mujerHoy

vivir

¿Alimentos triturados para los niños de seis meses?

Existe un manual en que el se recopilan las últimas evidencias científicas sobre la alimentación para evitar posibles riesgos para los bebés

Un bebé comiendo chocolate
Un bebé comiendo chocolate fotolia

Desde hace varios años existe una corriente a favor de que los bebés se alimenten de una forma natural, con alimentos frescos, poco procesados y, lo que es más llamativo, sin triturar y sin intervención directa de los adultos, aunque sí con un acompañamiento y seguimiento continuo. Se trata del BLW, Baby-led weaning que abarca todo lo que significa la alimentación: desde la nutrición hasta las habilidades necesarias, el desarrollo de la psicomotricidad fina o el descubrimiento de texturas.

Así, esta corriente se pregunta si necesitan los bebés de seis meses que un adulto les de alimentos triturados. A esta pregunta responde Lidia Folgar en su libro 'Aprender a comer solo'. Una obra en la que su autora defiende que los bebés no necesitan comer papillas o purés y que, además, pueden comer solos a la mesa como uno más.

Este sistema de alimentación denominado Baby-led weaning ya es muy popular en países como Reino Unido y está ganando adeptos por todo el mundo. Sin embargo, la mayoría de los profesionales sanitarios, desconocen su base científica y su parte práctica, lo que les impide realizar un adecuado asesoramiento a los padres y madres que eligen seguir este planteamiento con sus hijos, por lo que puede resultar peligroso.

Los padres y madres se informan por su cuenta y pueden acudir a fuentes no siempre fiables, por lo que es imprescindible dar a conocer en profundidad este enfoque ante profesionales sanitarios que trabajen con niños. En este manual se hace una recopilación de las últimas evidencias científicas sobre la alimentación complementaria y en concreto, sobre el planteamiento BLW, así como recomendaciones prácticas para evitar posibles riesgos e ideas de recetas saludables adaptadas a bebés que empiezan a comer con este enfoque.

Se trata de una obra dirigida tanto a profesionales sanitarios que trabajen con niños como pediatras, enfermeros de pediatría, dietistas-nutricionistas, y para padres o futuros padres de niños menores de un año. En él se recopilan las últimas evidencias científicas del método BLW de incorporación de la alimentación complementaria con consejos prácticos y recetas.

Su autora, Lidia Folgar es dietista-nutricionista por vocación, especializada en nutrición pediátrica, madre y aficionada a la cocina saludable. Entre otras formaciones es Graduada en Nutrición Humana y Dietética (UCAM) con un Máster en condicionantes genéticos, nutricionales y ambientales para el crecimiento y desarrollo (USC) y un curso de posgrado en nutrición en la infancia (UB). Se dedica a pasar consulta desde hace 10 años y a divulgar contenidos sobre nutrición y salud desde su blog y redes sociales. También colabora con diferentes medios de comunicación. Presenta este trabajo con el respaldo científico del que carecen muchas de las propuestas que se encuentran en la red y que pueden llevar a la confusión a los padres interesados.

Seguro que te interesa:

- Alimentos sólidos: un nuevo reto para los bebés

- Del pecho al sólido sin triturar la comida

- ¡Alimentación infantil! ¡Lis empieza a comer de todo!

- Papilla de frutas: en la variedad está el gusto


Horóscopo