mujerHoy

moda

Culto al feísmo

Lo feo, paradójicamente, acuña imagen de modernidad. Pero está por ver que la fascinación se transforma en devoción (y ventas).

Culto al feismo
Culto al feismo D. R.

En un mundo que adora los filtros de Instagram, la búsqueda de la belleza se encuentra con su antítesis: el culto al feísmo. Quizá las convulsiones políticas, económicas y sociales de esta época lo exigen, quizá solo sea una reacción estética a la belleza convencional, pero lo feo vende. Y mucho.

Existe hasta un museo que le rinde homenaje: el nuevo Museum of Bad Art, en Boston. El diseño industrial también se rinde en ocasiones a la estética del dudoso gusto y la moda adopta la equiqueta de "alternativa" desde algunas de sus marcas más elitistas.

Humor. Candelabro Burlesque Clown de Seletti.
D. R. Humor. Candelabro Burlesque Clown de Seletti.
Cortada. Propuesta de la firma nº21
D. R. Cortada. Propuesta de la firma nº21
Sport. Colaboración de McQueen con Puma.
D. R. Sport. Colaboración de McQueen con Puma.
Cómic. Maquillaje del desfile O/I de Yohji Yamamoto.
D. R. Cómic. Maquillaje del desfile O/I de Yohji Yamamoto.
¿Cuadros o liso? Abrigo de Jacquemus.
D. R. ¿Cuadros o liso? Abrigo de Jacquemus.
Piezas de museo. Museum of Bad Art de Boston.
D. R. Piezas de museo. Museum of Bad Art de Boston.
Neogótico. Desfile de otoño de Marc Jacobs.
D. R. Neogótico. Desfile de otoño de Marc Jacobs.

La modernidad de Demma Gvasalia en Balenciaga y Vetements pasa por la turmix los cánones académicos para hacer un detritus de grungefolk-punk-pop... de digestión lenta. Marc Jacobs se sube a la plataforma neo-neogótica y otros bucean en los oscuro para intentar sacar brillo a sus resultados de ventas. De momento, no parece que el fenómeno que han puesto en práctica desde Prada hasta Jacquemus sea pasajero. Quizá de aquí a poco tiempo el nuevo piropo sea que te digan: "¡Qué fea estás!". Ya veremos.