mujerHoy

celebrities

Sabemos por qué Harry y Meghan tienen prisa por casarse

El Príncipe tiene motivos muy especiales y tiernos por los que no dejar pasar el tiempo para su boda...

El Príncipe Harry y Meghan Markle durante el anuncio oficial de su compromiso.
El Príncipe Harry y Meghan Markle durante el anuncio oficial de su compromiso. gtres

Es cierto: los noviazgos reales no suelen ser largos. Un protocolo no escrito impone que no se haga demasiado largo el tiempo hasta el matrimonio, prueba de que las relaciones se oficializan cuando ya es claro y cierto que el destino es matrimonial. Sin embargo, el príncipe Harry y Meghan Markle baten un récord en cuanto a rapidez: apenas seis meses. Un plazo acuciante también para los planificadores de la boda, que tendrán que poner en pie un espectáculo global (será televisada) y una cita al máximo nivel protocolario en un tiempo mínimo.

¿A qué viene tanta prisa? Al fin y al cabo, lo peor del noviazgo, aquellas semanas en las que ella fue perseguida, vigilada y protagonista de todo tipo de noticias falsas y denigratorias, ya pasó, gracias a la intervención providencial de Kensington Palace, desde donde se emitió un comunicado oficial pidiendo respeto. Pues bien: el motivo no puede ser más comprensible y tierno. El príncipe Harry tiene una relación muy estrecha y especial con su abuelo, el príncipe Felipe, y no quiere dejar pasar más tiempo antes de pasar por el altar en su presencia. Este año, el patriarca familiar cumplió 96 años y se bajó de su agenda oficial.

'El Príncipe quería casarse en algún lugar cercano a la residencia del Duque de Edinburgo y la Reina', ha declarado Kate Nicholl, una experta británica en los secretos e intimidades de la Familia Real británica. 'Harry tiene una relación increíblemente cercana con su abuelo, y su objetivo era que la boda se celebrara cuanto antes para que él la pudiera disfrutar lo más sano y en forma posible'. Tierno, tierno.


Horóscopo