mujerHoy

vivir

Serena Williams teme que traten a su hija como a ella

Serena escribe una emotiva carta a su hija...

La tenista Serena Williams cuando aún estaba embarazada.
La tenista Serena Williams cuando aún estaba embarazada. getty

Después de colgar las primeras fotos de su niña recién nacida, Serena Williams ha querido escribirle una emotiva carta a su madre en la que expresa su temor ante la posibilidad de que su hija tenga que pasar por las mismas críticas y descalificaciones que ella tuvo que escuchar desde niña. Serena habla sobre sus problemas a la hora de aceptar su propia cuerpo, sobre cómo la llamaban 'hombre' o la acusaban de tomar drogas debido a su facilidad para muscularse, cosas que su propia hija, tan parecida a ella, podría tener que enfrentar. Esta es la carta que, sobre estos asuntos, publicó ayer en su perfil de Instagram:

Querida Mamá,

Eres una de las mujeres más fuertes que conozco. Estaba observando a mi hija (OMH, sí, ¡tengo una hija!), y tiene mis mismos brazos y piernas. Exactamente el mismo cuerpo poderoso y musculoso, con brazos sensacionales. No sé cómo reaccionaría si ella tuviera que pasar por todo lo que yo he pasado desde que cumplí 15 años hasta el día de hoy.

Me han llamado hombre por parecer demasiado fuerte para ser una mujer. Han dicho que tomo drogas (No, siempre he sido demasiado íntegra como para comportarme de manera deshonesta solo por tener una ventaja en la competición). Se ha dicho que no debería competir en el concurso femenino sino en el masculino porque parezco mucho más fuerte que las otras tenistas (No, simplemente yo trabaja muy duro y nací como este tremendo cuerpo del que me siento tan orgullosa).

Pero, mamá, no estoy segura de cómo te controlabas para no explotar cada vez que un reportero o cualquier otra persona, sin duda un 'hater', se manifestaba completamente ignorante a la hora de entender el poder de las mujeres negras. Estoy orgullosa de haber podido demostrar que algunas mujeres tenemos este aspecto. No somos todas iguales. Somos curvilíneas, musculosas, altas, bajas... pero todas somos mujeres y todas estamos orgullosas de serlo.

Eres tan elegante, que solo deseo poder seguir tus pasos. Lo intentaré, aunque sé que aún tengo cosas que aprender. Me queda una larga tarea por delante, pero gracias. Gracias por darme el ejemplo que necesitaba sobre cómo soportar todas las adversidades que hoy recibo como retos que puedo disfrutar. Espero poder enseñárselo a mi hija Alexis Olympia y que ella adquiera la misma fortaleza que tú tienes.

Prométeme, mamá, que continuarás ayudándome. No estoy segura de ser ahora mismo tan humilde y fuerte como tú, pero espero igualarte algún día. Te quiero.

Tu pequeña,

Serena


Horóscopo