manera que percibiría 7,81 millones de euros. Si se aprueba, será la primera subida en los últimos siete años, en los que ha sufrido sucesivos recortes y congelaciones.

Y más adelante se hará pública la auditoría que realizará la intervención general del Estado sobre las cuentas. El Rey no tiene obligación legal de someterse al control externo de los interventores, pero ha tomado esta decisión voluntariamente y ha convertido su Jefatura del Estado en una de las más transparentes del mundo.

La auditoría es otra fuente de datos interesantes porque indica hasta el dinero que hay en la caja fuerte del Palacio de La Zarzuela, tanto en euros como en moneda extranjera, o las cantidades que están depositadas en bancos. Claro que ese informe no satisface curiosidades personales, como el gasto de la Reina en vestidos o en tratamientos cosméticos. Sin llegar a esos extremos anecdóticos, lo deseable sería que ese viento de transparencia se extendiera también a algún que otro detalle de la vida cotidiana de la Familia Real.


Horóscopo