mujerHoy

vivir

Mi hijo tiene lombrices, ¿qué hago?

¿Cómo se contagian?, ¿cómo se elimina? Éste artículo responde a tus dudas.

getty

Si te dicen que un niño tiene 'oxiuriasis' es posible que no tengas ni idea de qué se trata, sin embargo, si te dicen que lo que tienen son lombrices se convierte en algo mucho más prosaico. Las lombrices son un parásito humano y por si te está sucediendo, es importante que sepas que su contagio no tiene nada que ver con la higiene personal o familiar. Sin embargo, sí es importante extremar la higiene para evitar su propagación en el resto de miembros de la familia.

Lo primero es saber que no se trata de una afección grave ni causa problemas de salud más allá de picores y la irritación en la piel producida al rascarse. Pero empecemos por el principio, ¿cómo se contagian?

Los huevos de las lombrices pueden acabar en cualquier objeto que haya tocado una persona infectada, en la ropa, en las toallas… En definitiva, los huevos pueden vivir hasta dos semanas fuera del cuerpo humano. Lo habitual es que terminen en las manos y las uñas de las personas, especialmente en las de los niños pequeños que como acostumbran a meterse las manos en la boca pueden tragar los huevos.

A partir de ese momento, comienza el proceso de infección. Los huevos llegar al intestino delgado de donde salen las larvas que se mueven hasta el intestino grueso donde ya, como adultas, adquieren la forma de pequeñas lombrices blancas de unos 5 milímetros.

Aproximadamente dos meses después de la infección, las hembras se reproducen y ponen huevos en los márgenes del ano que se adhieren a la piel y que provocan irritación haciendo que el niño se rasque constantemente. Volviendo a iniciarse el circulo de contagio desde las manos del niño a los objetos.

Una vez descubierto que el niño tiene lombrices, ¿qué hay que hacer? El tratamiento de las lombrices es farmacológico y hay que seguirlo estrictamente. Se toma en una sola dosis que mata a las lombrices pero no a los huevos. De ahí que sean tan importante los tiempos del ciclo vital de este parásito y dos semanas después hay que repetir el tratamiento para conseguir eliminarlas cuando los huevos ya han eclosionado pero no se han podido volver a reproducir todavía. Mientras se eliminan, se puede aliviar el picor con baños templados y una crema suave.

Las claves para evitar el contagio:

  • Mantener las uñas de tus hijos cortas y limpias.
  • Cambiar habitualmente la ropa interior.
  • Cambiar habitualmente las sábanas.
  • Utilizar pijama enterizo cerrado para que no se rasque mientras duerme.
  • No compartir las toallas y lavarlas habitualmente.
  • Desinfectar los inodoros.
  • Lavar las manos continuamente
  • Limpiar con agua y jabón a los niños cuando vayan al servicio


Horóscopo