mujerHoy

vivir

Los (falsos) mitos del fitness

Ponernos en forma de una vez por todas y acudir con más frecuencia al gimnasio son los dos propósitos de comienzo de año más comunes entre las españolas.

Una mujer con ropa fitness
Una mujer con ropa fitness cordon

El 75% de las españolas aspira a conseguir ir al gimnasio durante este 2017. Pero, a veces, no basta con tomárselo en serio para lograr buenos resultados y el tan deseado cambio de talla y de tono muscular. ¿El motivo? No siempre nos ejercitamos de la mejor manera posible. Lamentablemente, en lo que respecta al deporte, todavía hay numerosas ideas falsas que pueden sabotear nuestras expectativas. Te mostramos lasmás habituales y lo que la ciencia dice sobre ellas. Conocerlas te ayudará a conseguir el objetivo que te has marcado.

Falsos mitos:

  • "Hacer abdominales ayuda a reducir cintura". Numerosas investigaciones han demostrado que el organismo no es capaz de eliminar la grasa de forma localizada: cuando quemamos grasa, lo hacemos de todas las diferentes zonas en las que el cuerpo la almacena, así que, por muchos abdominales que hagamos, no vamos a perderla solo de la cintura. Solución: para perder grasa abdominal, debes generar un déficit calórico, combinando ejercicio cardiovascular intenso con una alimentación adecuada. ¿El método ideal? El HIIT, el entrenamiento en intervalos de alta intensidad.
  • "Hay que beber agua con azúcar para eliminar las agujetas". Este es uno de los mitos más peligrosos en el mundo del fitness. Las agujetas son dolores provocados por las microrroturas que se producen en las fibras musculares tras un entrenamiento intenso. Estas molestias suelen aparecer entre 24 y 36 horas después de dicho entrenamiento, en pleno proceso de regeneración. La glucosa nada tiene que ver con este proceso, por lo que no nos ayuda en nada beber agua con azúcar. Sin embargo, una ingesta de azúcar como esta eleva la insulina en sangre de forma repentina. Este tipo de subidas, si ocurren frecuentemente, pueden ser contraproducentes para la salud, ya que contribuyen a desestabilizar el sistema hormonal, e incluso pueden desencadenar enfermedades como la diabetes.
  • "No hagas pesas, porque vas a engordar". Haciendo trabajo de fuerza con pesas no solo no se engorda, sino que se mejora el metabolismo, lo que contribuye a una mayor pérdida de grasa. Es importante señalar que un kilo de masa muscular ocupa menos volumen que un kilo de grasa. Por lo tanto, en la medida que mejoremos nuestra masa muscular, estaremos fomentando la pérdida de grasa, lo que logrará, como resultado, un descenso de volumen.

Ni plástico ni nadar

  1. "Sudar ayuda a quemar grasa". Mucha gente entrena con un chubasquero para adelgazar más. ¿Te suena? Pues no sirve de nada. El sudor es un mecanismo de termorregulación, en el que solo se eliminan líquidos y minerales, pero nada de grasa. Hacer ejercicio elevando la temperatura puede ser peligroso.
  2. "Lo mejor para la espalda es nadar o el pilates". No todas las técnicas y ejercicios de natación y pilates son adecuados si hay lesiones de espalda. ¿Mi recomendación? Ir a un especialista para un buen diagnóstico y ponerse en manos de un licenciado en Ciencias del Deporte antes de hacer ejercicio.

Horóscopo