mujerHoy

vivir

Vuelta al cole más fácil con un plan de rutinas

Para ayudarles a retomar la actividad escolar, es importante recuperar los hábitos diarios. Te contamos cómo...

Un grupo de niños, con mochilas a la espalda.
Un grupo de niños, con mochilas a la espalda. GETTY

Estamos en la recta final y no queda más remedio que asumir que la vuelta al cole está ya aquí. Lo mejor para una adaptación perfecta es seguir una serie de rutinas esta semana que harán la vida más fácil a los pequeños al regresar a las aulas.

La consecuencia más normal de este cambio de rutinas en los niños es, habitualmente, una dificultad para volver a los horarios del año lectivo. Es probable que los peques hayan pasado buena parte de sus meses de vacaciones levantándose más tarde de lo normal y, por supuesto, acostándose algo más tarde que durante el resto del año. Esto puede hacer difícil que los primeros días logren conciliar el sueño cuando deberían y, a su vez, levantarse pronto con la energía que necesitan para sus actividades diarias.

La reducción repentina de horas de juego, acompañada de un aumento de las responsabilidades al volver al colegio, pueden suponer un choque al pequeño y provocar una frustración a medida que el niño se adapta a este cambio, que, como cabe esperar, puede ser traumático (comprensible si entendemos lo que supone pasar de horas de ocio al día a horas de estudio y clases).

Ideas que te ayudarán a ponérselo fácil

  • Volver a los horarios normales con antelación: Al menos una semana antes, el niño debe retomar sus horarios habituales y abandonar progresivamente el horario de verano. Así, cuando llegue el primer día de colegio, ya estará más acostumbrado a levantarse pronto y a dormirse pronto, con lo que empezará la mañana descansado y relajado.
  • Evita la negatividad con tu propia “vuelta al cole”: Los niños aprenden mucho de lo que ven hacer a sus padres, y eso incluye también las reacciones emocionales. Si ven que tú te angustias y te deprimes al volver a tu trabajo, ellos tenderán a hacer lo mismo, mientras que si tú afrontas la vuelta a la rutina con normalidad y alegría, les será más fácil después retomar las clases.
  • Leyendo: Empieza a acostumbrarle a otro tipo de actividades: Antes de que las clases cambien sus rutinas diarias, es aconsejable que el pequeño vaya retomando, si bien poco a poco, algunas de las actividades propias del colegio, como son la lectura, el estudio, los deberes o las actividades extraescolares. Una buena táctica es volver a retomar los hábitos de lectura en casa (que pueden haberse relajado en verano) con libros o cuentos que el peque pueda disfrutar y que le ayuden a cambiar unas actividades de ocio por otras.
  • Háblale de las cosas buenas que le esperan en el colegio: El colegio tiene muchas cosas buenas, eso es evidente, pero el tener que cambiar las vacaciones por el estudio puede hacer que los niños se olviden de ellas. Habla con él de lo genial que es volver a ver a sus amigos, el recreo, o las cosas nuevas que va a poder hacer y aprender. Eso le ayudará a afrontar el nuevo año con más ganas.
  • Prepara con él las cosas para el cole: Involucra a tu peque en los preparativos de los días previos: las compras de material, el uniforme, la ropa, los libros de texto, las lecturas,… Así puede ir anticipando la vuelta al colegio de una forma amena e ir introduciéndose en el ambiente escolar más progresivamente.