mujerHoy

vivir

Ágatha Ruíz de la Prada, de cerca

Esta semana, ha presentado su colección en Nueva York y Madrid, tras vivir los meses más difíciles de su vida. Hablamos con la nueva Ágatha, más libre y divertida, sobre la familia, el dolor... y Pedro Jota.

Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma.
Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma. antón goiri

Está más guapa que nunca y se diría que le ha sentado estupendamente el divorcio de Pedro Jota Ramírez, si no fuera por el enorme dolor que le causó en su momento. Con 18 kilos menos, Ágatha Ruiz de la Prada ahora canta, baila, juega al golf y sale de casa todas las noches, algo impensable en ella hasta hace muy poco tiempo. Se diría que se ha reinventado en una adolescente con la cabeza muy bien amueblada. Esta semana ha presentado su colección en Nueva York y en Madrid. Con un punto importante de originalidad, sofisticación y extravagancia, nos hace de nuevo inmunes a la depresión con esa explosión de colores y formas, marca de la casa. Porque Ágatha nunca defrauda. A punto de terminar el verano, nos recibe en Mallorca, donde ha cargado las pilas durante dos meses. Eso sí, pegada al móvil y al ordenador porque ella no desconecta ni debajo del agua.

Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma.
antón goiri Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma.
Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma.
antón goiri Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma.
Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma.
antón goiri Ágatha posa en los jardines del Hotel Can Simoneta, en Mallorca, con uno de sus vestidos de su firma.

Mujerhoy Dos desfiles en la misma semana y un ali muy movidito...

Ágatha Ruíz de la Prada Es verdad. Este año no hemos parado, solo en junio he producido 60 noticias y los niños me están ayudando mucho.

Mujerhoy Los niños ya rondan los 30 años.

Ágatha Ruíz de la Prada Sí, Tristán es ahora el director general y Cósima se encarga más de la parte internacional.

Mujerhoy ¿Quién ha pedido a quién trabajar juntos?

Ágatha Ruíz de la Prada Si ellos hubieran tenido una visión clara de su futuro, como la tenía yo, y hubiesen querido ser médicos o escritores, lo habrían sido. Pero, como tantos niños de hoy, están un poco despistados. Les dije que esto era para ellos si lo querían.... Y estoy impresionada de lo mucho que les ha divertido.

Mujerhoy ¿Trabajar en familia es fácil?

Ágatha Ruíz de la Prada Sí, porque no nos vemos [sonríe]. Al principio pensé que sería estupendo viajar con ellos en vez de con mi equipo, pero ya he decidido que con Cósima no quiero viajar, porque lo paso criminal. Tristán es más divertido, pone paz. Los problemas gordos se los coloco a él.

Mujerhoy Tras la separación, sus hijos se han quedado a vivir con usted.

Ágatha Ruíz de la Prada Y me entusiasma, porque es como si fuera Navidad todo el año. No hay nada que me guste más que el que mis hijos vivan conmigo. Si estuvieran casados y tuvieran niños, no podrían hacerlo; pero procuraría tener a los nietos conmigo el mayor tiempo posible. Yo me fui de casa de mis padres para vivir con Pedro Jota; si no, no me habría ido nunca; no veo la necesidad de marcharte de donde te hacen la comida, te planchan la ropa y estás fenomenal.

Mujerhoy Hay quien prefiere ser libre e independiente.

Ágatha Ruíz de la Prada Yo tenía en casa de mi madre toda la independencia y la libertad del mundo.

Mujerhoy Sorprende esta teoría en una mujer que ha sido la avanzadilla de su generación.

Ágatha Ruíz de la Prada Es que me encanta llegar a casa y que haya jaleo, no me gusta estar sola. Ahora les he pedido a mis hijos que, por lo menos, se queden un año.

Mujerhoy ¿Les ha costado volver a vivir con usted?

Ágatha Ruíz de la Prada Nada, están arrebatados porque han estado viviendo solos unos años y yo intento corromperlos a tope con que la comida esté lo mejor posible, con que todo se lo laven y se lo planchen...

Mujerhoy Es usted una señora bien que ha pasado olímpicamente de convencionalismos, pero que, en el fondo, no reniega de ellos.

Ágatha Ruíz de la Prada Es que todo el mundo tiene contradicciones. Sigo teniendo la mentalidad de pasarme dos meses de vacaciones, siempre con la rabia de no pasar tres, que es lo que hacían mi bisabuela, mi abuela y mi madre. Y, por ejemplo, no me gusta el golf, pero juego todas las mañanas, porque es lo que hay que hacer.

Mujerhoy Provoca cuando quiere y se vuelve tradicional cuando le interesa.

Ágatha Ruíz de la Prada Exacto, no me quito de lo bueno del pasado, es abdsurdo.

Mujerhoy ¿Qué le hace enfrentarse a su familia por unos títulos nobiliarios?

Ágatha Ruíz de la Prada La historia es la siguiente: mi abuelo, en vida, repartió algunos títulos con sus hijos y a mi madre le prometió darle otros, pero luego no le dio nada, porque siempre le pareció que Ruiz de la Prada era un poco hortera para la época. Mi abuelo esnobeaba mucho a su yerno, que nunca le cayó bien y, mucho menos, cuando se separó de su hija. Esto hizo que pagara el pato mi madre y que en la familia la trataran peor. Luego, cuando murió mi abuelo, repartieron siempre en contra de ella, siempre se portaron mal con ella.

Mujerhoy La ley de sucesión nobiliaria daba preferencia al primogénito varón y usted fue una de las que forzaron el cambio. ¿Lo hizo por rabia o porque le apetecía ser Grande de España?

Ágatha Ruíz de la Prada Lo hice porque soy la nieta mayor, pero fundamentalmente porque estaba convencidísima de que era lo justo. Cuando murió mi tío Carlos, que era el mayor y estaba soltero, otro de mis tíos cogió a mi madre de los pelos, la llevó a un notario y le hizo renunciar a sus derechos. Y ella, que tenía miedo a sus hermanos, firmó y no me lo dijo. Pero, cuando uno de mis tíos pidió los títulos, mi madre me dijo que los reclamara yo.

Mujerhoy Ella renunció, pero no por sus descendientes.

Ágatha Ruíz de la Prada Claro, ahí pensé: "Te has equivocado, bonito. Una cosa es torear con mi madre, que nunca ha trabajado y no se atreve a ciertas cosas por miedo, y otra muy distinta es pelear contra mí". Lo hice por ella y lo conseguí después de luchar mucho. En esto Cósima es como yo: me defiende a muerte, como yo he defendido a muerte a mi madre.

Mujerhoy Supongo que muchas mujeres le habrán agradecido que ganara esa batalla.

Ágatha Ruíz de la Prada

¡Muy poco! En la Diputación de la Grandeza creo que me odian y que, si voy, me muerden. No voy a sus reuniones porque no hay nadie a quien no conozca.

Mujerhoy Ha estado 30 años junto a un hombre poderoso e influyente, ¿pasó a ser la 'mujer de'?

Ágatha Ruíz de la Prada Cuando conocí a Pedro Jota, no era ningún match y a mi madre le parecía lo peor del mundo: un señor de Logroño que, encima, estaba casado. ¡No te quiero decir lo que les parecía! En aquella época era yo la que tenía más mundo, él tenía muy poquito.

Mujerhoy ¿Al lado de Pedro Jota sintió poder?

Ágatha Ruíz de la Prada Yo desde pequeñita estaba muy metida en cosas de poder: mi abuelo materno pasaba dos o tres meses al año con don Juan en Estoril. Cuando don Juan iba a Barcelona, vivía en casa de mis abuelos, y también don Juan Carlos. Y en Madrid, vivíamos, puerta con puerta, con Antonio Garrigues Walker, en un momento en el que don Antonio padre trajo a Jackie Kennedy a España. Con cinco años recuerdo, en Barcelona, esperar en la escalerita del avión a doña Sofía para darle un ramo de flores. Desde pequeña, he conocido a toda la gente importante de Madrid y Barcelona. Aunque reconozco que, con Pedro Jota, he conocido todavía a más.

Mujerhoy A los 20 años montó su primera colección, ¿le ayudaron?

Ágatha Ruíz de la Prada Lo que me permitió hacer lo que me dio la gana a esa edad fue que vivía en casa de mi madre y no tenía que pagar un piso, una muchacha... De no ser así, no habría podido hacerlo tan pronto. Todas mis energías y mi dinero los reinvertía -lo sigo haciendo- en mi trabajo. Ahora tengo muchas cosas, pero poco cash. Estoy acostumbrada a la fortuna y a no tener dinero. Tener poco cash me excita.

Mujerhoy Como catalana, ¿es una mujer poco dada al gasto?

Ágatha Ruíz de la Prada Sí, vengo de una familia austerísima. No tengo joyas, no soy nada gastosa, me da igual viajar en business que en turista, los muebles de esta casa tienen 50 años... y, además, eso me reta. Mi bisabuela Águeda, que era una de las señoras más ricas de Barcelona, no se sentaba en las sillas para no gastarlas.

Mujerhoy ¿Y dónde se sentaba?

Ágatha Ruíz de la Prada Ponía una tela encima para no gastar la tapicería. A mí, como a las mujeres de mi familia, no me gusta vender mis cosas. Si tuviera que vender esta casa de Mallorca o la de Madrid, que se me ha quedado grande, me daría una rabia tremenda. Y la finca a la que voy los fines de semana, que era de mi abuelo y luego de mi madre, tampoco quiero perderla.

Mujerhoy ¿Le tiran mucho las raíces?

Ágatha Ruíz de la Prada Mucho. En Madrid vivo a una manzana de la casa donde vivía de pequeña y la veo desde la ventana. Veraneo en Mallorca, donde venía de pequeña, y la finca la conocí cuando tenía 15 días. La gozada es que, tras dar mil vueltas, estoy haciendo la misma vida que cuando tenía cinco años.

Mujerhoy Pero en su familia las mujeres no trabajan.

Ágatha Ruíz de la Prada No, y eso es malísimo. Mi madre nunca trabajó y una vez quiso hacerlo conmigo: le di una escoba y la puse a barrer, pero no duró.

Mujerhoy ¿Usted barre mucho?

Ágatha Ruíz de la Prada Sí, y me encanta. De hecho, una de las colecciones nuevas es de escobas, recogedores, cubos... Ahora está más de moda cocinar, pero no sé cocinar ni me divierte.

Mujerhoy ¿Ha estado de moda barrer alguna vez?

Ágatha Ruíz de la Prada Yo tengo la teoría de que, cuando barres, ordenas, limpias o planchas, te limpias la cabeza de muchos problemas. Para mí, barrer y limpiar es una terapia que me sirve para aclarar ideas.

Mujerhoy ¿Le gusta salir de compras y perderse por las tiendas?

Ágatha Ruíz de la Prada Nada, me aburre muchísimo. Se puede decir que visto de Agatha en un 99,5%.

Mujerhoy ¿Sabe lo que entra, lo que sale y lo que debe en su negocio?

Ágatha Ruíz de la Prada ¡Todo! Y lo sé al día. A las ocho de la mañana, que es mi hora más lúcida, me pongo con la contabilidad y me divierte que me mata: estoy súper encima.

Mujerhoy Cuenta que su mayor ilusión fue tener hijos.

Ágatha Ruíz de la Prada Sí, y tenerlos me transformó muchísimo. Sobre todo me encantó la primera experiencia; la segunda, también, pero con la primera me volví loca. Ahora, me hace una ilusión bestial tener nietos.

Mujerhoy Vivió 30 años con Pedro Jota y se separaron a los tres meses de casarse, ¿me lo explica?

Ágatha Ruíz de la Prada No lo sé, quizá para facilitar la ruptura, porque si no estás casado no te puedes divorciar. A lo mejor, sin saberlo, me casé para divorciarme. ¡Otra explicación no hay!

Mujerhoy ¿Quién le propone a quién casarse

Ágatha Ruíz de la Prada Pues no lo sé, es una duda que tengo: creo que fui yo, pero que Pedro Jota lo aceleró por problemas con El Español, porque me quería regalar unas acciones... y porque parecía más fácil que mis hijos heredaran los títulos. Me casé por lo civil, pero sin ilusión. Y, una vez casada, me planteé hacerlo también por la Iglesia. Aunque conozco muchas parejas que han estado sin casarse 30 años y después de hacerlo han durado tres meses.

Mujerhoy Dice que, tras separarse adelgazó 10 kilos en una semana, ¿dejó de comer?

Ágatha Ruíz de la Prada No, comía lo mismo; fueron los nervios, que me aceleraron. Tres días después de decirme que se quería separar, anduve por lo menos 25 kilómetros, no podía estar quieta. Una amiga adelgazó siete u ocho kilos por acompañarme.

Mujerhoy Ha perdido 18 kilos y se la ve mejor que nunca.

Ágatha Ruíz de la Prada Es que estoy mejor que nunca. Ahora me cabe toda la ropa que antes no me entraba.

Mujerhoy ¿Se ha acostumbrado ya a la soltería?

Ágatha Ruíz de la Prada Te vas a reír, pero los primeros días yo quería cambiar a Pedro Jota por otro... y parecido, además. Mis amigas me decían que era imbécil [Risas]. Luego, según pasan los días, te vas acostumbrando y llega un momento en que estás feliz sola.

Mujerhoy ¿Está feliz como parece?

Ágatha Ruíz de la Prada Estoy feliz, sí; como si me hubiera quitado 30 años de encima, aunque hay cosas que siguen doliendo. Sé que hay mujeres que se hunden y, 20 años después, están casi como el primer día. Ahora hago cosas que no he hecho en mi vida: bailo, canto... Es verdad que me llevé un susto de muerte, pero la cabeza la tuve más lúcida que nunca. Firmé el divorcio en cinco días y me di cuenta de que tenía que ponerme las pilas y cortar por lo sano.

Mujerhoy Sin embargo, aguantó el escándalo del vídeo de Pedro Jota con aquel corsé rojo... ¿Llegaron a un pacto: no nos divorciamos pero tú te quedas en Madrid y yo me voy a París?

Ágatha Ruíz de la Prada No, eso le gustaría a mucha gente. Yo no hago pactos de ese tipo. Ya ves que, en este caso, ante la mínima insinuación de separarnos, corté: "No es que te quieras separar, es que ya estás separado".

Mujerhoy ¿No se planteó separarse de Pedro Jota, entonces antes que tragarse aquel feo asunto?

Ágatha Ruíz de la Prada No, no quería que quienes le prepararon aquello se salieran con la suya. Me tomé a sus enemigos como si fuera Don Quijote: yo era 20 veces más enemiga de sus enemigos que él. Aquello fue contra Pedro Jota y era tan bajo... En cambio, esto es contra mí, es muy distinto.

Mujerhoy ¡Ya! Pero a cada uno le ponen la trampa en la que puede caer, ¿no?

Ágatha Ruíz de la Prada Mmmm... Preferí defenderle antes que culparlo a él. Además, aquello me protegió durante muchos años y Pedro Jota se portó mejor de lo que le habría gustado. Lo perdoné, porque quiso que lo perdonara. También te digo: si te hacen una putada una vez, tiene la culpa él; si te la hacen dos veces, tienes la culpa tú.

Mujerhoy ¿No se le rompió algo dentro después de ver aquel vídeo?

Ágatha Ruíz de la Prada Yo creo que, en el fondo, sí. No habría tenido un tercer hijo con Pedro Jota ni loca después de eso. Luego algo quedó, sí.

Mujerhoy ¿Dónde encontró más apoyo entonces: entre las mujeres o entre los hombres?

Ágatha Ruíz de la Prada No lo sé, pero tuve muchísimo apoyo, como ahora. La gente se está portando de alucinar, incluso la que no conozco. Supongo que unos me ayudan porque me tienen afecto y otros, por jorobar a Pedro Jota; las dos cosas me vienen muy bien.

Mujerhoy Entonces quedamos en que no se fue a vivir a París por quitarse un poco de en medio.

Ágatha Ruíz de la Prada No, me dieron la oportunidad de trabajar allí y la pillé al vuelo. París es lo más difícil para la moda y me curtió muchísimo. Después, cuando llegué a Nueva York, que es tela marinera, ya estaba acostumbrada. Amancio Ortega me dijo que una de sus primeras tiendas internacionales la abrió en París y le enseñó muchísimo.

Mujerhoy ¿Y sigue siendo duro?

Ágatha Ruíz de la Prada Cuando consigues entrar en París, los franceses te respetan más que los españoles como artista, pero aquel país es dificilísimo. De los grandes de mi época -Gaultier, Castelbajac...- no hay ninguno que no haya cerrado o vendido. Con todo, París me entusiasma.

Mujerhoy ¿Qué vida hace fuera del trabajo?

Ágatha Ruíz de la Prada Llego a casa a las 8,45 y a las 9,10 salgo: ¡todos los días! Noto que tengo que hacerlo y encuentro divertidísima a gente que antes no me llamaba la atención. No sabes lo diferente que me ven los señores. Ahora hay una posibilidad y esa posibilidad es divertidísima [Risas]. Me paso el día pegada al correo y vigilando las rayitas del WhatsApp, como si tuviera 17 años.

Mujerhoy ¡Vamos, que se vuelve a enamorar en breve!

Ágatha Ruíz de la Prada No lo sé, pero de momento estoy divertidísima con todo esto.

Una marca global

Esta ha sido la semana de Ágatha Ruiz de la Prada: el martes 12 desfiló en la Fashion Week de Nueva York, y solo tres días después, el viernes 15,en la de Madrid. Los dos desfiles suponen una confirmación del buen momento que vive la firma. En la actualidad, su ropa para mujer, hombre y niños se vende en más de 140 países y tiene tiendas propias en Madrid, Barcelona, París, Nueva York... Además, crea perfumes, complementos, papelería, ropa y utensilios para la casa.


Horóscopo