mujerHoy

vivir

Los siete beneficios de bailar twerking

Ayuda a perder peso, tonifica piernas, glúteos, abdomen y espalda baja y además, mejora las relaciones sexuales.

Lexy Panterra, una estrella en Youtube gracias al 'twerking' Reproducir
Lexy Panterra, una estrella en Youtube gracias al 'twerking' YOUTUBE

El twerking es una forma de baile provocativo que se realiza mediante movimientos pélvicos sensuales. También llamado perreo o grinding, se originó a finales de los noventa en Puerto Rico. Sin embargo, se ha popularizado gracias a la actuaciones de estrellas como Beyoncé, Rihanna o Miley Cyrus. Recientemente también hemos visto a Malia Obama, bailándolo en un concierto, a Madonna, durante su Carpool Karaoke o a Kim Kardashian, que revolucionó las redes sociales compartiendo en su instagram su twerking en el agua.

El twerking no tiene reglas, aunque sí suele realizarse de una forma más o menos similar. Según explica Henar de Frutos Gamero, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional y acupuntora en Saluspot, ha de realizarse con las rodillas ligeramente flexionadas y se realizan movimientos pélvicos hacia los lados, hacia delante y hacia detrás, sin mover ni piernas ni espalda, de tal forma que los movimientos de las caderas son muy llamativos. Suele hacerse a la vez que se baja doblando las rodillas y se sube. Puede hacerse lento o rápido, en función de la música. También existe la posibilidad de realizar pasos tumbados y, por supuesto, con acompañante.

Así beneficia tu salud este baile:

  1. Se trata de un ejercicio muy completo en el que se tonifican piernas, glúteos, abdomen y espalda baja.
  2. Ayuda a perder peso: ¡se queman unas 600 calorías en una hora!
  3. Estimula el sistema cardiovascular: tonifica el corazón y mejora la circulación sanguínea.
  4. Mejora las relaciones sociales y mejora la autoestima, ya que se trata de una práctica de moda y ayuda a interactuar con otras personas. Ayuda a conectar a cada mujer con su feminidad, rompiendo con las represiones sociales y se dejan de lado las barreras autoimpuestas a nivel psicológico.
  5. Mejora la postura y la coordinación al sincronizar nuestros movimientos con la música y realizar la danza de forma correcta, disociando las diferentes zonas de nuestro cuerpo.
  6. Mejora toda la zona perineal, ya que aumenta la circulación y la tonificación de la zona, disminuyendo los dolores menstruales y atenuando los síntomas asociados a la menopausia, así como mantener íntegra su estructura en el parto.
  7. Disminuye el estrés, por liberación de endorfinas asociadas a la danza como tal y por liberar la energía acumulada.


Horóscopo