mujerHoy

vivir

Montessori y los Reyes Magos, otra visión de la Navidad

Son muchos los padres interesados en la metodología Montessori, descubre en qué consiste.

Una niña celebra la navidad.
Una niña celebra la navidad. Getty

La pedagogía Montessori cobra cada día más enteros en nuestra sociedad, son muchos los padres interesados en esta metodología respetuosa con la maduración individual del niño a la vez que exigente con sus capacidades y responsabilidades. Uno de los aspectos que más controversia o dificultad suscita en las familias es la que tiene que ver con la Navidad y con las figuras como Papá Noel o los Reyes Magos.

En Montessori no se promueve la fantasía por lo que personajes inventados que llegan de forma misteriosa a los hogares son poco compatibles con esta premisa. Además, surge la duda sobre lo apropiado de 'mentir' a los niños con la excusa de disfrutar de las fiestas. Para algunas personas el problema llega cuando el niño descubre la verdad, ya que temen que pueda llevarse una gran decepción, especialmente al descubrir que han sido sus padres los que han sostenido una mentira a lo largo de los años.

Sin embargo, todos coinciden en que Montessori, del mismo modo que respeta la individualidad de cada niño, lo hace también en cada una de las decisiones de los adultos y además, existen fórmulas para poder disfrutar de las fiestas y, especialmente, de sus valores, principal aliado de esta metodología pedagógica.

También cabe destacar que, aunque pueda aplicarse en casa, se trata de una fórmula ideada para trabajar en los colegios, donde los niños pasan varias horas al día, por lo que no todo puede aplicarse de forma directa, sino que ha de ser adaptado y en eso son las familias las que tienen que elegir cuál es la mejor forma de hacerlo en su caso.

La felicidad propia y ajena, el agradecimiento, compartir, la generosidad son valores intrínsecos de la Navidad y la excusa perfecta para hablar de ellos y para ponerlos en práctica. En lugar de una carta a los Reyes Magos puede hacerse una carta de lo mejor que me ha pasado este año o de agradecimiento por todo lo bueno que nos rodea y del mismo modo, se pueden establecer retos y deseos para el año nuevo.

Explicar a los niños el origen de las tradiciones y ver lo que se hace en las diferentes culturas también proporciona a los niños apertura de miras y les enseña que en cada casa las costumbres son diferentes e igual de respetables.

Así, sin necesidad de que lleguen personajes, la mañana de Navidad los niños podrán abrir regalos y seguirá siendo un día mágico. Sin embargo, dado que los niños no viven aislados, sin inmersos en una sociedad en la que la Navidad es una de las fiestas más representativas, es importante escuchar al pequeño y ayudarle a vivirlas sin crearles falsas expectativas o frustración. Ofrecer una visión global y cultural será la mejor aliada si lo que quieres es vivir la Navidad manteniendo eso de no fomentar la fantasía manteniendo, sin embargo intacto el derecho al creer de tu pequeño.


Horóscopo