mujerHoy

vivir

El karma atrapa a Aída y le da un revolcón para la historia de Gran Hermano Vip

Mientras Aída se las veía y deseaba para superar el circuito de la pista americana, inútil, arrastrada y derrotada en el barro, sus compañeros le gritaron todos a una el lema con el que ella les ha martirizado toda la semana

La concursante de Gh Vip Aída Nízar
La concursante de Gh Vip Aída Nízar d. r.

En un momento de la guerra a campo abierto que Aída Nízar estableció con la ingobernable Elettra Lamborghini (con la española ordenándole a la italiana fregar toda la casa), la joven heredera entró en el confesionario y lanzó su particular maldición romana: “El karma pasa factura”. Dicho y hecho. Horas después, el sargento Matamoros entró de nuevo en la casa de Gran Hermano Vip para capitanear la prueba semanal y relevar a Nízar del mando. No contento con la degradación, el karma se valió de la humillación.

En un momento de genialidad brutal, mientras Aída se las veía y deseaba para superar el circuito de la pista americana, inútil, arrastrada y derrotada en el barro, sus compañeros le gritaron todos a una el lema con el que ella les ha martirizado toda la semana: “¡Adora tu vida! ¡Adora tu vida! ¡Adora tu vida!”. El fantástico ingenio pasivo-agresivo de los damnificados de Aída sí que tuvo su recompensa, porque el grupo logró ganar la prueba a pesar de que Nízar consumió ella sola el tiempo de cinco.

Otro gran momento de la noche de ayer ocurrió al posicionarse los concursantes tras la persona que, en su opinión, tendría que abandonar la casa. En un movimiento de maestro de ajedrez, el italiano Marco destapó el juego manipulador del compositor Alejandro Abad. Para explicar por qué prefería que se fuera él en vez de Aída, explicó: “Creo que Alejandro desarrolla siempre una afinidad con la persona que se despega del grupo. Ocurrió con Toño y ahora está pasando lo mismo con Aída. Tú eres el secuaz de la persona que intenta planear estrategias contra la mayoría del grupo, le dijo Marco mirándole a la cara.

Al verse contra las cuerdas, Alejandro Abad tuvo que mostrar su juego: “Siempre me ha gustado posicionarme con a persona más débil y más atacada de la casa, con la que necesita más apoyo. Prefiero posicionarme junto a los que dan vida a la casa que no con los que se refugian en el grupo sin hacer nada”: Además, Abad le dedicó unas feas palabras a Alejandra/Daniela, de la que dijo que tenía “una mirada chunga”.


Horóscopo