mujerHoy

vivir

Cómo empezar de cero a ponerte en forma

¿Pierdes el aliento por correr 20 metros o eres incapaz de acabar una clase de fitness? Te mostramos las claves para que este año (por fin) no tires la toalla.

Chica en la cinta de correr en el gimnasio
Chica en la cinta de correr en el gimnasio gtres

Ve de menos a más. Cumple este reto: durante tres semanas, realiza 10 minutos de ejercicios de esfuerzo cada mañana (sentadillas, abdominales...) y 10 minutos de cardio cada tarde (por ejemplo, baja una parada de autobús antes y camina de vuelta a casa a buen ritmo o atrévete a ir en bicicleta al trabajo, que junto a correr y nadar es el ejercicio que más aumenta la capacidad aeróbica).

Escoge con cabeza. Si tienes problemas en las articulaciones, cualquier actividad dentro del agua te irá bien. Pero si no te ves haciendo largos, busca algo divertido, como el aquabike. Si tu problema es el estrés, prueba la marcha nórdica por parajes naturales o el baile, antes que actividades competitivas.

La importancia de respirar

Respirar bien mientras haces ejercicio es la clave para que no desfallezcas tras el primer esfuerzo. ¿Y cómo es la respiración adecuada? Pues tomando el aire por la nariz con fuerza (asegurándonos de que llenamos bien los pulmones) y exhalando por la boca. Si estamos haciendo ejercicios de fuerza, hay que inhalar en la relajación y soltar el aire durante el esfuerzo, para ayudar a los músculos a contraerse.


Horóscopo