mujerHoy

vivir

¿Sabías que se hereda el insomnio de las madres?

Varios mecanismos podrían explicar la relación entre el sueño de los padres y los niños...

Una niña que no puede dormir.
Una niña que no puede dormir. adobe stock

Bien sabemos que hay niños que duermen mejor que otros aunque sigan las mismas rutinas de sueño. Aunque no está claro a qué se debe, parece que el ritmo de sueño de las madres podría influir en el de los niños. Según una investigación hecha por las Universidades de Warwick y de Basilea, los niños duermen peor si las madres sufren de insomnio.

El sueño es esencial para el bienestar y el desarrollo de los niños, de hecho, la falta de sueño puede afectar a la salud mental, al aprendizaje y al rendimiento escolar. En el estudio dirigido por Sakari Lemola, del departamento de Psicología de Warwick y por Natalie Urfer-Maurer, de la Universidad de Basilea se ha detectado que de los hijos de madres con insomnio se duermen más tarde y tienen un sueño menos profundo. El trabajo lo han hecho analizando los datos de casi 200 niños sanos de entre 7 y 12 años y de sus progenitores, evaluando el registro de la actividad eléctrica del cerebro mediante electroencefalografías.

Tras detectar que los niños con madres insomnes duermen menos y peor, se constató también que no hay relación entre el ritmo y calidad del sueño de los padres con el de sus hijos. El estudio sugiere que la razón por la que el sueño de los niños está más estrechamente relacionado con el sueño de las madres que con el sueño de los padres es que, en promedio, las madres pasan más tiempo con sus hijos que con los padres.

El sueño juega un papel esencial para el bienestar de los adultos y los niños. El sueño corto y la mala calidad del sueño pueden afectar la salud mental, el aprendizaje, la memoria y el rendimiento escolar en los niños. En la edad adulta alrededor del 30% de las personas sufren de sueño perturbado. El trastorno del sueño más común en la edad adulta es el insomnio, que se define por síntomas como dificultad para caer o permanecer dormido por la noche.

"Estos resultados son importantes porque el sueño en la infancia es esencial para el bienestar y el desarrollo", explica el Dr. Sakari Lemola. "Los hallazgos muestran que el sueño de los niños tiene que ser considerado en el contexto familiar. En particular, el sueño de la madre parece ser importante para qué tan bien los niños en edad escolar duermen”.

Varios mecanismos podrían explicar la relación entre el sueño de los padres y los niños. En primer lugar, los niños pueden aprender hábitos de sueño de sus padres. En segundo lugar, el mal funcionamiento de la familia podría afectar el sueño de los padres y los niños. Por ejemplo, las peleas familiares en la noche antes de acostarse pueden evitar que toda la familia de una buena noche de sueño.

En tercer lugar, es posible que los padres que sufren de sueño pobre muestran "atención selectiva" para sus propios problemas de sueño, así como los de sus hijos, lo que lleva a una mayor vigilancia del sueño. Es posible que el aumento de la vigilancia y los intentos de controlar el sueño puedan afectar negativamente la propia calidad del sueño. Finalmente, los niños también pueden compartir los genes con sus padres que los predisponen a dormir mal.


Horóscopo