mujerHoy

vivir

Lo que no hay que decir cuando dejamos a alguien

Uno de los peores sentimientos es saber que hay una tercera persona, cuando se escoge a otro para sustituirle.

Una pareja discutiendo.
Una pareja discutiendo. adobe stock

El rechazo duele. Pero todo puede ser aún peor si sabemos que realmente nos han sustituido por otra persona. Es decir, si en una relación nuestra pareja se ha ido con otro al que presumimos mejor que nosotros, o si una empresa ha prescindido de nuestros servicios para inmediatamente contratar a un candidato más cualificado.

Este es el descubrimiento de la Universidad de Cornell en un estudio publicado en el Boletín de Personalidad y Psicología Social que repasa dos tipos de rechazo y cómo nos enfrentamos a él. En el primer tipo, las personas eran rechazadas sin que se hubiese elegido a otra persona para sustituirlas, se les decía simplemente que las cosas no habían funcionado. Mientras un segundo grupo era rechazado e informado de que su lugar sería ocupado por otro candidato. “Incluso las personas más afortunadas no han sido escogidas para el trabajo de sus sueños, o han sido rechazadas por algún amigo, o por algún ex amante. A nadie le gusta que lo rechacen pero algunas maneras de rechazar hacen más daño que otras”, dice el estudio.

En los diferentes experimentos del estudio, los participantes coincidieron en que se sentían mucho peor cuando sabían que había una tercera persona, cuando se escogía a otro para sustituirles. “Esto es así porque en este tipo de rechazo lleva a un fuerte sentimiento de exclusión”, explican los autores.

Cuando las personas del estudio desconocían por qué habían sido rechazadas tendían a reaccionar buscando información sobre las razones del rechazo para saber exactamente qué había ido mal, incluso aunque fuera doloroso saberlo. Además, solían sentirse mejor si en la ecuación no había una tercera persona. Introducir la figura de un rival equivale a un doble rechazo.

Este hallazgo sugiere que si alguna vez tienes que rechazar a alguien en el terreno romántico o profesional, y se lo quieres hacer menos doloroso tienes que minimizar la información que haga sentir peor al afectado. Lo primero es hacerle saber que no hay nadie más, solo eso ya lo hará sentir un poco mejor, y si no es el caso, hay que evitar recrearse en la información acerca del nuevo elegido. Dar mucha información al respecto incrementa el sentimiento de rechazo.


Horóscopo