mujerHoy

vivir

¿De qué se ríen nuestros hijos?

Con millones de visitas, los vídeos de bromas son las estrellas de YouTube o Instagram y arrasan entre los adolescentes. Pero ¿sabemos de verdad qué están viendo? De vez en cuando, algunos de esos vídeos saltan a la actualidad porque recogen conductas ofensivas. Y es que muchos de ellos no solo no tienen gracia, sino que fomentan valores peligrosos. Los expertos opinan.

Getty

Madrid

Lucas tiene 12 años -casi 13, señala con orgullo preadolescente- y uno de sus ídolos es el youtuber Auronplay. "Es el boss", dice escuetamente. O sea "el jefe" o "lo más". Él lo conoce porque, aunque tiene el acceso a internet restringido, sus compañeros de clase lo siguen y le cuentan o enseñan sus vídeos. Auronplay hace bromas telefónicas, comenta vídeos de gente anónima o de otros youtubers, y, en ocasiones, desenmascara retos (los llamados challenges) o bromas falsas. También da su opinión, por lo general polémica, sobre asuntos muy comentados, como Gran Hermano.

Así ha logrado más de cinco millones de suscriptores en su canal de YouTube y más de 600 millones y medio de visualizaciones, sumadas entre todos sus vídeos. Si a tu alrededor alguna criatura repite sin parar "¿Qué tal chavales? ¿Todo bien, todo correcto? Y yo que me alegro", ha caído bajo el hechizo de Auronplay: con ese saludo abre todas sus intervenciones.

Auronplay se describe así en Twitter (1,64 millones de seguidores): "¿Te parece muy ofensivo? A mí me parece bastante divertido, por eso soy más feliz que tú. De pequeño quemaba cosas". Sale en los titulares de la prensa por sus éxitos (dos libros publicados en una gran editorial, espectáculos masivos con sus fans) y puede que sus críticas a youtubers como mrgranbomba (que recibió una bofetada por llamar "caranchoa" a un repartidor), o Reset (que dio galletas rellenas de pasta de dientes a un indigente), hasta nos tranquilicen. Pero no nos equivoquemos: todo viene rodeado de decenas de tacos y comentarios con connotaciones adultas (todos los youtubers lo son) poco apropiadas para un menor.

"Mucho de este contenido supone un problema educativo y ético, pero no es ilegal"

"Es como el caramelo envuelto en un papel envenenadoV, dice la psicóloga experta en niños y adolescentes María Rosa del Rincón. Lo cual convierte sus mensajes en más perversos para esos seguidores sin criterio. Y los adolescentes y preadolescentes lo son, además de mostrar una lealtad sin fisuras.

"YouTube es el servicio más consumido por menores y a edades cada vez más tempranas -dice Jorge Flores, presidente de la asociación Pantallas Amigas-. Mucho de este contenido supone un grave problema educativo y ético, pero al no ser ilegal, es difícil actuar".

Insultos y cámara oculta

¿Qué nos encontramos en ese universo youtuber o instagramer que hace reír a los más jóvenes? Un repaso a sus estrellas, con millones de seguidores, revela comentarios graciosetes bromas telefónicas o con cámara oculta (travesuras o pranks), tacos, comentarios chulescos, racistas y machistas, y hasta agresiones a mascotas.

Algunas "gracias" llegan a la policía o al juez, como la de "caranchoa", las galletas con dentífrico o el youtuber que ha sido condenado por acoso sexual por besar a desconocidas. Pero el resto no, y deleitan a sus fans. "Este tipo de contenidos hace que los chavales pierdan la noción de la realidad y lo razonable -continúa Jorge Flores-. Y que consideren normales conductas que no lo son, como bromas que hacen daño o humillan y se difunden".

rUBIUS
rUBIUS d.r:'

Los más seguidos:

  • Rubius: Rubén Doblas Gundersen tiene 27 años y es el youtuber más seguido en nuestro país, el segundo en lengua española y el tercero más popular del universo YouTube, con casi 24 millones de suscriptores y más de 5.000 millones de visualizaciones. Comenta videojuegos y hace sketches o challenges (retos).
  • Auronplay: Raúl Álvarez, tiene 28 años y cinco millones de suscriptores. Hace bromas telefónicas y comenta vídeos.
  • Reset: Kan-Hua Ren, de origen chino, tiene 19 años y un millón de suscriptores. Entre sus "gracia" está la de maltratar (dice que es simulado) a sus gatos. Rellenó galletas con pasta de dientes y se las dio a un indigente. Fue denunciado por la policía, pidió perdón y borró el vídeo, pero dijo: "Le di algo para que se limpiara los dientes".
  • Mr.Grambomba: Sergio Soler, de 20 años y con más de 500.000 suscriptores, acaba de cerrar su canal, tras venderlo a una marca de gafas de sol por más de 200.000 ¬, aunque ha abierto otro. Su especialidad: la cámara oculta, con la que graba a viandantes tras insultarles. Hasta denunció al repartidor que le abofeteó por llamarle "caranchoa".
  • Hamza Zaidi: Este chico marroquí empezó en 2016 y tiene 560.634 suscriptores. Su expresión "qui ti pasa" se ha hecho viral. Parodia películas, canta, bebe alcohol y come comida basura, pero también ha visitado los campos de refugiados sirios en Grecia.

Reírse del mal ajeno

"Los chicos de ahora carecen de ingenuidad, en comparación con generaciones anteriores, aunque no tienen más madurez", afirma Ángel Peralbo, director del Área de Adolescentes del Centro de Psicología Álava-Reyes. "Tienen más "intención" o "mala intención", por un deseo de ir más allá de los límites -reconoce-. Ese tope de respeto o de ponerse en el lugar del otro que era intocable antes, lo traspasan con naturalidad, porque se relativiza de forma constante". La consecuencia: una tendencia a la falta de empatía, se impone reírse del mal ajeno.

Aunque esto no es nuevo y a los adultos también nos gusta, el problema es la masividad de los mensajes y el daño irreparable que pueden causar. En manos de los adolescentes, sin un criterio formado sobre las consecuencias, es una bomba de relojería. "A esta edad, te ríes de lo que se ríen los demás", dice Peralbo. Y el éxito se mide por seguidores, no por la corrección del mensaje.

Si no les damos otros mensajes, aprenden a reírse humillando y desperso-nalizado.

Los expertos, además, coinciden en otro punto: muchos padres no son conscientes de ese riesgo. "Damos por hecho que los valores están implícitos en el entorno, en lo que decimos y se enseña en el colegio, pero no es así; los valores se trabajan día a día", reflexiona Peralbo. "Si no lo compensamos con otros mensajes,

aprenden a reírse humillando y despersonalizando a los demás", explica la psicóloga Mª Rosa del Rincón, quien apunta: "En consulta, vemos a muchos niños que solo se comunican en chats, lo que contribuye a esa despersonalización y abona conductas como el acoso".

Ellos piensan que sus ídolos son como ellos, pero no es así: son mayores de edad y saben cómo ganar dinero. "Los valores que los padres tratan de inculcar quedan obsoletos -señala la psicóloga-. Los chicos, más que nativos, son analfabetos digitales. Ser conscientes de los riesgos es esencial, no podemos despacharlo con un "a su edad, hacíamos otras cosas", porque no es verdad. La tecnología no tiene nada que ver con el mundo de generaciones anteriores", concluye. En la adolescencia, el éxito se mide por la repercusión entre iguales. Y estos modelos pueden llevar a un chaval donde se quiera.

A menudo, los padres nos decimos que hablamos con los hijos, pero no lo hacemos o solo de notas y conductas extremas (adicciones, bullyng, sexting...), dice del Rincón. Sin embargo, hay un mundo aparentemente menos grave, en el que los graciosos nos sustituyen transmitiendo valores. Solo ayudándolos a reconocerlo, podremos guiarles para que sean críticos y se defiendan. 

Qué podemos (y debemos) hacer los padres:

    Los psicólogos Ángel Peralbo y María Rosa del Rincón nos dan las pautas.

    • Afrontemos la realidad: las redes sociales no son comparables a nada de lo que vivió nuestra generación.
    • Ten presente que tu hijo no es un experto en redes ni en tecnología. Es solo un niño, no tiene criterio y es vulnerable.
    • Fórmate, investiga. Tú tienes que controlar lo que tu hijo hace, no al contrario.
    • Recuerda que siempre tratará de saltarse la norma... y las claves. No le dejes con su tablet o teléfono a solas, aunque tenga control parental.
    • No te obsesiones con mantenerlo al margen, es imposible. La clave está en "conectar" y "hacerle pensar".
    • Trata de descubrir qué piensa: pregúntale, deja que te enseñe. Se sentirá orgulloso y podrás sugerirle otros contenidos.
    • Pon límites y habla a tiempo. Cuando detectas el problema, ya lleva mucho viendo valores nocivos
    • Comparte tiempo libre con él y fomenta que haga deporte y otras formas de ocio con otros chavales.
    • Pon horario de uso, aunque las normas no deben ser demasiado estrictas, si no se sentirá desalentado. Tú también debes respetarlas.

    "booktoubers" y profesores en la Red:

      Son la otra cara del fenómeno de las redes sociales. Muchos profesores los utilizan para implantar lo que llaman el aula invertida, es decir, trabajar por proyectos en clase y dejar las lecciones magistrales para casa. Los youtubers que explican materias escolares de forma atractiva o alientan a la lectura gustan mucho y pueden ser potentes aliados.

      • El coleccionista de mundos. Sebastián García Mouret, de 21 años, es el creador del canal en castellano sobre literatura con más suscriptores de YouTube (195.000 y más de ocho millones de visualizaciones). Hace reseñas y comentarios sobre literatura juvenil pero también sobre clásicos.
      • Nube de palabras. Sara, de 23 años, es licenciada en Ciencias Ambientales y tiene en su canal de YouTube 75.964 suscriptores y casi tres millones de visualizaciones. Hace recomendaciones y reseñas de libros, tanto juveniles como para adultos y títulos clásicos, pero también sobre sus series favoritas.
      • Las palabras de Fa. Esta mexicana, que se describe a sí misma como "fangirl y lectora", tiene en su canal de YouTube 334.472 suscriptores y sus vídeos han alcanzado más de 20 millones de visualizaciones. Habla sobre "cómo nos transforman los libros". En uno de sus vídeos, hace un repaso de los 10 booktoubers más recomendables.
      • David Calle. Este ingeniero y profesor, conocido como el profe youtuber, ha estado seleccionado como uno de los 10 mejores docentes del mundo en el Global Teacher Price 2017. Con más de 700.000 suscriptores, su canal Unicoos ofrece a los alumnos explicaciones téoricas, ejercicios y resolución de problemas, sobre matemáticas, física, química y tecnología.

      Horóscopo