mujerHoy

vivir

El error común de los runners

Los runners muchas veces se olvidan de los riesgos que conlleva su deporte. Estar atento es fundamental para correr. Te contamos por qué.

Chicas corriendo.
Chicas corriendo. GTRES

En todas las ciudades y casi todas las culturas la gente que corre, también conocido como runners, comete el mismo error que los pone en peligro: Correr por la calle. La acera debería ser el sitio natural de los que corren, y si éstas no existieran, debería correr entonces por la calle pero en sentido contrario a los coches, de esta forma estarán más seguros.

Un estudio reciente realizado en Finlandia, demostró que los peatones que caminaban en sentido contrario a los coches tenían como promedio un riesgo 77% menor de ser golpeado o herido por un coche. Dicho trabajo concluye que "ante la ausencia de aceras, andar o correr en sentido contrario al tráfico, es decir viendo venir a los coches, mejoraba la seguridad de los peatones".

La razón es simple, caminar de frente a los coches te permite reaccionar ante un posible accidente o un conductor despistado. En cambio correr en el mismo sentido de los coches te quita toda la visibilidad. Todo pasa a tus espaldas.

Ver venir el tráfico es importante para el runner y para el conductor. Ambos podrán establecer contacto visual y ser muy conscientes uno del otro para hacer los ajustes convenientes y estar más seguros.

Los expertos creen que los corredores deberían practicar el running defensivo del mismo modo que los conductores practican una conducción defensiva que les permite protegerse de los peligros que puedan aparecer en el camino. "Permanecer consciente y atento es crucial para esquivar a un conductor despistado, con el tráfico a las espaldas no se es consciente de lo que viene hacia ti"; explica un couching de runners. Según explica en un comunicado, el Departamento de Tráfico de Estados Unidos, recomienda a los corredores que "no asuman nunca que un conductor los ha visto y traten de establecer contacto visual al menos con el que tienen más cerca, así se asegurará de que lo han visto".

Usar ropa reflectante o de colores que se distingan del entorno también puede ser de gran ayuda. Los runner necesitan tener más visibilidad que los ciclistas, pues estos se ayudan también de las luces de sus bicicletas mientras el runner solo se tiene a sí mismo.

Muchas personas creen que si son golpeados por un coche mientras corren el impacto será menos si el coche va en su mismo sentido. Sin embargo, para los expertos lo que importa es evitar el golpe y para esto es mucho mejor correr en sentido contrario a los coches. De esta manera se tiene más tiempo para reaccionar y esquivar la coalición. Creen que el impacto con un coche siempre será fatal para el corredor.

Especialmente recomiendan a los corredores que van por la calle correr sin utilizar auriculares, evitando añadir un nuevo factor de distracción que supondría doblar el riesgo, pues se dejaría de escuchar el ruido del tráfico circundante.


Horóscopo