mujerHoy

vivir

Las tenistas acusan a Wimbledon de despreciarlas

Para las tenistas, Wimbledon es el torneo menos igualitario del Grand Slam.

La tenista española Garbiñe Muguruza.
La tenista española Garbiñe Muguruza. gtres

Ayer, en un partido de primer nivel, la tenista número uno del mundo, Angelique Kerber, perdió en tres sets ante la española Garbiñe Muguruza, finalista de torneo en 2015. A pesar de la trascendencia del choque, la organización de Wimbledon relegó el partido a la pista número dos, mientras que el concurso masculino discurría tranquilamente en las pistas centrales. "Para mí fue una sorpresa jugar en una pista pequeña", reconoció Kerber. "Pero, ¿qué podemos hacer? Solo jugar donde nos mandan".

La tímida reclamación de Kerber, sin embargo, se ve respaldada por los datos. En los primero siete días de torneo, 14 de los partidos jugados en la pista central han sido protagonizados por hombres y solo ocho por mujeres. Por descontado, ningún jugador masculino de primer nivel ha tenido que desplazarse a otra pista distinta de la central o la número uno en todo lo que va de siglo. Andy Murray, número uno mundial, respaldó las impresiones de Kerber sobre un favoritismo de la organización con los contendientes masculinos.

"No creo que nadie se atreva a decir que la programación es justa", admitió Murray. "Necesitamos encontrar la manera de que los partidos interesantes de hombres y mujeres encuentren igual hueco en las pistas centrales". Por ejemplo, Helena Ostapenko, finalista del Open francés hace solo un mes y ante casi 15.000 espectadores, eliminó a Elena Svitolina en la cancha número doce ante unos exiguos mil. Elena es la número 4 del ranking mundial. Para las tenistas, Wimbledon es el torneo menos igualitario del Grand Slam. La organización, sin embargo, aduce que no tiene favoritismos sexistas: "Programamos según los gustos de público y de las televisiones".


Horóscopo