Habla entusiasmado de 'Vis a vis', de la propuesta formal, del reparto, de la acogida y de la protagonista, Maggie Civantos. Repasamos con Roberto Enríquez, que da vida a Fabio, un ex policía reconvertido en funcionario de prisiones, las luces y las sombras del thriller carcelario de Antena 3.

Llevaba casi dos años sin trabajar para una serie televisión y deja muy claro por qué. Además de que tenía que tratarse de una propuesta que pudiese compaginar con su momento vital (hace más de tres años se convirtió en padre de mellizos), existía otra premisa que un proyecto tenía que cumplir, que le entusiasmase, que quisiese implicarse hasta el fondo (por el guión, por el personaje, por el director o por las tres cosas a la vez) y en el caso de 'Vis a vis' la premisa, según explica, parece haberse cumplido con creces.  

Roberto Enríquez compara 'Vis a vis' con las series de la HBO, "por el modo con el que se juega con los planos, por los flashbacks que plantea y por el hecho de que no cuente la historia de un modo lineal y explícito sino sembrando incógnitas en el espectador para que éste se haga preguntas". De hecho, afirma que ve la serie más cercano a 'Prison Break' que a 'Orange is the new black' , por el tono y el aroma que se respira en la trama. "Con 'Orange is the new black' puede haber coincidencias estéticas como que la historia se cuente desde una cárcel de mujeres privada, que las presas vistan de un color y que la protagonista sea rubia, pero creo que en 'Vis a vis' el humor es más negro y la historia más dura", explica el actor.  

Además del planteamiento formal, de guión y de los elementos novedosos que, a su juicio, aporta la serie de Globomedia en el marco de la televisión española, el elenco es, para Enríquez, uno de sus grandes puntales. Para sus compañeros sólo tiene halagos. "No sólo hay gente muy consagrada como Carlos Hipólito, Najwa Nimri, Ana Labordeta o Cristina Plazas, pues el talento también está en las caras menos conocidas, aunque muchas de ellas ya sean unas 'crack' en su país (María Isabel Díaz, en Cuba) o en su región (Laura Baena, en Andalucía). Alba Flores está sobresaliente y con Alberto Velasco he conectado desde el primer minuto, pero la que me ha dejado ojiplático es Super Maggie Civantos. Se mete entre pecho y espalda todas las circunstancias y las vive a muerte, juega al borde de la comedia ácida de un modo magistral y soporta mucho peso y responsabilidad en la serie", argumenta el actor, quien confiesa que está "enamorado" de todos y cada uno de los participantes en la serie.

Su personaje, Fabio, es además uno de esos personajes oscuros, no en cuanto a sus intereses o intenciones, según comenta Enríquez, pero sí en lo que se refiere a sus conflictos internos. Fue un policía con un gran expediente, pero tuvo que dejar su carrera para convertirse en funcionario de prisiones después de que su mujer se quedase ciega tras ser atacada por una banda del este a la que él intentó acorralar en una exhaustiva investigación. "Es brutal el sentimiento de culpa con el que vive Fabio por lo que le pasó a su mujer, pero a la vez siente que su renuncia a ser policía es un gran sacrificio pues para él es algo vocacional. Es un tipo de acción, que siente y piensa como un policía y que amaba su trabajo, con todos los riesgos que implicaba. De alguna manera se siente castrado y el conflicto interno se acrecienta aún más cuando en la cárcel en la que él trabaja se produce un asesinato", comenta.  

A la hora de preparar su personaje confiesa que se interesó, sobre todo, por saber cómo es el tipo de relación que existe entre un funcionario de prisiones y los presos. Para ello no dudó en consultar a dos amigos personales, un hombre y una mujer, que trabajan como funcionarios en cárceles españolas. "La lectura que hice de las dudas que les consulté es que se trata de una realidad dura, difícil y que las relaciones en la cárcel, de alguna manera, están mediatizadas por intereses distintos. Se marcan las distancias, aunque siempre se intente ser lo más humano posible, pero la realidad es la que es y la distancia es un modo de protegerse", comenta.  

El tercer capítulo de 'Vis a vis' (lunes, a las 22,30 horas en Antena 3) situa a Fabio al límite después de conocer la muerte de Paloma, amiga y compañera de la cárcel. La audiencia ha refrendado hasta ahora la propuesta de 'Vis a vis', que en su estreno se situó por encima de 'La que se avecina' (Telecinco), con un 22,4% de cuota de pantalla (4.308.000 espectadores) y en el segundo capítulo logró el 21,4% de share (4.057.000 espectadores).