mujerHoy

vivir

Todo lo que te hace rejuvenecer más rápido

Tu forma de ver la vida, lo que comes y cómo lo comes y el tipo de ejercicio que practiques suma (o resta) años de vida a tu rostro y tu cuerpo.

Primer plano de Kate Winslet.
Primer plano de Kate Winslet. Getty

¿Sabías que comer rápido y comer mucha cantidad hace que envejezcas más rápido? También influye en la aceleración del envejecimiento el ritmo de vida actual, sobre todo en las grandes ciudades, pues según explica la doctora Leire Gorrotxategui, experta en antiaging, nos dirige a malos hábitos alimenticios como comer a deshoras o demasiado tarde, abusar de la comida basura, consumir más a menudo carne roja y productos lácteos altos en grasa, abuso de azúcar y sal y, en algunos casos, consumo de tabaco y de alcohol.

Una menor ingesta de calorías se asocia a un envejecimiento más saludable, por lo que la doctora aconseja, en la medida de lo posible, cambiar los malos hábitos alimenticios y apostar por productos de calidad, orgánicos, de proximidad o kilómetro 0 (cultivados en la zona en la que los consumes) y de temporada. Asimismo, recomienda reducir la ingesta de proteína animal y aumentar la proteína vegetal (presente en legumbres, quinoa y tofu, por ejemplo).

¿Por qué me inflaman algunos alimentos?

Uno de los recursos que le parecen útiles a la experta para ayudar a que adoptemos hábitos alimenticios que eviten la inflamación del organismo (origen, además de muchas enfermedades) es realizar un test genético alimentario y/o test de intolerancias alimenticias, que permita comprobar cuáles son los alimentos que sientan bien a una determinada persona y cuáles son los que debe evitar a toda costa. "He visto resultados sorprendentes con algún paciente que ha dejado de ingerir un alimento concreto que según los test no le convenía: bajó notablemente el nivel de inflamación de su cuerpo", explica.

La hidratación, imprescindible

Somos agua (un 75% aprox.), un nutriente esencial del cuerpo que colabora en una gran variedad de procesos químicos fisiológicos: respiración, circulación, digestión... "La hidratación influye en la apariencia de la piel, protege el cerebro, lubrica las articulaciones, equilibra el torrente sanguíneo además del balance térmico del cuerpo y ayuda a eliminar los deshechos", explica Gorrotxategui, quien insiste en que mantener una buena hidratación es vital.

Por tanto, la doctora explica que si una persona manifiesta un nivel bajo de hidratación tendrá mayor probabilidad de sufrir infecciones, complicaciones cardiovasculares y una disminución de determinadas funciones. En cambio, un buen nivel de hidratación, además de invertir todo lo anterior, mantiene la dermis limpia, jugosa, luminosa y libre de marcas.

Las redes sociales envejecen

Algunos hábitos como cenar tarde y en exceso, abusar de la cafeína y el alcohol y engancharse a la televisión, las redes sociales, el móvil y el correo electrónico impiden tener un sueño reparador y de calidad, lo que nos lleva a sufrir un envejecimiento acelerado. Los trabajos con cambios de turno (sobre todo si incluye horario nocturno) también contribuyen a acelerar el envejecimiento, según explica la doctora.

La calidad del sueño rejuvenece, por lo que la experta recomienda adoptar los buenos hábitos que ayudan a conseguira: cena pronto y ligero, toma ifnusiones relajantes y alimentos con melatonina, acuéstate pronto, no te enganches a la tele, el móvil, la tablet o el portátil y procura relajarte antes de meterte en la cama.

Deporte sin extremos, pero siempre presente

Como en casi todas las facetas de la vida, los extremos son malos. Por un lado la doctora Leire Gorrotxategui hace hincapié en el envejecimiento prematuro de los deportistas de élite, cuya actividad es muy exigente y está enfocada a lograr el mayor rendimiento posible en un corto periodo de tiempo: eso estresa el organismo y anticipa el proceso de envejecimiento. Pero en el otro extremo, la vida sedentariay no hacer ningún ejercicio físico resulta perjudicial para la salud.

No es necesario que una persona se apunte a maratones, ultramaratones o spartan race... De hecho, si lo hacen, la experta aconseja que conozcan bien con qué recursos cuentan y se hagan un chequeo previo antes de practicar deporte para evitar sustos. Pero lo que sí que es importante es practicar ejercicio, adaptado a cada persona y sobre todo, que sea algo que le haga disfrutar: caminar, subir al monte, bailar, yoga, etc. En general, cualquier tipo de ejercicio que favorezca el estado físico y anímico de la persona que lo practique es positivo.

¿Qué parte del cuerpo envejece antes?

  • Mujer y hombre no envejecen de la misma forma. Hay factores sobre todo hormonales en la mujer que marcan la diferencia (embarazo, lactancia, menopausia...).
  • En general, la mujer empieza a los 20 años a perder células de algunos tejidos y comienza el declive funcional pero aún no es perceptible a simple vista.
  • A los 30 años, podemos apreciar el envejecimiento de la piel del abdomen y del pecho tras los embarazos. En esta década se redistribuye la grasa sobre todo en cartucheras y cara interna de rodillas. En el rostro se empiezan a notar arrugas en zona periocular, posteriormente en las mejillas, frente y cejas; y también empiezan a parecer las primeras manchas.
  • A partir de los 40 empezamos a notar que no somos los mismos de antes: digestiones pesadas, cansancio general, dolores de cabeza, dolores de espalda, dolores articulares, pérdida de tono muscular, sueño de peor calidad, pérdida de pelo, de vista y de oído... Empezamos también a notar signos de fotoenvejecimiento facial, arrugas más profundas, manchas, pérdida de grosor de la piel y de elasticidad.

En conclusión, para retrasar el proceso de envejecimiento hay que cuidarse, tanto por fuera como por dentro. Además de adoptar buenos hábitos alimenticios, de descanso y de eliminación del estrés, la experta antiaging propone algunos tratamientos externos como la sueroterapia o la medicina estética facial.


Horóscopo