mujerHoy

vivir

Dakota Johnson, las sombras de la seducción

Ha logrado desprenderse de la etiqueta de “hija de”, gracias a la trilogía 50 sombras de Grey. Más segura que nunca de su elección, se despide del personaje de Anastasia en la última cinta de la franquicia.

La actriz Dakota Jonhson.
La actriz Dakota Jonhson. getty

Para Dakota Johnson, todo empezó con 50 sombras de Grey. Sí, su debut oficial fue a los 10 años, dirigida por Antonio Banderas (su padrastro) en Crazy in Alabama. Y después trabajó en distintas producciones (El corazón de la bestia, la fugaz serie Ben and Kate); pero, a todos los efectos, seguía siendo la hija aspirante a actriz de Melanie Griffith y Don Johnson.

'50 SOMBRAS' LA ESCENA FAVORITA DE DAKOTA JOHNSON

Pero eso cambió cuando protagonizó 50 sombras de Grey, la adaptación del best seller de E.L. James, título fundacional del género bautizado como mommy porn (porno para mamás). Las peripecias sado-sentimentales de Anastasia Steele y Christian Grey pueden merecer las iras de críticos literarios y/o feministas, pero Dakota siempre ha definido a su personaje como una mujer que hace lo que desea.

Además, el papel le ha dado el impulso que necesitaba. Ahora, musa del director de momento, Luca Guadagnino (con el que hizo Cegados por el sol y acaba de rodar Suspiria), considera pasarse a la producción, y estrena la última entrega de la trilogía: 50 sombras liberadas (estreno, 9 de febrero), dirigida por James Foley (House of cards). Esta vez la historia arranca con unos Anastasia y Christian recién casados –y, al fin, en armonía sexual– que pronto se verán arrojados a la discordia por exparejas, acosadores y sorpresas varias. Por suerte, ya sabemos cómo las gastan los señores Grey en las reconciliaciones.


Horóscopo