celebrities

Mariah Carey, una diva siempre al borde del ridículo

Vuelve a los escenarios tras una breve baja por motivos médicos. Esperemos que estas navidades no le falle el 'playback'.

Mariah carey después de dejar la marca de sus manos en el cemento en Los Ángeles.
Mariah carey después de dejar la marca de sus manos en el cemento en Los Ángeles. gters

En España tenemos a Raphael y su Tamborilero. En EE.UU., la tienen a ella y su 'All I Want for Christmas Is You'. Este año volveremos a comprobarlo, aunque hemos estado a punto de quedarnos sin sus tradicionales actuaciones navideñas por culpa de una infección respiratoria por la que ha suspendido varios conciertos.

La cantante ya ha reaparecido y, parece, está en plena forma, tanto dentro como fuera del escenario. 'Page Six' contaba que, incluso, la habían visto en un conocido restaurante bebiendo vino hasta pasada la medianoche. Prueba indiscutible de que Mariah Carey (47) ha vuelto a su ser.

Una retirada breve

Muy lejos queda ya su bochornosa actuación, en 2014, en el Rockefeller Center de Nueva York. Tuvo entonces el honor de ser la elegida para cantar mientras encendían las luces navideñas y, aquello, fue un auténtico desastre. Carey, de cuya voz antes nadie dudaba, enlazó un gallo con otro y desafinó como una principianta.

Y, ¿qué decir de la Nochevieja del año pasado en Times Square? Más de un millón de personas vieron cómo hacía el peor de los ridículos en directo. El vídeo no tardó en convertirse en viral.

Mariah Carey durante la bochornosa actuación de Nochevieja del año pasado.
Mariah Carey durante la bochornosa actuación de Nochevieja del año pasado.

Una de las canciones no fue capaz ni de interpretarla y le pidió al público que la cantara por ella. Luego, se cansó del playback –o ni siquiera pudo seguirlo– y se dedicó a contonearse mientras su voz sonaba de fondo. "Shit happens", dijo en las redes. Algo así como "son cosas que pasan", pero en grosero. Después, deseo un feliz año a todo el mundo y prometió que daría muchos más titulares en 2017.

Eso sí lo ha cumplido. El primero, pocos días después, fue anunciar su retirada temporal por culpa del revuelo. "Veréis, chicos, me han hecho polvo. Hubo gente que aprovechó la oportunidad para humillarme", explicó. La retirada, sin embargo, fue breve: menos de un mes después, volvía a sembrar la polémica. Lo hacía con un videoclip en el que quemaba el vestido de boda, valorado en 250.000 dólares, con el que iba a haberse casado con James Packer.

Lucía, además, corsé, ligueros y distintas prendas de lencería y se mostraba tan apretada como a ella le gusta, lo que le valió otra lluvia de críticas.

¿Una marioneta?

También fue polémica la entrevista que concedió tumbada justo el mismo día que un francotirador mataba a 58 personas en Las Vegas. Al ser preguntada por el suceso, ni se movió y se limitó a comentar, sin demasiada convicción, que era algo "terrible", "muy malo" y que no sabía qué más decir.

Bryan Tanaka junto a Mariah Carey, su actual pareja.
Bryan Tanaka junto a Mariah Carey, su actual pareja.

El siguiente frente que todos han señalado se llama Bryan Tanaka. Él es su nueva pareja. Un bailarín 13 años menor que ella y que, ahora, dirige su carrera a cambio de un sueldo de 12.000 dólares semanales.

"Mariah está enamorada de Bryan y actúa como una colegiala. Él ha manipulado, completamente, la situación para controlar su vida y dejar al margen a cualquier otra persona", han declarado fuentes cercanas. Según aseguran, es solo cuestión de tiempo que ocurra un nuevo desastre.

Seguro que también te interesa...

Mariah Carey se pone una banda gástrica, como Kiko Rivera, para perder peso

Críticas a Mariah Carey por su actitud ante el tiroteo de Las Vegas

Kim Kardashian y Kanye West, víctimas de un robo en su casa de Bel Air


Horóscopo