mujerHoy

vivir

Las cinco razones por las que mentimos a nuestra pareja

La insatisfacción, el desequilibrio económico, el aburrimiento y la proximidad de fechas "redondas" en nuestra vida están detrás de algunas infidelidades.

Una mujer habla por teléfono, escondiéndose de su pareja.
Una mujer habla por teléfono, escondiéndose de su pareja. GTRES

Una sexóloga de San Diego, California, experta en terapia de pareja ha hecho público el top 5 de motivos por los que las parejas se mienten. Según sus pesquisas, en la mayoría de los casos la gente que es infiel asegura que no lo había planificado y que no lo buscaban. "Ni siquiera lo querían, sin embargo la oportunidad de ser infiel les sorprendió en el momento menos esperado", cuenta la experta Kristin Zeising.

Su teoría afirma que muchas veces no hay voluntad de engañar, sin embargo se alían algunas circunstancias que lo hacen ver cómo inevitable. "Creo que realmente la gente no va calculando serle infiel a su pareja, pero en las relaciones surgen problemas, la gente vive en sus burbujas familiares y profesionales, y de repente surgen oportunidades y la gente no las deja pasar", indica la terapeuta.

Después de estudiar a cientos de parejas infieles, Zeising encontró que las historias se repetían y que podrían clasificarse en cinco razones, que son las que se daban en los casos de infidelidad con una mayor frecuencia.

1. Un sentimiento mutuo de insatisfacción con la relación y de uno con respecto al otro. La insatisfacción puede significar que sexualmente no estáis en la misma sintonía o que eres infeliz en la relación por algún otro motivo. Independientemente de cuáles sean las causas, se produce una desconexión que multiplica exponencialmente las probabilidades de que se produzca engaño. Una investigación de 2011 realizada por los Archives of Sexual Behavior encontró que el 72% de los hombres y el 62% de las mujeres que mentían decían antes de tener la aventura que no eran felices en sus relaciones. El 74% de los hombres y el 48% de las mujeres alegaban que no eran sexualmente compatibles con su pareja. "La mentira tiene un componente emocional y el que opta por mentir puede sentirse distanciado, o no sentirse apreciado por su pareja", comenta.

2. Desequilibrio económico. Si en una pareja hay un claro proveedor económico y una parte completamente dependiente de la otra, esto es ya de por sí una situación de riesgo para una infidelidad. Normalmente la parte que no tiene ingresos y ve la relación como una inversión apuesta por la pareja a cualquier precio, pero el proveedor puede sentirse utilizado o sentir que puede permitirse cualquier cosa y que es más dado a engañar.

3. La proximidad de un cumpleaños de cifra cerrada. Estar a punto de cumplir 40 o incluso 50, por ejemplo. Un estudio de 2014 publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences' escarbó en los datos anónimos de una web de contactos para personas que buscaban una aventura a pesar de que ya tenían pareja. Lo que descubrió fue que había más usuarios cuyas edades terminaban en 9. Los autores especulan que sentirse al borde de un cumpleaños importante motiva a algunas personas a ser infiel.

4. El aburrimiento. En una encuesta realizada en Estados Unidos el 71% de los hombres y el 49% de las mujeres dijeron que engañaban a su pareja porque estaban aburridos. Es triste pero es real. Según la terapeuta sexual, para evitar llegar a este punto las parejas deben hacer planes novedosos que contengan misterio y aventura. "La excitación sexual llegará después", apunta.

5. Estar en crisis con uno mismo. Ya sea por un problema de ego o porque necesitas sentirte deseado en una etapa concreta, la gente miente porque necesita buscar validar su vida y su persona con alguien ajeno a su relación o por una mirada extraña.