mujerHoy

vivir

Los alimentos que mejoran la calidad del esperma

La nutrición y los hábitos de vida influyen directamente en la potencia y la calidad del esperma, así como en la fertilidad masculina.

Recreación de un óvulo y espermatozoides con alimentos.
Recreación de un óvulo y espermatozoides con alimentos. GTRES

Cada vez somos más conscientes de la importancia de alimentarse de manera equilibrada a la hora de prevenir enfermedades. Pero no se trata solo de cuidar lo que comemos, sino también de llevar un estilo de vida saludable integral que incluye, tal como destaca la Doctora Natalia Ribé, médico estético, andróloga y miembro de topdoctors.es, "no consumir alcohol, ni tabaco ni drogas, hacer deporte y cultivar nuestra psique y nuestras emociones".

Si la mujer se cuida, pero el hombre no lo hace, las opciones de procrear disminuyen"

NATALIA RIBÉTopdoctors.es

Todo esto repercute en nuestra salud y llevando un estilo de vida saludable no solo nos encontramos mejor y podemos funcionar con normalidad, sino que además prevenimos enfermedades (o trastornos) como la diabetes, la obesidad, el cáncer, la hipertensión o la infertilidad.

Hasta no hace mucho, parecía que esta concepción de belleza holística solo la asumían las mujeres, pero en la sociedad actual son muchos los hombres que optan por un estilo de vida saludable. "En el caso de la fertilidad, si la mujer se cuida pero el hombre no lo hace, las opciones de procrear disminuyen. Esto es así y cuidarse es, en muchas ocasiones, cosa de dos”, argumenta la Doctora Ribé.

A la hora de prevenir la infertilidad masculina, y centrándonos en la alimentación, debemos tener en cuenta consumir los siguientes nutrientes:

  • Vitamina C y antioxidantes, que estimulan el movimiento de los espermatozoides. Los encontramos en frutas como las naranjas, kiwis, fresas, arándanos y frutos rojos.
  • Vitamina B12, que eleva el número de espermatozoides. La encontramos en huevos, carnes, lácteos y derivados.
  • Vitamina E, que mejora la movilidad de los espermatozoides y evita la peroxidación lipídica del esperma. El aceite de oliva virgen extra, las nueces o las almendras, son ricas en esta vitamina.
  • Zinc, eleva los niveles de testosterona y aumenta el número y movilidad de los espermatozoides, y lo podemos encontrar en los siguientes alimentos: cereales, lácteos, carne, pescado, huevos, espárragos, apio, cacahuetes, ostras, germen de trigo y cacao, entre otros.
  • Ácido fólico, cuya carencia repercute en niveles más bajos de esperma. Lo encontramos en alimentos de hoja verde como las espinacas, acelgas, etc., legumbres, frutos secos, pan integral, frutas como plátano, mandarina, kiwi, mango o naranjas, mejillones y pescado azul.
  • Arginina, que contribuye a la creación de espermatozoides. Alimentos ricos en este componente son: cebollas, ajo, espárragos, avena, pimientos, zanahoria, lechuga, manzana y espinacas.
  • Coenzima Q10, que evita la oxidación de la membrana lipídica de los espermatozoides y favorece su movilidad. Se encuentra en espinacas, coles, frutos secos, pescados azules y vísceras animales.

Por otra parte, tan importante como consumir los nutrientes adecuados, será evitar otros, como la "comida basura", ya que su valor nutricional será nulo, lo cual se traducirá en carencias importantes.

Por último, añade la Doctora Natalia Ribé, deberemos tener en cuenta también determinados factores ambientales que propician sin duda la infertilidad:

  • El consumo de determinados medicamentos con efecto tóxico para la producción de espermatozoides, así como el consumo de drogas.
  • El tabaquismo, que disminuye el volumen y densidad del esperma.
  • El consumo excesivo de alcohol que puede hacer disminuir los niveles de testosterona y la consecuente disminución de producción de esperma.
  • Los anabolizantes que pueden disminuir el número de espermatozoides.
  • El calor o presión directa en la zona del aparato reproductor masculino.

Además, "está demostrado que los hombres que se sienten estresados son más propensos a una concentración menor de espermatozoides, lo cual se puede traducir en infertilidad. Esto no hace más que darnos pistas sobre el hecho de que el cuidado de nuestra salud debe ser holístico, es decir, debemos abordarlo desde todos los ángulos hasta convertirlo en un estilo de vida saludable", concluye Ribé.

Otros temas que te pueden interesar:

- Un buen desayuno aumenta la fertilidad.

- ¿Sigues siendo tan fértil como crees?

-Cuatro alimentos que alargan la edad fértil.

- Decálogo para fomentar las emociones en un tratamietno de fertilidad.