mujerHoy

moda

Roberto Verino: revolución en directo

El gallego pone en jaque el sistema de sus colegas. Vuelve a la pasarela con una colección que también se podrá comprar de forma inmediata en sus 140 tiendas. Aquí te la adelantamos.

Abrigo de piel con estola, bolso con brocado y piel, calentadores y sandalias. Todo de Roberto Verino. Ver esta galería de fotos
Abrigo de piel con estola, bolso con brocado y piel, calentadores y sandalias. Todo de Roberto Verino. DR

Madrid

Hubo un tiempo en el que Roberto Verino quiso ser pintor, abandonó su Verín natal de ahí el mote con el que era conocido en el colegio, "el verino", que luego adoptó como apellido artístico y se instaló en París para estudiar Bellas Artes. Pero en ocasiones es inútil rebelarse contra la tradición familiar, y el gallego regresó tres años después para hacerse cargo del negocio textil levantado por su familia.

Se atrevió a romper esquemas diseñando vaqueros y durante una década trabajó para una marca francesa antes de crear su propia firma. Han pasado 35 años desde entonces y el diseñador no da muestras de cansancio. A los 61, cuando la mayoría de los mortales piensa en la jubilación, su cabeza no deja de bullir en busca de ideas que permitan a la marca Roberto Verino 140 establecimientos entre tiendas propias, franquicias y corners en España, México y Portugal adaptarse al frenético ritmo de la moda en la era digital.

Con este objetivo, el creador ha decidido saltarse esa ley no escrita que dicta que las colecciones deben presentarse sobre la pasarela seis meses antes de ponerse a la venta y en esta próxima edición de la Madrid Fashion Week veremos desfilar sus diseños para esta temporada otoño-invierno 2016-2017. Los mismos que estarán en las tiendas, en vez de las tendencias para la primavera de 2017, como harán sus colegas. Una pequeña revolución que, sin duda, dará que hablar.

Mujerhoy: ¿Por qué ha tomado esta decisión?

Roberto Verino: El calendario clásico estaba diseñado para un sistema dominado por las reglas del prêt-à-porter internacional. Pero desde la aparición del low cost, el triunfo de las redes sociales y la vertiginosa ascensión del poder de las revistas de moda, seis meses de antelación hacen que cualquier idea haya podido ser reinterpretada.

Mujerhoy: ¿Cómo cambia esto su forma de trabajar?

Roberto Verino: El proceso es el mismo, solo cambia la fecha del desfile. Nuestros clientes buscan la inmediatez y la encuentran en sus dispositivos móviles, de manera que queremos y debemos ir al ritmo que imponen las nuevas tecnologías.

Mujerhoy: ¿Cómo han reaccionado la Mercedes Benz Madrid Fashion Week y sus colegas de la Asociación de Creadores de Moda?

Roberto Verino: Puede que respeten mi decisión, pero no estoy nada seguro de que la compartan.

Mujerhoy: ¿Y cree que otros diseñadores españoles lo seguirán?

Roberto Verino: No lo sé, no quiero sentirme un "iluminado" descubriéndole a nadie el futuro, pero un desfile es un esfuerzo muy grande que a veces no genera su prometido retorno. En este momento, prefiero dedicar toda mi energía a fidelizar a mis clientes y adaptarme al ritmo de la vida digital, que nos ofrece la oportunidad de llegar a un público cada vez más amplio en tiempo real.

Roberto VerinoReproducir
Roberto Verino

Mujerhoy: Algunas firmas internacionales, como Burberry o Tommy Hilfiger, seguirán mostrando sus creaciones para la primavera 2017, pero pondrán parte a la venta en el momento del desfile.

Roberto Verino: Si en septiembre presentamos "el verano", que vamos a consumir ocho meses más tarde, y lo comercializamos en ese mismo momento, ¿qué vamos a vender cuando llegue el "próximo verano"?

Mujerhoy: ¿La cultura de la inmediatez, de "lo veo y lo compro", de las redes sociales y la venta online, está detrás de su decisión?

Roberto Verino: Sin duda es uno de los factores del cambio. La información de moda se da en tiempo real y de forma gratuita. Las ventajas son muchas, pero los posibles estragos, también.

Mujerhoy: ¿La revolución digital ha transformado el negocio de la moda?

Roberto Verino: Absolutamente. Durante mucho tiempo estaba convencido de que el único modelo posible era el "italiano", es decir, tener tu propia tienda en las mejores 50 ciudades del mundo. Ahora no estoy tan seguro de ello. Porque el ecommerce, el comercio electrónico, ha cambiado las reglas del juego. Qué mejor escaparate que tu página web para que vean tus creaciones y puedan comprarlas desde cualquier parte del mundo.

Mujerhoy: La firma Roberto Verino cumple 35 años. ¿Qué balance hace?

Roberto Verino: Lo definiría como una experiencia extraordinaria que coincide con mi propio desarrollo personal. Lo mejor de mi vida está en estos 35 años en los que he pasado de "aprendiz de brujo" a "doctor en la materia". De joven quería ser músico y pintor, pero ahora no tengo ninguna duda: de mayor quiero ser diseñador de moda.

Se ha perdido aquella magia que hacía a la moda ser un poco inalcanzable

Roberto verinoDiseñador

Mujerhoy: ¿Cómo ha evolucionado la moda?

Roberto Verino: Se ha perdido aquella magia que la hacía ser un poco inalcanzable. Si te gusta mucho una cosa pero no la puedes adquirir, sueles soñar con ella, la conviertes en una especie de aspiración. Pero las nuevas generaciones se han encontrado con que eso que llamamos moda está a su alcance y le han perdido el respeto. También ha cambiado la creencia de que las tendencias, como los niños, venían de París y las dictaban unos señores con un extraordinario poder, que decidían sobre el largo de la falda o el color del abrigo de la temporada y nadie osaba discutir. Ahora, cualquier músico, un actor o incluso cualquier celebrity, puede ponerse un casco austrohúngaro y sus millones de seguidores en Instagram lo hacen viral.

Mujerhoy: ¿Cómo ha cambiado usted?

Roberto Verino: Antes creía mucho más en el talento creativo, en la genialidad del artista; ahora valoro más el sentido común y la opinión de mis clientes. Me he llevado muchos disgustos ante despliegues de imaginación que todo el mundo alababa pero que nadie quería.

Mujerhoy: En España, usted es ejemplo de diseñador-empresario.

Roberto Verino: Fue la respuesta inevitable en el momento adecuado. Me habría encantado dedicarme a mis labores de diseñador encerrado en su torre de marfil, pero tuve que coger al toro por los cuernos. Me gusta más elegir los tejidos, hacer un buen patrón, desfilar u opinar sobre una sesión de fotos pero, como todo el mundo sabe, la madurez consiste en aceptar el "principio de realidad".

Mujerhoy: ¿Por qué valora la moda como inversión y no como gasto?

Roberto Verino: Mi deseo ha sido siempre crear prendas de las que mis clientes no quieran deshacerse, y eso solo se consigue ofreciendo calidad y un diseño con el que la persona que se vista en Roberto Verino se sienta segura, que disfrute del gesto de vestirse. Mi consejo es: cuando veas algo que te gusta mucho, mucho, mucho, no lo dudes, cómpratelo, es para toda la vida. Si no lo haces, lo lamentarás siempre. Y siempre es preferible esa "locura" a la obsesión por comprarlo "todo a 100".