mujerHoy

vivir

10 nuevas cosas para estar en forma (ahora sí) en 2017

Toma nota de nuestro decálogo fitness para comenzar el año de la forma más saludable.

¿Pensando en ponerte en forma en 2017? ¡Estás en el sitio adecuado!
¿Pensando en ponerte en forma en 2017? ¡Estás en el sitio adecuado! Cordon Press

Con 2017 recién empezado en nuestra lista de propósitos está (como no) ponernos en forma de una vez por todas.

Y claro, la duda está en como empezar... Y es que la lista de gimnasios, de ejercicios y de material deportivo que podemos encontrar hoy en día abruman.

Así que esta vez no te vamos a aburrir con las clásicas recomendaciones... ¡Vamos a darle una vuelta a todo lo que crees conocer!

10 cosas que nadie te contó para estar en forma en 2017

  1. 1. No te apuntes al gimnasio, convence a alguien para hacer ejercicio. ¿Dentro de tus propósitos para 2017 estaba apuntarte al gimnasio? Mal empezamos... Si (casi) nunca has hecho ejercicio y no estás acostumbrada al 'gym', el 'choque' puede ser brutal. Antes de nada, intenta convencer a un amig@, compañer@ o familiar para que sea más llevadero y uno tire del otro cuando le venza la pereza. ¡Y ahora ya te puedes apuntar!
  2. 2. No salgas a correr, apúntate a clases de baile... ¡O lo que te apetezca! Si eres de las que va a salir a correr "porque está de moda", detente un momento y piensa... ¿De verdad es lo que te apetece? Tal vez el cuerpo te pide otras cosas, ya sean clases de Zumba, Pilates, Yoga, CrossFit... La cuestión es encontrar el deporte adecuado, y no tiene porque ser el 'running'. ¡Hay vida más allá de las zapatillas!
  3. 3. No comas verduras hervidas, ¡come de todo!. Uno de los principales errores a la hora de ponernos en forma es nuestra dieta. Es curioso como pasamos de atiborrarnos en Navidades de pavo relleno, turrón y polvorones a sopitas, verduras hervidas y pollo a la plancha... ¡Error! Hay que comer de todo (obvio), pero restringiendo los alimentos con más 'calorías vacías': fritos y azúcar principalmente... Aún así no te prives de un capricho de vez en cuando.
  4. 4. No entrenes como una profesional, sino como una persona. Si, las posturas de yoga de Vanessa Lorenzo están muy bien; y las sentadillas de Jen Selter son increíbles... Pero si pretendes ponerte al día en un par de semanas, lo llevas claro. La mayoría miraremos con sana envidia a las 'pros', ¡pero eso no quita para que luzcamos tipazo en bikini este verano! Entrena con cabeza y deja los entrenamientos más intensos para el final de semana.
  5. 5. Descansa todo lo que quieras, pero no seas perezosa. Junto con la comida y el ejercicio es la otra piedra angular de un estilo de vida sano. Y sin embargo, es el que más suele cojear. Está claro que dormir 8 horas diarias es complicado en nuestro actual ritmo de vida, pero no es algo a lo que debamos renunciar de antemano, sino aspirar. Y por supuesto, si el entrenamiento fue muy intenso, te ves agotada o simplemente las agujetas no te dejan moverte; descansa. No te preocupes. ¡Mañana será otro día!
  6. 6. ¡Fuera obsesiones! "Quiero el XXX de YYY". Sustituye los XXX por una parte del cuerpo de la famosa YYY y ya lo tienes... Error otra vez. Cada una tenemos nuestra constitución (que no se puede cambiar) y nuestro metabolismo (que cambia, pero no tan rápido como quisiéramos). Está claro que Kate Moss nunca tendrá las curvas de Jennifer López, ¿no? ¿Entonces porque pretendes un imposible? Ahuyenta las obsesiones y fíjate un objetivo realista, que además no tiene porque ser la famosa de turno. ¡Recupera tu cuerpo!
  7. 7. No te pongas objetivos imposibles. Si, todas hemos visto los pantalones de diez años atrás en el armario y queremos volver a ponérnoslos. Pero quizás no sea un objetivo realista. Es mejor empezar poco a poco (sobre todo al principio) y más aún teniendo en cuenta que los primeros resultados no se verán (al menos) hasta pasadas dos semanas de ejercicio. Y, aunque no está mal pensar a largo plazo; son las pequeñas metas las que nos mantienen activo día a día: superar nuestra última marca, 'ganar' a nuestro compañero de ejercicio, probar un nuevo ejercicio o vencer la pereza son motivaciones más que suficientes para hoy. ¿A qué esperas?
  8. 8. Comparte tus progresos. Básico. Hazte fotos y compáralas con otras anteriores, sube tus entrenamientos a las redes sociales o presume de como te quedan esas mallas nuevas... No es que necesitemos la aprobación de nuestros amigos, pero cuando vean lo bien que te está sentando el cambio ¡seguro que recibirás un montón de energía positiva! El deporte es más social que nunca.
  9. 9. No pierdas el tiempo en YouTube. Otro clásico que deberíamos desterrar, al menos para los principiantes. YouTube está plagado de vídeos de ejercicio. Y lo malo es que, sin experiencia, podemos hacernos mucho daño imitando algunos entrenamientos exigentes. Si tienes dudas, lo mejor es que te grabes y compares como estás haciendo el ejercicio. Pero claro, nuestra recomendación es que un profesional te indique y te corrija en vivo y en directo.
  10. 10. Y por supuesto, consulta a los que saben. Bien, ya te hemos convencido. Ya has 'liado' a tu mejor amiga para acompañarte a clases de Rumba, vas a modificar tu dieta y le darás más importancia al descanso... Pues todo lo que hemos dicho no sirve sin la ayuda de un profesional: lo primero es lo primero. Antes de empezar (en serio) con el ejercicio, consulta con tu médico de cabecera para prevenir posibles complicaciones y que te indique que ejercicios te convienen más según tu edad, lesiones o estado físico general.


Horóscopo