mujerHoy

vivir

Lleva a tu bebé en brazos: beneficios del porteo

Una opción sencilla y cómoda de obtener numerosos beneficios tanto para los padres como para el bebé.

Bebé en brazos de su madre.
Bebé en brazos de su madre. Fotolia

Tu bebé lleva nueve meses en tu seno, está acostumbrado a que tú lo lleves de un lugar a otro, a escuchar tu corazón constantemente y a sentir tu respiración.

Una vez nacido, tiene que adaptarse a infinidad de novedades y a buen seguro que lo hace, sin embargo, podemos ayudarle a que sea de forma paulatina para que se sienta seguro y confortable. El porteo es una opción sencilla y cómoda de obtener numerosos beneficios para el recién nacido y para quien portea.

Para el bebé:

  • Favorece la lactancia: Es importante tener en cuenta que los portabebés ergonómicos están hechos para portear y no para dar el pecho, pero el contacto directo del recién nacido con el cuerpo de la madre hace que se establezca mejor la lactancia.
  • El bebé está más tranquilo: Los bebés porteados se sienten más seguros por lo que están más tranquilos. Protegidos y sintiendo los sonidos que le han acompañado durante nueve meses en el seno materno son bebés más tranquilos y que lloran menos.
  • Duerme más y mejor: Gracias a todo eso, los pequeños suelen dormir más y mejor. De hecho, para que un bebé duerma bien de noche es imprescindible que duerma bien de día. Para ello, el porteo hace que se sientan mecidos y acompañados, por lo que su serenidad de día se ve reflejada en noche.
  • Tienen mejor bienestar físico: Los bebés porteados tienen menos cólicos y reflujo ya que la postura erguida los previenen. A esto hay que sumar que el balanceo al caminar hace un efecto masaje que ayuda a realizar la digestión y a expulsar los gases.

Para el adulto:

  • Fortalece el vínculo con el bebé: El contacto continuo hace que la relación entre el bebé y la persona que le portea sea estrecha y muy íntima, de ahí que sea una oportunidad única para que los padres se sientan unidos a sus pequeños y para que las madres mantengan y profundicen en la relación con los pequeños.
  • Favorece la autoestima: Esta estrecha relación hace que los padres se sientan más confiados ya que se sienten más seguros y capaces de reconocer las señales de sus pequeños en caso de hambre o cansancio.
  • Aumenta la autonomía y movilidad: El uso de portabebés te deja las manos libres por lo que puedes realizar diversas actividades. Así se puede hacer la compra con libertad, se puede llevar el paraguas cómodamente o puedes pasear de la mano de tu hijo mayor, si todavía le gusta, haciendo que no se sienta desplazado por la llegada del recién nacido.
  • Higiene postural: El porteo fortalece los músculos de la espalda ya que el uso de portabebés ergonómicos hace que el peso se reparta de forma homogénea por lo que mejora la postura. Además, evita los dolores causados al coger a los bebés en brazos.


Horóscopo