mujerHoy

celebrities | Opinión

El día que Raquel Mosquera no quiso seguir viviendo

Jesús Locampos

Esta semana nuestro compañero Jesús Locampos cuenta cómo se sintió Raquel Mosquera con la muerte de Pedro Carrasco. Así como la 'no relación' que mantiente con la hija del que fuera el amor de su vida, Rocío Carrasco.

Este pasado 31 de agosto se cumplieron 20 años de la boda de Raquel Mosquera con Pedro Carrasco, 20 años desde que Rocío Carrasco posaba en la Iglesia de Alosno (Huelva) como madrina y todo el pueblo natal del boxeador fue testigo de lo sonrientes que estaban Raquel (que adelgazó seis kilos para la ceremonia), Pedro y su hija, Rocío, con el cabello recogido con flequillo en rubio.

Rocío acudió embarazada y su estado se notaba con un traje de gasa natural azul. 40 días después daría a luz a su hija mayor, Rocío Flores Carrasco. Se dio la curiosidad de que los trajes de los tres eran de Antonio Ardón, el mismo modisto que diseñó el vestido que llevó Rocío Jurado el día de su boda con Pedro.

Cinco años duró el matrimonio. Fueron una pareja por la que pocos apostaban al principio por la diferencia de edad, ya que Raquel solo tenía 26. Pero se equivocaron, como se equivocaron los que decían que ella estaba más enamorada del ex de la Jurado que él.

Ella se volvió loca de dolor el 27 de enero de 2001. Pedro había quedado en llamarla desde su piso en el madrileño Paseo de la Habana para comer juntos. Se puso nerviosa al ver que no respondía tampoco a sus llamadas y sintió un pálpito. No pudo más y acudió al piso. Pedro estaba muerto en la entrada. Raquel llamó al 061, que comprobó únicamente su fallecimiento y que tuvo que atenderla por una crisis nerviosa que llegó a preocupar a los facultativos.

Minutos antes de que llegara el coche fúnebre para trasladar el cuerpo de Pedro al tanatorio, hubo que llamar de nuevo a una ambulancia, porque Raquel presentaba un cuadro intenso de ansiedad que incluía dificultades para respirar. Ese fatídico 27 de enero de 2001 Raquel Mosquera tiró la toalla y loca de dolor no quería seguir viviendo. Han pasado en estos 20 años, tantas cosas: algunas crisis, ingresos, recaídas..., pero afortunadamente la doble maternidad y su última pareja, Isi, han calmado las aguas.

Ahora ha destapado lo que pasó tras enterrar a Pedro. Se siente como si la hija del que fue el amor de su vida le hubiera dado una patada en el culo (literal) –contó en 'Sálvame Deluxe' que Rocío Carrasco no se hablaba con su padre cuando este murió y que le pidió un Rolex de Pedro, pero ni una foto–. Nadie creía que Raquel iba a contar lo del Rolex, tantos años después, pero solo ella sabe cómo se ha sentido tratada. Ojalá las aguas se tranquilicen. Y haya paz.

Una pregunta...

¿Por qué el nuevo novio de una actriz tiene prohibido hablar de ella?

... Y una respuesta

Lo va a hacer para seguir el ejemplo de sus cuñadas Kourtney y Kim, porque afirma que ellas lo hicieron. Me refiero a Blac Chyna, prometida de Rob Kardashian, que asegura que se comerá la placenta de su segundo hijo. "Si los perros lo hacen es que debe de ser saludable", dice Blac.