mujerHoy

vivir

¿Existe algo similar a estar demasiado en forma?

Al parecer sí, y puede dar problemas de salud.

Una chica haciendo ejercicio.
Una chica haciendo ejercicio. adobe stock

Un estudio publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings sugiere que los que practican demasiado fitness pueden incluso desarrollar una enfermedad llamada Calcificación de la arteria coronaria: una acumulación de calcio en las paredes de esas arterias que las hace menos flexible e incrementa el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular más seria. Pero no es algo de lo que deban preocuparse la mayoría de las personas que practican habitualmente un deporte.

El equipo de investigadores de la Universidad de Illinois siguieron los hábitos de ejercicio físico de más de 3000 personas durante 25 años, y observaron que aquellos que pasaban en el gimnasio más de siete horas y media por semana (tres veces mas del tiempo recomendado) tenían un 25% más de riesgo de desarrollar una calcificación de la arteria coronaria en torno a los 50 años. El 40% de los que se ejercitaban demasiado habían desarrollado algún grado de calcificación al cabo de 25 años.

Estos resultados apuntan los investigadores, no deben usarse como excusa para llevar una vida sedentaria porque el ejercicio es casi siempre bueno y la mayoría de la personas suelen necesitar algo más del que practican, y no menos.

“Los resultados de esta investigación no se pueden aplicar al 99% de la población, explica el doctor Deepak Bhatt, del Brigham and Women’s Hospital de Boston, porque la mayoría no están en ese rango de entrenamiento. El problema en los países del Primer Mundo, sobre todo de Estados Unidos, es que la gente no se acerque siquiera a las cantidades recomendadas de ejercicio físico”.

El cuerpo activa la producción de calcio (que luego se convierte en calcificaciones) para reparar las lesiones producidas por el exceso de ejercicio en los corredores de maratones o en las personas que practican deportes de resistencia. Y aunque se sabe que las calcificaciones elevan el riesgo cardiovascular en personas sedentarias no se sabe si el riesgo sería el mismo en personas activas.

“Piensa en una artritis de rodilla. En una persona activa y saludable es muy probable que la función de la rodilla se preserve durante más tiempo que en una persona que se pasa el día en el sofá mirando la tele y que tenga, además, sobrepeso. Aunque ambas tengan la misma cantidad de calcio en la rodilla la función será mejor en la persona activa y saludable”, explican los autores del estudio. Lo mismo señalan puede suceder con las calcificaciones del corazón, aunque señala que el exceso de calcio nunca es una buena noticia y que otros estudios también coinciden en señalara el exceso de ejercicio físico como un factor de riesgo.

“Todo es mejor con moderación, y probablemente esta regla se cumple sobre todo en el ejercicio físico”, aseguran. Así que a veces es mejor no pasarse en el gimnasio. Ya sabes, es siete horas a la semana no es una buena idea.


Horóscopo