mujerHoy

vivir

Tus dientes hablan de los problemas que te preocupan

La dentadura es un mapa que revela elementos emocionales y psicológicos de cada persona.

Una boca femenina.
Una boca femenina. GTRES

Las piezas dentales pueden revelar información sobre nuestra historia personal. La disciplina que manifiesta que la salud de la boca depende en gran medida de factores psicoemocionales se conoce como psiconeurodontología. "El estado de los dientes puede hablar de las cosas por las que has pasado a lo largo de tu vida e incluso permite ver la forma con la que se enfrenta al mundo una persona. Un aspecto clave de su forma de ser y entender la vida", explica Rocío Lapuente, Doctora en Ciencias Químicas y especialista en Bioneuroemoción y Psiconeurodontología.

Esta disciplina, la psiconeurodontología, se basa en la descodificación dental, la cual interpreta la dentadura como un mapa en el que se revelan elementos emocionales y psicológicos de cada persona. Consiste en leer la información transportada por los dientes que nos hablan de conflictos o preocupaciones. A través de aspectos que normalmente pasarían desapercibidos como la forma de los incisivos o los espacios entre los dientes se puede conocer la manera en la que de cada uno de nosotros vemos y afrontamos la vida y cómo nos relacionamos con los demás.

Para Lapuente, esto puede percibirse por la relación directa entre el material del que están hechos los dientes y las capas corticales del cerebro. “El origen del tejido que conforma a las piezas dentales es el mismo que el tejido embrionario del que proceden las neuronas, se formaron en el útero materno y han seguido conectados. En los adultos, la colocación, forma o estado de los dientes responde a nuestros pensamientos y sentimientos, a cómo percibimos la vida y cuáles han sido nuestras experiencias vitales”, afirma la experta.

La información de las piezas dentales

La situación en las que estén colocados cada uno de los dientes que conforman la boca expresa también cómo somos y cómo encaramos la vida. La información es precisa y cada caso tiene una lectura en función de las piezas colindantes. La psiconeurodontología permite recorrer un camino inverso y ante una patología hay que hacerse la pregunta: ¿Qué sufrimiento en el inconsciente llevó a esta alteración biológica? Así se puede acceder al inconsciente a través de los dientes. Es entonces cuando es el momento de investigar.

Por otra parte, las fracturas hablan de conflictos resueltos. Muchas veces hemos experimentado que una pieza dental se fractura comiendo pan blando, o nada… esto nos avisa de una resolución de algo inconsciente que nos preocupaba.

“La descodificación dental utiliza las radiografías panorámicas y también la observación visual directa para identificar malposiciones, formas de raíces y caries y poder encontrar los mensajes que guardan. Siempre se parte de un síntoma o motivo de consulta; de una dificultad, y se analiza a través de ese motivo”, explica Rocío Lapuente.

El movimiento de las piezas dentales a lo largo del tiempo, puede reflejar un cambio de perspectiva de la persona hacia la vida. Esta modificación puede realizarse en dos sentidos: un diente bien alineado que pasa a una mala posición, o viceversa… dependiendo de lo que esté viviendo en ese momento.

Las caries, conflicto emocional

Las caries como tal, no sólo son el resultado de una mala higiene e infección dental, sino que su aparición se puede relacionar con el estado emocional que atraviesa la persona e indican conflictos inconscientes no resueltos.

Para la psiconeurodontología, este deterioro de los dientes, son el reflejo de los enfrentamientos emocionales que inconscientemente no han sido resueltos por el individuo. Este tipo de problema emocional puede clasificarse dependiendo del tipo de diente al que afecte y la superficie en la que se encuentre.

El estrés, el sufrimiento o la inseguridad son aspectos que estimulan la creación de caries. Desde el cerebro cambia la señal eléctrica que llega al diente. Se despolariza el cristal de su superficie, es decir, se hace fragil y es entonces cuando las bacterias pueden afectar. “Nos permite conocer si la persona experimenta conflictos emocionales consigo misma o con su entorno. Es un aviso a nuestro organismo de esa desestabilidad”, explica Lapuente.

El estado de salud de las personas depende del equilibrio entre el interior y el exterior. Si existiera algún problema, esta manifestación dental permitiría detectar y solucionar el conflicto con el que está relacionado.


Horóscopo