mujerHoy

vivir

En 2017 el entrenamiento estrella será … ¡gatear! 

Para muchos expertos es sencillamente la vuelta a los patrones fundamentales del fitness...

Gatear tiene muchos beneficios que no sabes.
Gatear tiene muchos beneficios que no sabes. fotolia

La naturaleza es sabia y no en vano gateamos antes de andar. Los beneficios de este ejercicio son enormes e implican a casi todos los músculos del cuerpo, desde los glúteos hasta los hombros pasando por toda la zona abdominal y las caderas. 

El gateo entra entre lo que los científicos llaman “movimientos fundamentales”. También lo son saltar, correr o balancearse. Esencialmente son movimientos que hacíamos habitualmente de niños y que están implicados en el desarrollo pero que dejamos de hacer a medida que fuimos creciendo y envejeciendo. Sin embargo son actividades que fortalecen los músculos de un modo natural y por tanto no producen lesiones. 

La locura por la vuelta a los “movimientos fundamentales”, y concretamente por el gateo ya se puede palpar en los gimnasios de Estados Unidos. Para muchos expertos es sencillamente la vuelta a los patrones fundamentales del fitness. 

Tres razones por las que te conviene empezar a gatear otra vez: 

  1. Tonifica todos los músculos: Las clavículas, los glúteos, la espalda, los músculos abdominales más profundos, las caderas y hasta los pies. No hay una sola parte del cuerpo que no se ejercite gateando. No importa que tipo de gateo elijas vas a hacer trabajar a todo tu cuerpo.
  2. Fortalece la musculatura para la vida real: Aceptémoslo, es poco probable que tengas que levantar muchos kilos con una sola mano o que tengas que dar una patada a una puerta que pese 70 kilogramos. Sin embargo, gatear te prepara para cosas reales y para moverte, gatear te enseña a estabilizarte mientras te mueves, además te protege contra el dolor de espalda y las lesiones de los hombros. Los movimientos fundamentales protegen al cuerpo de una forma natural a medida que envejecemos y nos permite seguir haciendo los mismos movimientos de siempre porque te enseña a soportar el peso de tu propio cuerpo. 
  3. No necesitas un gimnasio para gatear: Gatear ni siquiera se considera un entrenamiento (de momento. No es algo que haya que hacer en un gimnasio aunque cada vez más centros los incluyan en sus rutinas de entrenamiento. Puedes gatear a cualquier hora y casi en cualquier sitio. Lo puedes integrar con otros movimientos fundamentales como saltar por las escaleras. Va a ser muy productivo para tu cuerpo.

Horóscopo