mujerHoy

vivir

La depresión post parto también es cosa de los padres

Un estudio ha demostrado recientemente que los hombres también sufren cambios hormonales tras ser padres.

Un padre juega con su hijo.
Un padre juega con su hijo. Getty images

Los hombres también se ven sobrepasados por las emociones cuando son padres, y por el sentimiento de que no van a conseguir ser buenos padres. Los síntomas similares en las madres son perfectamente reconocibles y englobados en lo que conocemos como la depresión post parto, un síndrome que hasta ahora había dejado fuera a los hombres.

Sin embargo un estudio sueco publicado en la Revista Escandinava de Psicología afirma que un 8% de los nuevos padres sufren depresión post parto durante el primer año tras el nacimiento de su hijo. Las tasas de este mismo síndrome en las mujeres alcanzan entre un 13% y un 19%, pero según los expertos de la Sociedad Americana de Psicología esta diferencia puede explicarse porque el padecimiento esté poco diagnosticado.

La prevalencia de la depresión post parto en los hombres varía mucho de un estudio a otro. Los más alarmantes aseguran que un 25% de los hombres pueden sufrirla entre los tres y seis primeros meses después de la llegada de un hijo.

Los hombres sufren cambios hormonales al ser padres

Muchos de los factores que provocan la depresión post parto en las mujeres también afectan a los hombres. Por ejemplo, el cansancio extremo, un cambio dramático en el estilo de vida, un incremento de las exigencias de tiempo sobre su persona, estrés financiero y falta de energía. También se ha demostrado recientemente que los hombres sufren cambios hormonales tras ser padres, aunque no en la misma medida que las mujeres después del parto.

Tras entrevistar a 447 nuevos padres, los investigadores suecos descubrieron que las preguntas estándares que se emplean para diagnosticar la depresión post parto en las mujeres no funcionan para los hombres que sufren otros síntomas, entre ellos, irritabilidad, baja tolerancia al estrés y falta de autocontrol . Además, a los nuevos padres nadie intenta diagnosticarles una depresión. Ni siquiera se les suele preguntar cómo se sienten, dicen los autores del estudio, investigadores de la Lund University.

Cuando ajustaron las preguntas encontraron que un 27% de los hombres que ya habían entrevistados podrían estar deprimidos tras el nacimiento de su hijo. Lo más significativo es que no habían pedido ayuda, ni siquiera se lo habían contado a nadie. Entre los que, según el diagnóstico, podrían sufrir una depresión de moderada a severa el 83% ni siquiera había comentado su sufrimiento con nadie. "Decir que estás deprimido cuando debes estar contento por el nacimiento de un hijo es un tabú", dicen los autores. Unos síntomas que en los nuevos padres pueden extenderse más allá del primer año de vida del niño.

Para los hombres que estén pasando por algo similar los investigadores recomiendan hablar, abrirse a su pareja y a sus seres queridos acerca de sus sentimientos , los buenos y los malos. "No deben sentir miedo a reconocer que la paternidad es un trabajo duro que puede cambiar la manera en que se relacionan los nuevos padres entre sí y con su entorno", dice el estudio. También recomiendan pedir ayuda profesional cuanto antes si se sienten deprimidos o agitados o incapaces de hacer frente a la nueva situación porque creen que es mejor no perder tiempo sintiéndose solo y sin pasar tiempo de calidad con su hijo recién nacido.


Horóscopo