celebrities

Y ella dijo "sí"

Anne Igartiburu nos presenta su reflexión sobre el compromiso de David Bisbal y Rosanna Zanetti.

Anne Igartiburu habla sobre el compromiso entre David Bisbal y Rosanna Zanetti.
Anne Igartiburu habla sobre el compromiso entre David Bisbal y Rosanna Zanetti. instagram

Claro, era difícil que se negara al hombre con el que ha conseguido hacer hogar a tantos kilómetros de su tierra. Rosanna Zanetti no ha dudado en aceptar una propuesta que quizá no era necesaria, porque ella sabe lo importante que es para uno de nuestros cantantes más internacionales, pero no por ello, esta petición de mano ha sido hecha condicionada por nada ni nadie.

Una vez más, David Bisbal ha hecho las cosas como él quiere, cuando él quiere y con quien él quiere. Ha adivinado en la venezolana la compañera perfecta, su alter ego en masculino, como él mismo me confesó una tarde, y con quien quiere avanzar y crecer en la vida. De hecho, lo hace a pasos agigantados desde que hacen equipo.

O lo que es lo mismo: desde que se conocen, se aman y se cuidan mutuamente. Y de esto hace ya dos años. Y ahora no solo acepta, sino que declara que lo haría "en mil vidas más" si fuera necesario.

No es un artista que se complique la vida –que bastante complicada se le presenta ya de por sí–, pero de ahí a simplificarla demasiado hasta que fuera eso, simple, había un trecho. A Rosanna le ha bastado entender que ser compañera significa sobre todo asumir las prioridades de la otra parte y compartirlas para sumar, dejando el ego a un lado para primar el 'nosotros'.

Y él ha entendido, a su vez, las renuncias de una mujer que también trae con ella un recorrido como artista; pero que tiene ante todo una sonrisa abierta, unos ojos sinceros, una actitud generosa y un aire positivo que tan poco abunda. Todo ello y mucho más elevan a David hasta el punto de no necesitar nada más que a su hija y el mar de su Almería del alma.

Es entonces cuando el eco de aquel "¡Esto es increíble!", de un joven Bisbal, retumba en mi memoria. Sigue sin creérselo y quizá por ello tiene la pasión y el entusiasmo para la feliz batalla.

A él nadie le regaló nada y aquel chico por el que votábamos en la primera edición de Operación Triunfo jugó bien sus bazas con mucho trabajo y consciente del tren que se le presentaba y que no dejó escapar. Curioso: la cercanía de David lo llevó con el devenir del tiempo lejos de nuestras fronteras.

Fue y vino, pero siempre con los pies en la tierra, y cerca de los suyos. Pasaron personas y equipos, estrellas de la música y discográficas, pero él se agarraba a lo que quería hacer: cantarle a la vida. Son acontecimientos difíciles de detallar, pero imaginamos y sabemos bien que llegar hasta donde está no es solo cuestión del apoyo de una firma de discos.

A Rosanna no ha hecho falta explicarle nada, o casi nada, seguro. Tampoco ella a él ni a nadie. Cuando las cosas fluyen solas, avanzan. Parece que Rosanna grita a los cuatro vientos: "Mi hogar está donde él esté". Y ella lo mira con confianza, sabiéndose inmortales si están juntos, pero sonriendo pudorosamente en silencio.

Qué rico es ser amado y amar así. Que viva el amor sin medida aunque muy pensado y vivido en el presente. Si hay algo que aprecio en la futura esposa de Bisbal, es que la naturalidad es su sello de identidad. Que no se defiende de nada y que cuida de lo que ama sin hacer concesiones. No hay celos que valgan ni egos que florezcan. Yo me entrego, tú te me das de lleno. Tan difícil de encontrar, tan fácil de reconocer.

¿Sabías que Anne Igartiburu es Acuario? Consulta su horóscopo

Seguro que también te interesa...

Sutil propósito poderoso

Vergüenza (ajena) y pudor

Viejo continente


Horóscopo