mujerHoy

vivir

Austero vs. derrochador: ¿somos incompatibles?

Cuando el amor se relaja, los problemas de dinero pueden ser el obstáculo que haga detonar la mecha de la crisis. ¿Cómo podemos evitarlo?

Pareja contando sus ahorros
Pareja contando sus ahorros Manolo Hidalgo

Madrid

Contigo "pan y cebolla", dice el refrán. Pero cuando el amor se relaja, los problemas de dinero pueden ser el obstáculo que haga detonar la mecha de la crisis. ¿Cómo podemos evitarlo? Pues hablando de dinero, sobre todo, y conociendo nuestro DNI financiero, que nos ayudará a comprender mejor a la pareja.

Porque si uno es tan ahorrador que no sale de vacaciones salvo a casa de la familia, hace llamadas perdidas esperando que le llamen y retrasa al máximo el encendido de la calefacción, y el otro no puede dejar de sucumbir a comprar lo que desea y, en ocasiones, usa el dinero que no tiene, pueden surgir los problemas.

¿Cómo resolvemos el problema?

Lo fundamental es encontrar el punto medio entre el ahorro y el gasto sano. El ahorro está más que justificado cuando lo destinamos a un bien concreto (compra de la vivienda habitual o alquiler, por ejemplo) o previsión para el futuro (un seguro de jubilación o un plan individual de ahorro sistemático, más conocido como PIAS).

Igual que está justificado el gasto puntual y no reiterado, siempre que no sea superior a nuestras posibilidades económicas, que no ponga en riesgo nuestra vida en pareja y que forme parte de nuestro ocio: una cena, un regalo, unas vacaciones... En el punto medio entre uno y otro esta la virtud.

Las Ventajas de hablar

Nuestro pasado influye en nuestro presente. Dialogar sobre lo que es relevante para cada miembro de la pareja nos llevará a conseguir acuerdos y evitar conflictos.

El Inconveniente

No es fácil analizar cuál es el tipo de relación que cada uno mantiene con el dinero, y menos la que tiene el otro miembro de tu pareja. Requiere mucha paciencia por parte de aquel que busca hablar... ¡Ánimo!

Claves:

  1. Un buen modo de conseguir equilibrar los gastos o el ahorro excesivo de uno de los miembros de la familia es pensar en común. Eso se consigue estableciendo objetivos comunes: un pago especifico, la compra de una vivienda...
  2. Tener un presupuesto y adaptarse al mismo de común acuerdo ayudará a la pareja a encontrar metas conjuntas.
  3. Tanto si somos derrochadores como si nos cuesta mucho desprendernos del dinero, deberíamos pasar a otro estado: el inversionista. Conseguirlo no es fácil, pero en ambos casos cumpliremos la misión: nuestro dinero crecerá. Plantéate como un juego aprender de finanzas, ya que te permitirá tener dinero dándote seguridad futura.

Analizar y dialogar:

  • El diálogo y la conversación en la pareja es la mejor carta para superar conflictos, sean de la índole que sean.
  • Muchos problemas de dinero provienen de nuestra infancia y de lo que aprendimos de nuestros progenitores. Analizar nuestra relación de pareja en base a nuestro pasado, nos hará encaminarnos hacia un mejor futuro.
  • Todos tenemos un DNI financiero, acoplarlo con el de nuestra pareja nos hará llevar una vida sin discusiones. Establecer planes de ahorro en común puede ayudar a lograrlo.

Twitter: @Fca_Serrano

CEO en Trading y bolsa para torpes. Autora de Mueve tus ahorros y gánate un sueldo e Hijo rico, hijo pobre.