mujerHoy

vivir

7 básicos para que tu habitación te ayude a relajarte

Si estás buscando convertir tu dormitorio en tu burbuja acogedora donde conseguir relajarte sigue estos 7 consejos.

Habitación con de coración de Urban Outfitters
Habitación con de coración de Urban Outfitters Urban Outfitters

Para muchos nuestro dormitorio no es sólo la habitación a la que vamos a la hora de dormir. Es nuestro espacio creativo o donde decidimos pasar sin más el rato escuchando música o viendo series y películas desde el ordenador.

Por eso la decoración de nuestro dormitorio no puede ser arbitrario y mejor si nos aporta la serenidad que no encontramos en otros ámbitos de nuestra vida tanto personal o profesional. Para ello sigue estos pasos para encontrar la tranquilidad en tu habitación:

  • Lo que más abunda dentro de una habitación es el color que hemos escogido tanto para las paredes como para el resto de decoración. Por eso esccoger un color relajado, pastel, netro, será el primer consejo para conseguir la tranquilidad que buscamos en nuestro dormitorio.
  • También necesitaríamos una alfombra mullida grande donde nos apetezca estar descalzos.
  • Las cortinas también hay que elegirlas de un color neutro como decíamos en el primer punto, pero si además tenemos unas cortinas que puedan bloquear el paso de la luz para cuando lo necesitemos nos serán de gran ayuda.
  • Los cojines pomposos y cómodos así como un nórdico o colcha que nos atrape si nos tumbamos en la cama es el siguiente paso.
  • Tener plantas en nuestro dormitorio ayuda también a conservar un aire fresco y renovado.
  • Las bombillas van a ser clave ya que cuando queramos disfrutar de nuestra habitación durante los días nublados o a las últimas horas del día la temperatura de la luz puede cambiar nuestra habitación por completo. Las luces más calurosas son más acogedoras aunque las luces blancas reflejaran los colores que hemos elegido tal y como son. Lo mejor sería tener unas lámparas que permiten graduar la cantidad de luz, pero si lo prefieres también puedes aprovechar el material de las lámparas de techo para difuminar la luz o darle el toque de color que necesitas.
  • Extras: música para relajarse, sonidos de la naturaleza, incienso, velas aromáticas... Son un plus que te dan el último empujón para conseguir una absoluta relajación. Sólo tienes que descubrir cuál es la tuya.